Claves Del Día
Fecha de publicación: 2016-10-26

El Salvador: El caso Charlaix conecta con el expresidente Saca y el partido ARENA

El exsecretario de la presidencia en la administración Saca, Elmer Charlaix, no ha podido justificar el origen de US$18 millones. Según las investigaciones, el partido ARENA es uno de los favorecidos con el flujo del dinero.

Por La Prensa Gráfica

"A nombre del presidente Saca se libraron más de US$15 millones y fueron trasladados a la cuenta de (su exsecretario privado en la presidencia Elmer) Charlaix", dijo hoy el magistrado de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Sidney Blanco, en una entrevista en la televisión salvadoreña.

Blanco expuso este modo de operación en torno del caso de enriquecimiento ilícito contra el exsecretario, quien no ha podido justificar el origen de US$18 millones. Según las investigaciones, el partido ARENA es uno de los favorecidos con el flujo del dinero de las cuentas de Charlaix.

Este es el segundo caso donde las autoridades descubren que el partido tricolor aparece como destinatario de fondos públicos apropiados por personas acusadas de enriquecimiento ilícito.

El expresidente Saca también tiene abierto un juicio civil por enriquecimiento ilícito luego de no poder justificar cerca de US$6 millones durante las auditorías realizadas por la Sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Saca gobernó El Salvador desde 2004 hasta 2009 y es el segundo gobernante de ARENA acusado de este delito. El primero fue el ya fallecido Francisco Flores, acusado de desviar US$15 millones de un donativo de Taiwán para las víctimas de los terremotos de enero y febrero de 2001.

Según la Fiscalía General de la República (FGR), US$10 millones terminaron en las cuentas de ARENA y US$5 millones en sus cuentas personales.

Según Blanco, el 19 de noviembre de 2004, a solo cinco meses de haber llegado a la presidencia, Saca recibió seis cheques por cantidades de US$125.000, US$320.000, US$400.000, US$250.000 y US$500.000.

"Este dinero es estrictamente público, este es el manejo que hacen algunos funcionarios", dijo el magistrado, y añadió que "suponiendo que las cuentas eran de partidas secretas, la distribución de estos dineros no están librados a nombre de personas relacionadas al combate a la criminalidad".

"El caso del señor Charlaix causó tanta repugnancia que fue unánime la votación sobre que sí había indicios de enriquecimiento ilícito", agregó más tarde Blanco quien participó d ela entrevista "Frente a frente".

Sobre el argumento de Charlaix que le pagaban US$5.000 por administrar esa cuenta secreta, Blanco dijo que la CSJ pidió un informe a Casa Presidencial para saber si existía el decreto ejecutivo y un reglamento interno que respaldara esto; sin embargo, dijo que CAPRES respondió que no existe ninguno de los dos, y tampoco registros sobre dichos pagos. En el diario oficial tampoco existen pruebas sobre esto.

"El tema de la corrupción es el egoísmo de funcionarios que deterioran una sociedad completa... impiden que personas tengan salud, educación, seguridad", reflexionó.

A eso, agregó que los funcionarios corruptos "ni se ruborizan al apoderarse de dinero que no les pertenece".

Críticas a la Sala por rol anticorrupción

El magistrado Blanco consideró que los ataques constantes a los magistrados de la Sala de lo Constitucional obedecen a un intento por frenar las investigaciones contra casos de corrupción.

"Cuando intento buscar explicación de porqué el Frente (el partido FMLN), el Gobierno, se ha dedicado a atacar a la Sala y la responsabiliza de la situación económica, política, social... es que intenta amedrentar a la Corte para que deje de investigar casos de corrupción", dijo.

Actualmente, el primer presidente del FMLN, Mauricio Funes, enfrenta un proceso civil por enriquecimiento ilícito y la Fiscalía realiza una investigación por el mismo delito.

Por otra parte, valoró que los bancos deberían ser investigados y regulados respecto a transacciones de montos considerables de dinero. "Aquí (en el caso Charlaix) se retiraba hasta medio millón en efectivo y se depositaba en cuentas particulares" sin que los bancos emitieran un aviso, dijo.

"Estas cosas es una de las explicaciones que podemos encontrar para ver no solo el deterioro en hospitales y medicinas, en escuelas deterioradas, sino en el deterioro en valores de funcionarios... si se hace fiesta con dinero público, todos quieren ser funcionarios públicos porque es una manera de enriquecerse", reclamó.

Poco antes de concluir la entrevista, Blanco aseguró que ninguno de los cinco magistrados que actualmente integran la Sala "está interesado en buscar una reelección".

RELACIONADAS