Finanzas
2022-06-16

Costa Rica: Tasa de política monetaria sube a 5,50% anual; créditos serán más caros

Los deudores de Costa Rica percibirán un aumento en las cuotas que pagan por sus deudas, sin importar si son en dólares o en colones. Economistas recomiendan evitar la morosidad.

Por E&N

La Junta Directiva del Banco Central de Costa Rica acordó aumentar la tasa de política monetaria (TPM) en 150 puntos base y la ubica en 5.50% anual. Se trata del quinto ajuste consecutivo de dicha tasa, desde diciembre del 2021. Asimismo, la Junta Directiva reiteró su compromiso con el control de la inflación, por lo que considera necesario continuar con el proceso de incrementos graduales y ordenados de la TPM, hasta ubicarla, al menos, en una posición neutral.

Además, como medida complementaria a los aumentos en la TPM, acordó aumentar la tasa de encaje mínimo legal (EML) de manera gradual para los depósitos y obligaciones en moneda nacional, para llevarla de 12.00% (tasa vigente) a 13.50% en la primera quincena de julio del 2022, y a 15.00% a partir de la segunda quincena de julio del 2022.

<i>Fuente: Consejo Monetario Centroamericano</i>

Tras aprobar el mayor aumento de las tasas de interés desde 1994 en Estados Unidos (que sitúa la tasa de interés de los fondos federales en un nuevo rango objetivo de entre el 1,50 por ciento y el 1,75 por ciento), la Fed señaló que la tasa de interés oficial podría subir muy por encima del 3% para finales de año, alcanzando un nivel que, según su presidente, Jay Powell, sería “modestamente restrictivo” para la actividad económica. También se esperan más aumentos de tasas en 2023.

Ayer, Powell transmitió el mensaje general de que el banco central está “decidido” a hacer lo necesario para hacer frente a la inflación, transmitiendo el mensaje de que las presiones sobre los precios son la prioridad número uno, incluso a costa de un crecimiento más lento y un mayor desempleo. “El peor error que podemos cometer sería fracasar, lo cual no es una opción”, dijo. “Tenemos que restablecer la estabilidad de los precios ... es la base de la economía”.

El analista económico de la firma Acobo, Luis Diego Herrera, señaló que en aquellos casos en los que el aumento podría ser más intenso, como las hipotecas, las familias deberán priorizar su consumo, pues además no es una situación a la que se le vea pronta mejoría, publicó El Observador. El economista Gerardo Corrales recomienda prudencia, “hacer los números” y evitar la morosidad.

El analista económico Daniel Suchar recomienda a los deudores acercarse a sus entidades bancarias para aclarar a partir de cuándo podría sentir el aumento y cuánto de más tendrá que pagar. “La única fuente confiable es la entidad bancaria con la que tienes ese negocio”, señaló Suchar.

Las proyecciones económicas publicadas por la Reserva Federal el miércoles transmiten lo que Michael Feroli, economista jefe de JPMorgan en EE.UU., describió como “desinflación inmaculada”, en otras palabras, que las tasas de interés podrían subir lo suficiente como para frenar la inflación sin ahogar el crecimiento económico ni provocar dolorosas pérdidas de empleo.

Los funcionarios de la Fed prevén que la inflación subyacente caerá 1,60 puntos porcentuales entre este año y el próximo, hasta el 2,7 por ciento, y que la tasa de desempleo pasará del 3,6 por ciento actual al 3,9 por ciento en 2023 y al 4,1 por ciento en 2024. La mayoría de los funcionarios de la Reserva Federal prevén ahora un crecimiento más lento en comparación con hace tres meses, aunque todavía se espera que la economía se expanda un 1,7 por ciento este año y el próximo.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE