Finanzas
Fecha de publicación: 2015-10-09

Cinco tips para dejar de ser un millennial endeudado

De acuerdo con la reparadora de crédito Resuelve tu Deuda, 54% de los jóvenes entre 20 y 25 que ingresa a su programa tienen un problema de sobreendeudamiento por mala administración de recursos

Por Dinero en Imagen

¿Contrataste una tarjeta de crédito, llegaste al límite y sólo estás pagando mínimos? ¿Tuviste que pedir un crédito extra para pagar deudas con otras instituciones financieras?, ¿te quedas en números rojos al final del mes? Si contestaste afirmativamente a alguna de estas preguntas podrías tener un problema de sobreendeudamiento.

De acuerdo con la reparadora de crédito Resuelve tu Deuda, 54% de los jóvenes entre 20 y 25 años que ingresa al programa tienen un problema de sobreendeudamiento por mala administración de recursos.

Educación financiera
Los jóvenes hoy tienen más oportunidades de ser incluidos en el sistema financiero mexicano, ello a diferencia de sus padres u otras generaciones como los babyboomers, pero en definitiva esa inclusión debe acompañarse de una educación financiera, porque de lo contrario las consecuencias serán deudores mucho más jóvenes.

Juan Pablo Zorrilla, co-director de Grupo Resuelve, establece que los millennials son introducidos al sistema financiero por sus padres, ello quiere decir, con extensiones de sus créditos de los cuales se hacían cargo.

El problema viene cuando un joven contrata un producto financiero por él mismo, sustentando el mismo estilo de vida, pero sin los mismos ingresos. Esto ocasiona una avalancha de deudas y probablemente pase una parte de sus veintes pagando”, dice el directivo.


Para mantener a raya las deudas:
Conoce tu capacidad de pago: Saber cuánto puedes pagar es un paso indispensable antes de pensar en el crédito. La especialista señala que debes pensar en cuánto dinero puedes comprometer sin ahorcarte.
Conoce qué pagas: Pensar que ese dinero es tuyo es el peor error que puedes cometer, el dinero es del banco y tarde o temprano tendrás que pagarlo.
Sé totalero: Haz tu máximo esfuerzo para convertirte en un pagador totalero, es decir, cada que compres algo, pagarlo en su totalidad, ello ayudará a que no comprometas tus ingresos por largo plazo y generes intereses.
Usa la menor cantidad de plazos posibles: Si tienes pocas compras a plazos tendrás menos deuda, menos intereses, será un círculo virtuoso en lugar de vicioso.
Aprende sobre meses sin intereses: Cuando vemos meses sin intereses inmediatamente pensamos en descuento y oferta, la realidad es que no hay ninguna, pagarás lo mismo pero en plazos.

RELACIONADAS