Inicio
Fecha de publicación: 2017-01-09

¿Cuál es el futuro del periodismo?


Por Claudia Contreras, estrategiaynegocios.net

Se lo preguntamos a Ómar Rincón, profesor y director del Centro de Estudios en Periodismo, de la Universidad de Los Andes en Colombia. Rincón es analista de las relaciones entre medios, cultura, política y tecnología, además de ejercer como crítico de televisión para el diario El Tiempo.

¿Qué le pasó al periodismo en los últimos años?

El Siglo 20 fue el gran siglo del periodismo, fue cuando se volvió muy importante para la democracia, para la sociedad, se afirmaba que sin libertad de expresión no hay democracia. Y todo el mundo aceptaba el poder que teníamos los periodistas. Éramos los genios, los grandes. Es más, dicho de forma coloquial, todo el mundo quería acostarse con nosotros en el siglo 20. Salió el gran periodismo narrativo con Gay Talese, Tom Wolfe. Era el gran periodismo de investigación que vigilaba el poder, que denunciaba el poder. Surgió el gran periodismo latinoamericano con el periodismo narrativo, gente que contaba historias maravillosamente. Todo eso estaba bien, había dinero para investigar.

De pronto pasaron tres cosas muy contundentes.

¿Cuáles?
Uno, la llegada de la Internet y las redes digitales, que le quitó el privilegio, gran poder al periodista de ser el único en informar, donde se construye la realidad.

Dos, llegaron los gobiernos que dijeron: ojo, la libertad de expresión no es propiedad de los medios, sino es propiedad de la sociedad y comenzaron a lucharse la legitimidad de los periodistas.

Tres, los medios dejaron de ser lugares de contrapoder y se volvieron actores políticos con lo cual hubo un divorcio entre medios y periodistas: los medios se dedicaron a hacer negocios y los periodistas se dedicaron a hacer libros o investigaciones por su cuenta. Y cada quien por su cuenta.

¿Cómo reaccionaron los medios?
Cuando cae todo esto, los medios reaccionan y dicen: 'yo quiero que el negocio funcione bien'. Razonan: 'es mejor tener malos periodistas, agenda de crónica roja, sensacionalismo, farándula'. Así comienzan a hacer periodismo que no molesta al poder. Ni a las mafias, ni a los políticos, ni a los empresarios. Y los periodistas se dedican a hacer muy buenos libros que no molestan al poder: fauna, flora, mundo interesante. Periodismo bonito, que no molesta a nadie.

¿Qué hay del periodismo digital?
Surgieron un montón de expertos que dicen que el periodismo es digital. Aparecen palabras que todo el mundo repite como moda: hay que interactuar con las audiencias, que hay que entender las audiencias, hay que generar engagemeent, periodistas influencers, periodismo de Youtube y otros formatos. Pero cuando se va a la realidad, uno se encuentra que la realidad no es tan chévere como parece. Porque si fuera tan fácil generar engagement, followers, influencers, interacción eso se hace rápido y todo el mundo lo podría hacer, en teoría. El problema es que cambiamos conceptos, pero seguimos haciendo el viejo periodismo de siempre, las mismas cosas de siempre. ¿Este es el universo que nos toca hacer?

Todos los periódicos digitales todos parecen periódicos escritos puestos en pantallas. No tienen narrativas digitales, no tienen narrativas interactivas, no son coproductivos. No son de cercanía, no son encuentro con las necesidades y agendas de la gente. Entonces, si son tan buenos, ¿por qué no lo aplican a la práctica? Cada quien debe de reinventar el negocio como puede. Para todo hay buen ejemplo.

¿Cómo hacemos para generar vínculos con las audiencias?
Tenemos que dejarnos la arrogancia de periodistas y entender qué quieren las audiencias en asuntos de temáticas. Tenemos que dejar de hacer el periodismo Kardashian. La gente se entusiasma con cualquier tontería, pero no hemos dejado de hacer periodismo Kardashian, o periodismo Ronaldo, Messi. Pero también, la gente quiere protestar por las redes y quejarse de la corrupción, del cinismo. También les gusta las series. Tenemos que tomarnos esas estéticas de la gente y llevarlas a otro lado.

Si en lugar de decir que Pokemon Go es una tontería, podríamos reinventarlo y nombrarla Cazando corruptos, Corruptos Go. Es una sección del periódico que aplicando eso se hace seguimiento de corruptos en tu país. Si de pronto incluyes a la gente a que cace corruptos. Crea comunidad y te metes dentro de eso para tu agenda.
Le mandas a preguntar quién es, qué hace. Como periodista recibes la denuncia, y haces tu oficio: lo investigas, lo re interpretas y trabajas junto a tu audiencia. Si les gusta Games of Thornes, una serie de poder y ambición, escojo: quién es Games of Thrones de El Salvador o de Centroamérica. No es sólo lograr el Like, sino tomarlo en serio.

