Finanzas
Fecha de publicación: 2021-11-25

Panamá: Crece adopción de factura electrónica

La Facturación Electrónica es un sistema de emisión de comprobantes que ha causado una verdadera revolución en la tributación a nivel mundial y que, a contramano de lo que podría suponer algún desprevenido, tiene a América Latina como región a la vanguardia en su uso a nivel mundial. Panamá, como veremos a continuación, no es la excepción y da pasos firmes con esta plataforma.

Por E&N

Las autoridades de la Dirección General de Ingresos (DGI), al notar el gran éxito que tenía la implementación de la Facturación Electrónica en todos los países que la adoptaron, decidieron seguir esos pasos y llevarlo a la economía panameña. El primer paso fue instaurar una etapa de evaluación con algunas empresas designadas, conocido como Plan Piloto. De ese período, al observar resultados tan positivos, se pasó a una adhesión voluntaria, una etapa que continúa en la actualidad y en la que los panameños que lo deseen pueden migrar a la Facturación Electrónica.

Al respecto, hablamos con Rafael Montero, CEO de GuruSoft, empresa referente del mercado de la Facturación Electrónica, aseveró: “La Facturación Electrónica es la mejor opción en emisión de boletas, es la evolución, por medio de la digitalización, de la facturación tradicional. Es superior en cualquier aspecto analizable y la DGI tomó la decisión correcta al implementarla, que no es únicamente mi opinión, sino que es la principal conclusión de todos los participantes del Plan Piloto”.

Un paso adelante
El concepto es bastante sencillo: por medio de la tecnología, se prescinde del uso de la tradicional boleta en papel. Simplificando las cuestiones más técnicas, quien emitirá el comprobante, envía los datos de la operación al Proveedor de Autorización Calificada (PAC), quien aprueba la transacción y devuelve un archivo firmado y autorizado al emisor.

Por último, se le envía en formato PDF, esta factura al cliente a su correo electrónico. ¡Todo este proceso se realiza en menos de 3 segundos!

Hasta aquí, no hay mayores dudas, pero lo realmente favorable de esta herramienta, son las enormes cualidades que representan ventajas respecto a la facturación tradicional. A grandes rasgos, repasaremos las principales:

• Ahorro económico: se estima que la Facturación Electrónica representa un 80% menos de gastos derivados de la emisión de comprobantes. Papel, tinta, mantenimiento de impresoras fiscales y tantos otros ítems, son parte de esta optimización.
• Ahorro de espacio: Al no utilizar más carpetas ni archivadores, lógicamente se libera mucho espacio físico que antes se utilizaba como depósito.
Posibilidad de corregir errores: equivocarnos es algo que nos ocurre a todos y que no significará más un problema, ya que la Facturación Electrónica brinda la posibilidad de corregir los inconvenientes.
Simplificación del proceso: la emisión de comprobantes de manera electrónica está pensada para que ninguna etapa del proceso sea compleja, lo cual la hace amigable e intuitiva.
Ahorro de tiempo: al quitarle complejidad al procedimiento de facturación, disminuye notablemente el tiempo que se demora para hacerlo.
Modalidad eco-friendly: se evita la tala masiva de árboles, emisiones y una cantidad inmensa de agua que se utiliza para fabricar el papel.
Disponibilidad en todo momento: al estar los archivos en la nube, desde cualquier lugar y en cualquier momento se puede acceder a los mismos.
Backup seguro: muchas veces las facturas impresas se han deshecho o perdido. Esto ya no sucederá, ya que se cuenta con un backup informático.

“Constantemente la tecnología nos ofrece herramientas para potenciar nuestro negocio, y demuestra actitud, de que las aprovechemos o no, dependerá que seamos un jugador más fuerte o más débil en el mercado. El mundo de los negocios no escapa a una premisa básica de reinvención constante para evitar quedar fuera”, complementó Montero.

RELACIONADAS