Claves Del Día
Fecha de publicación: 2017-05-03
  Ver Fotogalería

El Salvador: Francesa Neoen activa central fotovoltaica de 101 MW

El proyecto es el primero de su tipo a gran escala en el país. El costo de la generadora renovable es de US$151 millones.

Por José Barrera - estrategiaynegocios.net

El Salvador comenzó a aprovechar la radiación solar para producir energía eléctrica a gran escala con la puesta en operación de la primera planta de este tipo a cargo de la multinacional francesa Neoen.

El proyecto, ubicado en El Rosario, en el departamento de La Paz, inyecta desde el 2 de mayo 101 megavatios (MW) a la red eléctrica local y promete sacar del mercado motores alimentados por hidrocarburos y disminuir la emisión de 114.000 toneladas de CO2 al año.

Neoen1(800x600)

La planta, dividida en dos subcentrales (de 76 MW y 25 MW) suma una nueva fuente a la matriz de generación eléctrica local, la cual está compuesta por centrales térmicas (motores alimentados por hidrocrburos), hidroeléctricas, geotérmicas, biogás (producido por los gases de la descomposición de basura en vertederos) y biomasa (principalmente de la combustión del bagazo de caña de los ingenios azucareros).

Neoen inició operaciones en el país centroamericano tras ganar -en 2014- una primera licitación para la producción de 76 MW bajo la modalidad de contratos de largo plazo.

Dicho esquema es impulsado por el gobierno y puesto en marcha en coordinación con las distribuidoras de energía y que está impulsando la diversificación de la matriz y que pretende dar estabilidad a los precios del megavatio.

neo1.1(800x600)

Lea más: Neoen invierte US$151 millones en generadora fotovoltaica en El Salvador

Emmanuel Pujol, director general de Neoen para Centroamérica y el Caribe, sostiene que la planta fue construida en un tiempo récord y destacó que este esfuerzo permite crear infraestuctura para el futuro del país.

Neoen ha invertido US$151 millones, de los que US$30 millones corresponden a fondos propios, mientras que US$88 millones fueron financiados por la Corporación Internacional de Inversiones (brazo financiero del Grupo Banco Interamericano para el Desarrollo) y del Fondo Climático Canadiense para el Sector Privado de las Américas, y de US$30 millones gestionados por Proparco, una filial de la Agencia Francesa de Desarrollo.

El crédito fue otorgado por un plazo de 18.5 años, y contempla la construcción, operación y mantenimiento de la planta de energía solar fotovoltaica y sus instalaciones asociadas.

La planta es una de las más grandes de Centroamérica y es parte de una nueva ola de generadores que aprovechan la radiación solar en el istmo.

El vicepresidente de la República, Óscar Ortíz, explicó durante la inauguración que el sector energético es uno de los más activos y anticipó que en los próximos dos años el sector tendrá una inyección de 739 MW de energía al sistema por parte de generadores privados, los que representan un valor de US$1624 millones.

En Guatemala, Horus Energy administra una central con capacidad de 80 MW en Chiquimulilla; mientras que en Honduras, la Compañía Hondureña de Energía Solar S.A. y Solar Power S.A. operan en Nacaome, una planta con capacidad de 145 MW; y en Panamá la italiana Enel Green Power administra a Sol Real, que opera cinco plantas con capacidad de productir 42 MW.

Neoen está lista para ampliar su capacidad en El Salvador, para abril 2019 estará en línea Capella Solar, otra subsidiaria de la multinacional que tendrá capacidad de 137 MW. En este proyecto se esperan invertir alrededor de US$150 millones.

neo2.1(800x600)

"Estamos muy satisfechos por que comienza una nueva era para la matriz energética del país", dijo a eyn.net Gustavo Simán, presidente de Providencia Solar.

El ejecutivo salvadoreño dijo que esta tecnología permitirá bajar los costos de la electricidad, detalló que la generadora solar venderá el megavatio a US$101.90 mientras que en promedio anda este ronda los US$140, algo que califica como "una reducción importante que tendrá beneficios para los usuarios".

La gneradora solar se construyó en 10 meses, una obra que demandó de 600 obreros, mientras que en la etapa de operación ya laboran alrededor de 40 personas de forma directa que han sido entrenados para esta nueva labor.

Neoen tiene su sede en Francia, pero opera en países como Portugal, Mexico y Argentina, donde desarrolla e invierte en energías renovables. La empresa tiene una capacidad instalada por el orden de los 1.000 MW, de los que el 50% es solar y y 50% eólica.

RELACIONADAS