Finanzas
Fecha de publicación: 2021-02-08
"A silver dollar being placed into an antique (1947) globe bank, symbolizes world banking, currency, exchange, etc."

FMI: LATAM no recuperará su nivel económico previo al coronavirus hasta 2023

De acuerdo al Fondo, la crisis sanitaria repercutió “desproporcionadamente en el empleo”

Por JUAN CARLOS PEÑA, E&N

Los países de América Latina y el Caribe, se enfrentarán a una serie de dificultades para realizar su recuperación económica, por lo que es posible que no regresen a los niveles anteriores a la pandemia del coronavirus hasta al menos 2023, así lo señaló el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Recuperación económica aún distante

A través de un nuevo análisis sobre Latinoamérica y el Caribe, el FMI señaló que para alcanzarse una óptima recuperación económica, la fecha se encuentra “aún muy distante”.

De acuerdo con los pronósticos de la institución, el Producto Interior Bruto (PIB) no retornará a los niveles previos a la pandemia hasta al menos en 2023, mientras que el PIB per cápita lo hará en 2025.

“Según el pronóstico, el producto de la región retornará a los niveles previos a la pandemia apenas en 2023, y el producto interior bruto (PIB) per cápita lo hará en 2025, es decir, más tarde que otras regiones del mundo”, indicó Alejandro Werner, actual director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo, en un nuevo análisis del desarrollo de la región.

Mujeres, jóvenes y trabajadores informales, los más afectados

Según lo informado por el Fondo, la crisis sanitaria del coronavirus, ha afectado de manera desproporcionada al empleo, siendo los principales afectados, las mujeres, los jóvenes y los trabajadores informales y menos cualificados.

“La crisis ha repercutido desproporcionadamente en el empleo y las pérdidas se han concentrado sobre todo en las mujeres, los jóvenes y los trabajadores informales” destacó el FMI.

A pesar de que las economías de América Latina y el Caribe comenzaron a revertir la devastación económica inicial que dejó el Covid-19 a principios del año pasado 2020, el recrudecimiento de los casos a finales de 2020 “amenaza con frustrar una recuperación que ya es desigual y con agravar los enormes costos sociales y humanos”.

Dicha situación obligó a los países de la región a tomar medidas de confinamiento más estrictas, lo cual afectó de sobremanera a la economía, ya que estos países cuentan con una gran tasa de trabajo informal.

Pese a dicho contexto, el FMI señaló este lunes que subió 4.1% su pronóstico de crecimiento regional el presente año, comparado con el 3.6% calculado en octubre pasado, en vista de los resultados más sólidos de lo previsto en 2020, la expectativa de que se amplíen las campañas de vacunación, las mejores perspectivas de crecimiento para Estados Unidos y el aumento de los precios de algunas materias primas.

Costos humanos: enormes

Más allá de las previsiones macroeconómicas, el Fondo lamentó que los costos sociales y humanos de la pandemia “han sido enormes” hasta ahora, y avisó que “hacen que se cierna un gran sombra en este último pronóstico”.

En ese sentido, señalaron que se estima que más de 17 millones de personas han entrado en una situación de pobreza dentro de la región, mientras que el empleo permanece por debajo de los niveles previos a la crisis y “es probable” que la desigualdad haya aumentado en la mayoría de los países.

De hecho, el FMI subrayó que sus cálculos agregados para la región “ocultan importantes diferencias entre los países”, ya que el crecimiento para este año ha sido revisado al alza en Brasil, México, Chile, Colombia y Perú, pero a la baja en la región del Caribe, del 4 % al 2,4 %, ya que la reanudación de las actividades de viajes y turismo, vitales para la región, ha tardado mucho más de lo previsto.

RELACIONADAS