Inicio
Fecha de publicación: 2016-06-13

5 formas de impulsar el liderazgo de los Millennials

Hoy, las empresas no sólo tienen que competir en su escenario actual, sino también en escenarios futuros, difíciles de imaginar y predecir, lo que demanda una rápida adaptación al cambio si es que se quiere sobrevivir.

Por Héctor Meza, Director General de Infosol

En una reunión familiar, es común que se formen pequeños grupos afines. En uno de estos, donde estaba mi hija, aparentemente conversaban como en los demás; sin embargo, todos tenían puesta su mirada en sus smartphones y sólo levantaban intermitentemente la cabeza para mirar a su interlocutor.

“¿Cómo pueden hacer eso?, ¿de verdad se ponen atención?”, me pregunté. Fue entonces cuando recordé que tenía ante mí una muestra de hombres y mujeres millennials, esa generación marcada por el amor a la tecnología.

Digitalización, un regalo para los negocios
Hoy, las empresas no sólo tienen que competir en su escenario actual, sino también en escenarios futuros, difíciles de imaginar y predecir, lo que demanda una rápida adaptación al cambio si es que se quiere sobrevivir y no padecer un Darwinismo Digital, entendido como la condición que ocurre cuando la tecnología y la sociedad evolucionan de forma más acelerada que nuestra capacidad de adaptación.

Sin embargo, la mejor manera de enfrentarlo es mediante la transformación digital, entendida como el uso de la tecnología y la metodología para abordar los cambios en el comportamiento al actualizar o reformar los procesos y sistemas que amplifican las oportunidades existentes e imprevistas. Sin embargo, lograr esta transformación no es tan sencillo, pues requiere de una estrategia integral en la que la tecnología, procesos y personas deben ser alineados a los objetivos del negocio.

Este cambio de los negocios hacia modelos más digitales, es una tendencia que está irrumpiendo con fuerza en todo el mundo y de la que las organizaciones parecen ya no poder escapar. Tal está siendo su importancia que hasta los mismos CEOs le han dado un lugar privilegiado en su agenda de negocios, pues uno de cada 3, considerando los CEOs de las 3.000 compañías más grandes en América Latina, pondrán la transformación digital como base de su estrategia corporativa para el año 2017, según IDC Latinoamérica.

Hoy, ya no debemos preguntarnos si nuestros negocios deben o no tomar parte de esta revolución digital, pues ningún CEO debería ni siquiera pensar que esto “no va con él”; pues si quiere mantener a flote su negocio y llevar la delantera, es vital estar allí. Sólo que no podemos hablar de una transformación digital sin hacerlo también de un liderazgo digital que haga posible esta transformación total en la organización.

Como CEO, debes ser líder de esta transformación y ayudarte de otros líderes en tu organización para introducir estos nuevos esquemas. En mi opinión, considero que es clave capitalizar, entre otros, talento humano como los millennials, una generación de “nativos digitales” acostumbrada a manejar las nuevas tecnologías y que tienen la formación y la visión para moverse en ese nuevo escenario.

Pero, ¿los millennials estarán interesados en convertirse en líderes en sus organizaciones? Según un estudio global de Deloitte, que incluye a México, más de la mitad (53%) de los millennials aspira a convertirse en el líder o el más alto ejecutivo dentro de su organización. Más a nuestro favor: en los mercados emergentes, 75% de los millennials les gustaría lograr este objetivo.

Las organizaciones necesitan de líderes que sepan afrontar este reto; así que ¿por qué no capitalizar este panorama? Veamos algunas maneras en las que puedes impulsar el liderazgo de tus colaboradores millennials:

1. Dales autonomía
Como “nativos digitales”, han descubierto que la tecnología les permite tener libertad y no depender de otros para tener las herramientas y recursos que necesitan para el logro de sus metas. Así que la mejor forma de conseguirlo es poner a su disposición cualquier tipo de herramientas tecnológicas que puedan “disparar” su potencial creativo e innovador. Un millennial es capaz de impulsar los beneficios de la tecnología para modernizar y mejorar los procesos en el negocio.

2. Ofrece balance entre vida laboral y personal
Una característica de esta generación es el dinamismo y la flexibilidad, por lo que la línea que divide su vida personal de la laboral ya no está definida. La misma tecnología les ha creado un escenario en el que saben combinar ambas cosas en sus propios tiempos; de hecho, para ellos es indispensable encontrar una fusión entre sus gustos y el trabajo.

3. Conviértelos en comunicadores efectivos
La comunicación es una cualidad determinante en cualquier generación, pues no se puede concebir un líder que no comunique eficazmente. Los líderes del futuro deben tener la habilidad de comunicarse con todas las generaciones y todas las personas a través de cualquier plataforma. Hoy, los canales de comunicación son muy variados, cada uno con sus propias peculiaridades, sobre todo hablando de medios digitales, pero nadie como los mismos millennials para saberlo y manejarlo. Sólo necesitarás desarrollar sus habilidades comunicativas, que serán la base para comunicar e inspirar a otros con su visión y su pasión.

4. Dales conexión y colaboración
Los millennials prefieren las organizaciones empresariales en las que la colaboración es clave, en oposición a un sistema jerárquico. Volvemos al punto… se trata de hombres y mujeres que con la tecnología se han vuelto socialmente colaborativos, y como tal, llevan este aspecto a sus entornos laborales. Por ello, evita a toda costa aislarlos, ya sea física o “virtualmente”; pues si lo haces, los perderás; y por el contrario, da las herramientas y promueve una visión colaborativa entre todos los miembros de la compañía.

5. ¡Rétalos!
Sin duda, éste es un elemento que no debe faltar cuando se trata de desarrollar el liderazgo de un millennial. Si hay algo que caracteriza a esta generación es precisamente su ímpetu para enfrentar retos, apasionarse y hacer todo lo posible para lograr sus objetivos. ¡No lo pienses!, asígnales a tus futuros líderes, desafíos que sean cada vez más grandes; esto los entrenará y los hará sentirse bien.

Este panorama cada vez más tecnológico requiere de un liderazgo orientado a potenciar las capacidades en el ámbito tecnológico. Sin esta condición, los modelos de negocios de la transformación digital, que prometen productividad y competitividad, no pueden ser posibles. Allí es justo donde la visión de liderazgo de tus colaboradores puede marcar la diferencia en beneficio de tu organización.

Una frase célebre del CEO de Apple, Steve Jobs, dice: “Mi trabajo no es ser agradable con la gente. Mi trabajo es tomar a estas grandes personas y empujarlas a ser aún mejores”. Estoy seguro que entre tus colaboradores tendrás a más de un millennial, así que capitaliza su talento y conviértelos en los líderes que tu compañía necesita para su transformación.

RELACIONADAS