A veces las audiencias piden que se hable de mujeres y no copiar el comunicado de Harvard que dan una receta de mujeres exitosas que se levantan a las 5:00 a.m. ¿Qué quieren las mujeres de Centroamérica? La gente tiene propuestas. Hay que tomarse en serio las ideas, formatos, estéticas, saberes, gustos de la gente. Sino, seguiremos haciendo periodismo para uno mismo. Pero que además no leemos nosotros mismos. La gran crítica es que los periodistas hacen un periodismo que ni ellos leen. Queremos que otros nos lean.

¿Qué hay del periodismo de datos?
El storytelling, el periodismo de datos son fórmulas válidas. El problema es que las estamos haciendo igual de arrogantemente clásico. Seguimos llenos de teorías para hacer un periodismo del siglo 20 cuando estamos en el siglo 21.

En resumen, la gente no se siente escuchada.

FullSizeRender.30(800x600)

¿Cuál es el futuro del periodismo?
Son cinco cosas:
1. Periodismo de autor. No es periodismo de medios, sino de periodistas, donde el periodista es el medio. Creo que vamos a llegar a un punto donde uno no sigue ningún medio. No me importa seguir a NYT, Washington Post, me interesa seguir a periodistas que escriben en esos medios. Me interesa seguir a John Carlin, Martín Caparrós, Juan Villoro. Soy fiel a ellos. Me gusta cómo escriben, cómo piensan, cómo se imaginan la agenda. Pienso que en futuro, un Netflix del periodismo.
Voy a seguir a 5 o 10 periodistas. No me importa dónde escriban. Voy a seguir al periodista autor.

2. Es un periodista curador, que te edita la información. Es un buen editor de información. Es el periodista DJ que te mueve la información. Está en juego contigo. Un DJ es el que está pendiente de las audiencias: deporte, algo profundo, light, para tener tu día en un gran baile con respecto a la información y ese tipo de cosas. El catador dice a qué sabe la información y le da valor a la audiencia.

3. Periodismo mutante: No le impone formas a la realidad. Sino que toma las formas de la realidad y se adapta. Llega aquí y dice: esta información no es enrevista. Es videoclip con frases. Si hay gente que habla como los dioses, otra forma es publicarlo tan cual porque cuando habla no hay nada que cambiar. Si es farándula, sale mejor sólo tener un reportaje fotográfico porque no tiene mucho contenido. Como periodista, descubre la forma que tiene la realidad, la narrativa y lo cuenta desde esa perspectiva.

4. Volver a la esencia. No hacemos periodismo que nos quieran, sino que nos respeten Periodismo para molestar al poder. Estamos hechos para joder al poder.
El periodismo que no moleste a nadie no es periodismo, eso es relaciones públicas. Ese es periodismo hacker, que estemos en el sistema y desde el sistema podamos intervenir el sistema.

5. Vamos a tener un periodismo de plataformas. Suscribirse no a un medio, sino a un periodista. Donde cada uno vale US$1 al mes, le escribo a esa persona, le sugiero texto para leer. Uno como periodista necesitaría 5.000 suscriptores. Ahí todo el día el periodista manda contenido on demand. Periodista que recomienda, manda información donde el lector se siente privilegiado. El periodista recomienda, ayuda a manera de pensar.

Por ahora, el periodista es periodista de grandes medios. Por ahora manda el capital, espero que luego manden las narrativas. El periodista es que el cuenta historias para molestar al poder. Si lo sigue haciendo bien, va a seguir existiendo.

¿Qué seguirá vigente de la vieja escuela del periodismo?
Seguirá vigente todo lo básico. No niega el viejo periodismo hay que seguir practicando: que se basa en datos y hechos, confronta fuentes, significa en contexto a los hechos, datos y opiniones. Quinto: lo narra bien.

En el periodismo como lo llames, eso funciona.

¿Cómo el lector tendrá más poder? ¿Cómo darle más poder a la audiencia?
Hay una parte de esperanza. El ciudadano ejercerá más su poder. Hoy no lo ejerce. Hay algo en redes muy acríticamente. Si las audiencias comienzan a producir información de verdad vamos a cambiar el mundo del periodismo. Por ahora, no es cierto.

RELACIONADAS