Claves Del Día
Fecha de publicación: 2016-12-22

El e-commerce ya mueve US$1.628 millones en Centroamérica

El comercio electrónico en la región creció 13% entre 2013-2015. En ese periodo, pasó de US$1.271 millones a US$1.628 millones, siendo Costa Rica y Panamá los mercados de mayor consumo.

Por Roberto Fonseca L. - estrategiaynegocios.net

El Vicepresidente de Productos Visa para la región de Latinoamérica y el Caribe, señor Vicente Echeveste, aseguró en entrevista a E&N que en el mundo Visa, Centroamérica presenta tasas de crecimiento anuales superiores al resto de América Latina y el Caribe.

En su análisis, Echeveste valoró que este crecimiento en el uso del dinero de plástico en el mundo Visa, se explica por múltiples razones, entre ellas un cliente mejor informado que reconoce la comodidad y seguridad, los programas de lealtad que impulsan en alianza con los bancos emisores y; sobre todo, que estamos viviendo la globalización del consumo, donde las compras por internet representan el 40% del volumen de compras internacionales en la región.

Vicente Echeveste, VP de Productos Visa Latinoamerica y el Caribe(380x285)


¿Cómo y cuánto ha crecido el mercado regional de usuarios de tarjetas de crédito en Centroamérica y Panamá en los últimos cinco años?
En Visa Latinoamérica en los últimos 5 años (2011-2015) el número de tarjetas ha crecido un 9%, aumentando un promedio de 2% año tras año.

¿Qué factores cree que están favoreciendo o impulsando el consumo con las tarjetas de crédito en Centroamérica?
Existen factores determinantes que explican el crecimiento en el uso de las tarjetas a nivel no solo de Centroamérica, sino de América Latina. El cliente de hoy esta más informado, y reconoce la comodidad y seguridad que le brinda el uso de las tarjetas para realizar sus compras.

Nos hemos esforzado en ir mas allá de los programas de lealtad y generar beneficios disponibles, para un mayor número de personas, acorde con sus necesidades diarias, por ejemplo, la mayoría de los compradores invierten tiempo en comparar los precios de los artículos que van adquirir hasta lograr la mejor oferta. Como respuesta a esta necesidad, a partir del primero de octubre de este año, todos nuestros clientes Visa cuentan con la “Garantía del mejor precio”, ofreciéndoles mayor satisfacción en su compra.
Por otra parte, la aceptación ya no conoce fronteras y si bien es cierto que cada vez son más los comercios que prefieren las tarjetas como medio de pago, el gran detonante de los consumos, principalmente internacionales, se presenta en las compras en línea.

Estamos viviendo la globalización del consumo, donde las compras por internet, representan, alrededor del 40% del volumen de compras internacionales en la región y con grandes expectativas de continuar creciendo, por lo cual seguimos trabajando en proveer alternativas que reduzcan la fricción y faciliten la compra, brindando a su vez seguridad como es el caso de Visa Checkout (botón de pago en línea), Visa Token Services (un número sustituto al número de cuenta original que se protege mediante protocolos de seguridad) y demás herramientas digitales que fortalecen la confianza de los consumidores y nos otorgan su preferencia.

¿Qué peso tiene Centroamérica con respecto a América Latina en el uso del dinero plástico?
En el mundo Visa, Centroamérica ha presentado un comportamiento muy positivo, con márgenes de crecimiento porcentual en volumen de pagos con tarjetas de alrededor del 10%, por encima incluso del crecimiento de la región.

Cuando comparamos el volumen de compras como porcentaje del volumen total (Compras+ retiros de efectivo), Centroamérica presenta un 46% de penetración en los comercios, arriba del resto de la región. Por ejemplo, en el caso de tarjetas de débito, Centroamérica ha mostrado un uso de las tarjetas en los comercios también por encima del promedio regional.

¿Qué países de la región están a la cabeza y cuáles están rezagados?
Cada país tiene diferentes niveles de desarrollo con relación a infraestructura de aceptación, migración a microcircuito, pagos por proximidad, desarrollo de comercio electrónico, etc.

