Inicio
Fecha de publicación: 2017-01-10

Costa Rica: estudian fuerte aumento de cuotas de CCSS

Hoy el aporte de cuotas obrero patronales a la Caja Costarricense del Seguro Social es del 9,16 %, y apuntan a subirlo, al menos, hasta el 15 %. Reciente estudio de la UCR plantea elevar cotización hasta 26,4 % del salario del trabajador.

Por: nacion.com

El 9,16% aportado por trabajadores, patronos y Estado como cuota obrero–patronal para las pensiones de la Caja ya es insuficiente para financiar las jubilaciones que se generan cada año.

Esto explica por qué la Gerencia de Pensiones ha planteado a las autoridades de la institución, en un estudio, la necesidad de subir ese aporte a, al menos, un 15%, informó el gerente Jaime Barrantes.

“En promedio, los países en el mundo andan en más del 20%, que es el porcentaje necesario para financiar las pensiones que se están generando”, explicó.

“En un sistema como el nuestro, de prima escalonada, la prima tiene que irse adaptando por ciertos periodos de equilibrio porque hay todo un tema de evolución de la economía y de evolución del número de cotizantes a futuro”, agregó.

El régimen de pensiones de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) es el sistema de jubilaciones más importante del país, con más de 250.000 pensionados y cerca de 1,4 millones de cotizantes.

En camino

El aumento en la cotización sería una de las medidas que se discutirían este año como parte de los eventuales cambios para el IVM, administrado por la Caja.

La discusión tomaría como base un estudio preparado por actuarios de la Escuela de Matemática, de la Universidad de Costa Rica (UCR), contratado por la CCSS para revisar la situación financiera del IVM.

Ese análisis actuarial es más riguroso: plantea elevar la cotización obrero-patronal y del Estado, de forma escalonada, del 9,16% hasta el 26,4% del salario del trabajador.

En uno de sus escenarios también plantea la posibilidad de subir la edad mínima de jubilación de 65 a 70 años.

La investigación de la UCR coincide con varios que anteriormente ha rechazado la CCSS por diferentes razones; entre ellos, un estudio de la firma mexicana Nathal, y otro elaborado por el actuario argentino Eduardo Melinsky.

La principal conclusión de la UCR es que los ingresos del IVM comenzarán a ser insuficientes entre el 2022 y el 2028.

Esto obligaría a utilizar el fondo de reserva, guardado para el pago de pensiones futuros, el cual se agotaría entre 2027 y 2034, según las proyecciones.

Barrantes reconoció que el año pasado se utilizaron ¢70.000 millones (unos US$126 millones) de los intereses de ese fondo para pagar aguinaldos.

También admitió la urgencia de hacer las reformas e hizo un llamado a no politizar el tema en este año de campaña electoral.

Ante la inminente crisis del IVM, el economista Eli Feinzaig propone transformar el régimen un uno de capitalización individual, donde la persona pueda recibir lo que efectivamente ahorra a lo largo de su vida laboral.

Feinzaig retó al Gobierno a no poner parches al estilo de la “platina” a las pensiones.

Lea aquí la nota original.

RELACIONADAS