Finanzas
2022-12-05

Fitch advierte desafíos a bancos de Latinoamérica que emitan en mercados internacionales

El debilitamiento de las economías de la región podría provocar un aumento de los cargos por deterioro de los préstamos el próximo año, indica un reporte de la agencia calificadora.

Por estrategiaynegocios.net

Los bancos latinoamericanos que emiten deuda en los mercados internacionales enfrentarán desafíos en 2023 en medio de la desaceleración del crecimiento económico en toda la región, marcada por la caída de los préstamos y el crecimiento de los ingresos y el deterioro de la calidad de los activos, indica Fitch Ratings en un nuevo informe que rastrea a 22 entidades.

Sin embargo, las calificaciones de los bancos están respaldadas por “sólidas ganancias y generación interna de capital, así como por un capital suficiente” en comparación con los niveles históricos para resistir una recesión económica.

El reporte destaca que el debilitamiento de las economías podría provocar “un aumento de los cargos por deterioro de los préstamos” el próximo año, ya que “los riesgos macroeconómicos podrían provocar un mayor deterioro de las métricas principales”.

Puede leer: Fitch: Tasas de interés aumentan más rápido de lo esperado

Pero, aclaran, que en ausencia de acciones de calificación soberana, es poco probable que esto conduzca a acciones de calificación negativas para los bancos.

También, una inflación más alta que se consolide o “un aumento drástico” de las tasas de interés podría llevar a las economías a una recesión, lo que “obstaculizaría significativamente” la capacidad de pago de los prestatarios.

“La inflación seguirá presionando al alza los gastos operativos en términos de mayores costos generales y salarios. Esperamos que estos bancos aceleren las estrategias de ahorro para mitigar estas tendencias mientras mantienen las iniciativas de digitalización”, indica la agencia.

Sin embargo, si persiste la alta inflación, es posible que los bancos tengan que reducir la exposición a segmentos crediticios más riesgosos o reducir el gasto en tecnología.

La rentabilidad bancaria continuó mejorando en 2022, ya que el aumento de las tasas y el crecimiento del crédito entre los segmentos minoristas de mayor rendimiento respaldaron los márgenes en medio de menores pérdidas crediticias. Sin embargo, Fitch espera que las tasas comiencen a bajar en el segundo semestre de 2023 y que los costos crediticios aumenten, aunque esto dependerá en gran medida de la dinámica crediticia de cada país.

De interés: Panamá: Fitch advierte que gobierno afronta base de ingresos estrecha

Durante 2022, los bancos reanudaron el crecimiento y las métricas de capital disminuyeron levemente, una tendencia que se espera que continúe a medida que los bancos comiencen a pagar dividendos nuevamente y mantengan el crecimiento de los préstamos.

Pero los bancos deben mantener “reservas suficientes por encima de los objetivos de capital y los límites regulatorios” para absorber “posibles pérdidas crediticias desmesuradas”.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE