Finanzas
2022-06-12

Industria de seguros de Centroamérica supera la prueba de la pandemia

Sin embargo, se prepara para un ajuste que le permita enfrentar un entorno económico hostil.

Por José A. Barrera / Colaboraron Claudia Durán y Luis Alberto Sierra - estrategiaynegocios.net

La industria de seguros de Centroamérica cerró 2021 con un importante crecimiento en primas. El indicador superó el doble dígito en la mayoría de mercados, lo que confirma su recuperación tras una baja en su desempeño en 2020 provocado por la pandemia del COVID-19.

Según un análisis de Fitch Ratings, la plaza que reportó un mayor dinamismo fue la salvadoreña, donde se logró un crecimiento del 14,4 %, contra apenas un 2,8 % alcanzado al cierre de 2020. La cifra de 2021 es incluso superior al rendimiento que el sector tuvo en 2019 cuando las primas reportaron un crecimiento del 6,8 %.

Puede leer: Espiral inflacionaria y guerra en Ucrania amenazan con encarecer los seguros

El segundo mercado más dinámico es el de Nicaragua con un crecimiento del 12,3 %, seguido de Guatemala y Honduras con 11,8 % y 11,4 %, mientras que Costa Rica y Panamá reportaron tasas de crecimiento del 6,9 % y 5,9 %, respectivamente.

“Esto fue congruente con la importante recuperación en la actividad económica de los diferentes países de la región al cierre de 2021, tras las afectaciones registradas en 2020 por los períodos de cierres económicos, por lo que la industria aseguradora exhibió un crecimiento en primas, visto en moneda local, que en 2021 superó no sólo al registrado en 2020, sino incluso al de 2019 en la mayoría de los países”, explicó a Estrategia & Negocios Eduardo Recinos, director sénior y jefe del Grupo de Seguros para América Latina de Fitch Ratings.

Rafael Puente, presidente de la Asociación Salvadoreña de Empresas de Seguros (ASES), añadió que el buen desempeño del mercado salvadoreño en 2021 se sustentó principalmente en el crecimiento del ramo de automotores, el cual fue uno de los que más se contrajo en 2020 a partir de la pandemia.

Encuentre en nuestra edición: Especial TOM 2022

“(El sector automotriz) tuvo una recuperación favorable; así también, el ramo de seguros previsionales, rentas y pensiones reportó un crecimiento muy superior a las tasas que históricamente había alcanzado”, dijo.

Suben los siniestros

Pese al positivismo por los datos de cierre de 2021, el sector resintió la presión de un aumento de la siniestralidad asociada a los contagios de COVID-19 y en muchos casos de enfermedades no atendidas durante el primer año de la pandemia.

“La siniestralidad en seguros de vida fue afectada directamente por fallecimientos asociados a contagios por COVID-19, o por complicaciones en el padecimiento de enfermedades crónicas no atendidas durante el período de cierre económico”, dijo Recinos.

El especialista agregó que las carteras más afectadas fueron las ligadas a seguros colectivos de vida para instituciones financieras. La razón, dijo, es que estas pólizas cuentan con poca selección de riesgos y además abarcan volúmenes importantes de asegurados con sumas pequeñas, por lo que en la mayoría de casos los reclamos fueron finalmente retenidos o absorbidos en gran medida por las aseguradoras.

Industria de seguros de Centroamérica supera la prueba de la pandemia

Carlos Tribaldos, presidente de la Asociación Panameña de Aseguradores (Apadea), confirmó la tendencia y explicó que los siniestros de 2021 alcanzaron -en ese mercado- los US$735,8 millones, 13 % más que en 2020 cuando registraron US$656,9 millones.

“El ramo de salud cerró con un impactante 73,4 % en siniestralidad, posiblemente influenciada por los reclamos de COVID y el aumento de cirugías no programadas que se pospusieron durante el cierre. Los otros ramos que presentan una alta siniestralidad son: automóvil, colectivo de vida, fianzas y transporte”, detalló.

Dayra Chávez, presidenta del Colegio Nacional de Productores de Seguros de Panamá y directora del Bróker D.C. Asesores de Seguros, añadió que en esa plaza -al cierre del 2021- se registró una siniestralidad alta, pese a que disminuyó respecto al 2020, pero sigue estando muy por arriba que en años anteriores a la pandemia.

Según datos de Apadea, solo en el mercado panameño -con relación a los reclamos a consecuencia de COVID-19 al corte del 31 de marzo de 2022- las aseguradoras han indemnizado un monto total de US$135,1 millones de los cuales US$46,2 millones corresponden a reclamos de salud, US$88,3 millones a reclamos por fallecimiento de asegurados y US$500.000 a reclamos de desempleo y otras coberturas especiales.

La tendencia se confirma en El Salvador, donde ASES reportó que la siniestralidad del mercado tuvo un incremento de 8,24 puntos porcentuales, pasando de 49,03 % en el 2020 a 57,27 % en el 2021.

“Es importante recordar que el 2020 fue un año atípico, marcado por el inicio de la pandemia por COVID-19. Las medidas adoptadas para su contención, como la cuarentena obligatoria, impidió que las personas pudieran movilizarse libremente, disminuyendo así la siniestralidad para ramos como el de automotores, tanto por el hecho que, la circulación de automóviles disminuyó sensiblemente y con ello la accidentabilidad vial, como por el hecho de que, muchas personas decidieron cancelar sus pólizas de automóviles”, añadió Puente.

El presidente de la gremial salvadoreña destacó que esta tendencia se revirtió en 2021 y el ramo de automotores se recuperó, reportando niveles de primas incluso mayores a los del 2019, este hecho aunado a la reactivación de la economía y la libre movilidad incrementó también la siniestralidad para este ramo el año pasado.

El Instituto Nacional de Seguros de Costa Rica (INS), empresa que lidera el Ranking de Compañías de Seguros de Centroamérica y Panamá 2022 elaborado por la Unidad de Inteligencia E&N, también reportó un impacto significativo en las líneas de gastos médicos individuales y gastos médicos colectivos en conjunto. “Hubo un incremento en la siniestralidad en el año 2021 del 37,63 % respecto del año 2020”, explicó Luis Fernando Monge Salas, gerente general de la entidad que sostiene que gracias a su estructura han podido hacer frente a los reclamos.

“El INS reafirmó su compromiso de dar respuesta a las necesidades de nuestros asegurados, en especial en momentos difíciles.

Cumplimos con nuestra obligación contractual de indemnizar de manera oportuna a todos nuestros clientes. Nuestra fortaleza financiera nos permite hacer frente a estos aumentos en la siniestralidad y continuar con la misma solidez en el mercado”, destacó el ejecutivo.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE