Finanzas
Fecha de publicación: 2021-01-04

BCIE: Solidez financiera a favor del desarrollo

U n 80% de los recursos desembolsados en los países miembros se ha dirigido a iniciativas que permitan el incremento de la competitividad, el desarrollo social y la integración regional.

Por E&N para BCIE

Durante sus 60 años de existencia, el banco centroamericano de integración económica (BCIE) ha aprobó recursos por un poco más de US$39,000 millones para el sector público y privado de la región (en porcentajes similares, 57.2% y 42.8%, respectivamente). A la fecha, el 80% de estos recursos han sido desembolsados en proyectos para el incremento de la competitividad, el desarrollo social y la integración regional de los países miembros del BCIE.

Con una red de casi 100 intermediarios financieros en la región, que incluyen bancos estatales, bancos privados, financieras y cooperativas, el BCIE ha canalizado en los últimos 25 años recursos por un monto superior a los US$6,000 millones.

Esto ha permitido otorgar 759,616 créditos, a través de programas de apoyo a la mipyme, sectores productivos, comercio exterior y vivienda social, beneficiando con especial énfasis a mujeres de la región, beneficiarias del 48% de los recursos.

A la vez, el banco ha orientado sus esfuerzos al desarrollo de sectores clave, como el área de Focalización de energía; industria energética; desarrollo humano e infraestructura social; desarrollo rural y medio ambiente; infraestructura productiva; intermediación Financiera y Finanzas para el desarrollo así como servicios para la competitividad.

El presidente ejecutivo del BCIE, el Dr. Dante Mossi, señaló que la presencia del banco en la región ha sido determinante para sustentar el progreso económico, el desarrollo social y la cooperación regional en el marco de la integración centroamericana, a tal punto que alrededor del 50% de los desembolsos de la Banca Multilateral de Desarrollo (BMD) para la región provienen del BCIE.

En el transcurso del tiempo se ha fortalecido transitando por caminos diversos, buscando su propia identidad como banco de desarrollo y después de varias reformas corporativas hoy se perfila con mejores oportunidades para lograrlo.

El BCIE apuesta por lograr un crecimiento sostenido de recursos financieros, consistente con las exigencias de su estrategia institucional, así como consolidar su presencia en los mercados de capital e incursionar en nuevos mercados e instrumentos cuando estos ofrezcan mejores condiciones de fondeo.

También busca instrumentar una política de capitalización de largo plazo, la incorporación gradual y conveniente de nuevos socios y la consolidación de alianzas con organismos multilaterales, agencias de cooperación internacionales y entidades que provean fondos para objetivos específicos y acordes con la estrategia institucional.

El banco contempla una política de asignación de recursos fincada en las estrategias y prioridades definidas por los países, buscando que la asignación de recursos tenga su correspondencia con la Estrategia del Banco.

La diversificación de la cartera es un elemento importante de dicha estrategia.

De hecho, la programación financiera ha considerado un incremento general de capital del BCIE-en proceso actualmente- que aumentará el capital autorizado en US$2.000 millones y en los programas de pagos de capital de sus nuevos socios.

Estiman que la cartera crecerá en el quinquenio a un ritmo promedio anual del 8%, y con ese crecimiento esperan que la capacidad crediticia del Banco sea 45% superior respecto al período previo.

EL RECONOCIMIENTO “AA”

En el mes de septiembre de 2020, la agencia calificadora Standard & Poor’s (S&P), confirmó la calificación de riesgo internacional de largo plazo del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) en “AA”; con una perspectiva estable.

La confirmación de la calificación “AA” del BCIE, resulta de la creciente y diversificada base de accionistas de la Institución, así como de su sólido compromiso de fortalecer y expandir su rol y alcance en la región.

S&P resaltó la implementación del VIII Incremento del Capital Autorizado del Banco, el cual aumentó en US$2.000 millones y generará sustanciales pagos de capital. De igual manera, la calificadora destacó la incorporación de la República de Corea como socio extrarregional a finales de 2019, así como el impecable historial de acreedor preferente que le han otorgado sus países miembros, como elementos que respaldan la mejora del perfil empresarial del BCIE desde la categoría “fuerte” hasta la categoría “muy fuerte”, según su metodología para evaluar la Banca Multilateral de Desarrollo.

El Dr. Dante Mossi, señaló la trascendencia para el Banco de haber consolidado durante el presente año el rango de “AA” en todas sus calificaciones internacionales, manteniéndolo como el mejor riesgo de toda América Latina.

“Ha sido esencial el apoyo de los socios del Banco, demostrado a través de la implementación del VIII Incremento de Capital, el cual representa un logro histórico, considerando el estrés económico que los países de la región enfrentan bajo la pandemia de COVID-19.

El BCIE es el primer y único Banco Multilateral de Desarrollo que a la fecha ha logrado implementar un proceso de capitalización como respuesta a la actual crisis económica relacionada con la referida pandemia”, indicó el Dr. Mossi.

En esa línea, S&P también reconoció el rol del BCIE en el marco de la pandemia como el proveedor más importante de financiamiento multilateral para sus miembros; mediante la implementación del Programa de Emergencia de Apoyo y Preparación ante el COVID-19 y de Reactivación Económica.

Esta iniciativa cuenta con US$2.360,1 millones en recursos financieros destinados a apoyar los esfuerzos de los países de la región contra la crisis sanitaria; además de la robusta estructura de instrumentos crediticios disponibles, tales como el recientemente aprobado Programa de Operaciones de Políticas de Desarrollo (OPD).

Standard & Poor’s calificó la administración del BCIE como robusta dada su comprobada trayectoria de gestión estratégica y su sólida política de gestión de activos y pasivos.

En ese sentido, la agencia calificadora resaltó la mejora desde “fuerte” hasta “muy fuerte” en la evaluación de la suficiencia patrimonial del Banco y destacó los niveles de liquidez de la Institución, así como el fortalecimiento de su presencia en los mercados internacionales de capital, evidenciada por la colocación de bonos más grande de su historia, por US$750 millones en mayo de 2020, a pesar de la complejidad de las condiciones de mercado.

Finalmente, el Presidente Ejecutivo del banco, Dante Mossi, indicó que esta confirmación por parte de S&P reafirma su visión acerca de una región centroamericana integrada más fuerte, lo cual se evidencia en el valor de la franquicia BCIE, que, tras sus 60 años de historia, se ha convertido en el principal impulsor de la integración regional.

Dinero bien invertido

El BCIE ha dirigido su apoyo a diversos sectores económicos sociales y ambientales, entre ellos:

• Focalización de energía: Con préstamos para proyectos por US$6.315,2 millones que representa el 16,6% del total del monto aprobado.

• Sector energético: Aprobaciones totales en 10 años se traducen en 3.579,5 MW, equivalente a un 16,1% de la capacidad total instalada en los países miembros del SICA.

• Desarrollo humano e infraestructura social: US$6.141,5 millones (16,1%).

• Desarrollo Rural y Medio Ambiente: Con US$1.911,7 millones (5,0%).

• Infraestructura Productiva: Con una inversión de US$12.175,4 millones (32,0%)

• Intermediación Financiera y Finanzas para el Desarrollo: Por US$7.846,1 millones (20,6%)

• Servicios para la Competitividad: Proyectos por US$3.667,2 millones (9%).

RELACIONADAS