Centroamérica siempre ha mostrado mucha apertura a la implementación de nuevas tecnologías. Por ejemplo, en los últimos tres años (2013-2015) en la región, el comercio electrónico ha crecido un 13%. Es decir, pasó de US$1.271 millones en el 2013 a US$1.628 millones en el 2015, siendo Costa Rica y Panamá los mercados con mayor consumo, en el 2015: US$465 millones y US$446 millones respectivamente, según estudios de comercio electrónico de Visa.

¿Está contribuyendo el hecho de que ahora hay un portafolio más amplio de tarjetas de crédito vinculadas a empresas de combustibles, de líneas aéreas, de establecimientos comerciales, etc?
En Visa trabajamos de la mano con los comercios para llevar a los consumidores productos relevantes que respondan a sus preferencias y necesidades. Las alianzas con comercios clave tales como aerolíneas, gasolineras, tiendas departamentales, y demás, nos han permitido incrementar la penetración de nuestros productos y acceder a nuevos consumidores que se ven atraídos por nuestra propuesta de valor y los beneficios y promociones que ofrecen estas empresas.

La afinidad de los clientes con la marca Visa y con dichos comercios ha apoyado el incremento en el uso de las tarjetas, entendiendo que nuestra misión sigue siendo llegar a los consumidores con productos novedosos y seguros que faciliten sus pagos.

¿Cómo describiría a los principales usuarios de tarjetas de crédito en la región en términos generacionales, sexo, etc.?
La tenencia de tarjetas de crédito ha sido muy masificada, y hoy día, encontramos ofertas de productos para todo nivel socioeconómico y de edad. Si bien es cierto, se observa mayor uso de los productos de crédito entre los clientes mayores de 35 años, que se explica en parte por su mayor capacidad de consumo y cierta historia crediticia obtenida en sus primeros años de trabajo, la realidad muestra grandes esfuerzos en el caso de los emisores centroamericanos por generar programas dirigidos a consumidores más jóvenes, quienes representan 1/3 parte de la población en nuestros países y para los cuales se están creando propuestas con características acordes con su etapa de vida, iniciando en la mayoría de los casos con una oferta dentro de las categorías de tarjetas de débito y prepago, pero migrando rápidamente hacia la oferta de tarjetas de crédito con beneficios relacionados a compras protegidas, garantía de precios, mayor flexibilidad en los pagos, comercio en línea, entre otros.

En el caso particular de Centroamérica, hemos visto además una gran acogida de nuestros productos por parte de los segmentos afluentes, donde los volúmenes de consumo han crecido a doble digito en los últimos años.

Por otra parte, aunque en menor escala, el segmento masivo sigue incrementando en acceso y consumo con las tarjetas de crédito, y vemos la oportunidad de seguir trabajando con este segmento para mantener el liderazgo de Centroamérica dentro de la región.

¿Qué impacto ha tenido la introducción de nuevas tecnologías y la incursión de la generación millennial?
Con la llegada del acceso comercial a Internet, el número de tecnologías que llegan al mercado han crecido de manera exponencial. Estas, están impactando los modelos tradicionales, lo que está cambiando nuestra forma de interactuar y hacer negocios. La tecnología chip, los pagos sin contacto, pagos móviles y pagos persona a persona, reducen la fricción y mejoran enormemente la experiencia de uso manteniendo la seguridad y confiabilidad.

La aparición y penetración de los teléfonos inteligentes, ha sido también determinante para la evolución de los medios de pago. La generación “Y” o mejor conocida como Millennial, juega un papel muy importante en la adopción de nuevas tecnologías, particularmente en los medios de pago.

Por ser un grupo demográfico con características únicas en cuanto frecuencia de conexión a la red, así como la exigencia en la experiencia de pago y que cada vez aumenta su necesidad de consumo. Todo esto hace que se den las condiciones para una acelerada adopción de medios de pago basados en mejor experiencia de uso, conveniencia y seguridad.

Por ejemplo, la introducción de las billeteras móviles en la región permiten hacer transacciones presenciales sin contacto en el punto de venta. En América Latina y el Caribe, estamos en una fase de preparación de infraestructura para apoyar las transacciones “contactless.”

Este verano, se lanzaron las primeras implementaciones de Samsung Pay en Brasil y Puerto Rico así como la primera de Android Pay en Puerto Rico. Panamá por ejemplo, tiene una alta penetración de teléfonos inteligentes y a nivel industria se están preparando las condiciones para impulsar las billeteras móviles en este país y en el resto de Centroamérica.

RELACIONADAS