Finanzas
Fecha de publicación: 2020-07-13
FOTO Angela Weiss / AFP

Motores de Wall Street durante la pandemia

‘La tecnología fue el combustible principal de la fuerte recuperación (bursátil) que tuvo lugar tras la debacle de marzo’, observa Daniel Ives, analista financiero de Wedbush Securities.

Por AFP

En Wall Street todo parece sonreír a los valores tecnológicos, que motorizaron en buena medida la impresionante recuperación de la bolsa del segundo trimestre en plena pandemia y empujan sistemáticamente al Nasdaq a nuevos récords.

El índice, que agrupa a las firmas tecnológicas de la plaza neoyorquina, ganó 18% desde el inicio del año y cerró el viernes con su vigésimo séptimo récord en 2020.

"La tecnología fue el combustible principal de la fuerte recuperación (bursátil) que tuvo lugar tras la debacle de marzo", observa Daniel Ives, analista financiero de Wedbush Securities.

"La pandemia de covid-19 impulsó el fortalecimiento del 'cloud' (informática en la nube) y de las tecnologías destinadas al público en general así como de los pilares del GAFAM", añade.

Ese acrónimo se utiliza para referirse a cinco gigantes de internet: Google, Apple, Facebook, Amazon y Microsoft, que combinadas representan más de un cuarto del valor bursátil acumulado por las 500 empresas más grandes de Wall Street. Todas vieron despegar sus acciones y su valor entre abril y junio.

Al mismo tiempo, algunos valores emblemáticos de sectores golpeados por la pandemia fueron retirados del índice ampliado S&P 500, considerado el más representativo de la bolsa. Es el caso de las grandes tiendas Macy's o del fabricante de motos Harley Davidson.

Según Howard Silverblatt, especialista en índices de S&P Dow Jones Indices, la evolución natural del S&P 500 debería llevarlo a integrar más valores tecnológicos.

Ives establece diferencias entre el alza actual del sector tecnológico y la burbuja de internet de fines de los años 1990.

"La valorización de hoy se justifica por fundamentos de crecimiento, a diferencia de valores totalmente ilusorios hace 20 años", remarca.

El caso del fabricante de vehículos eléctricos de alta gama Tesla, que en julio se convirtió en el número uno en capitalización bursátil del sector automotor, incluso por delante de Toyota, es representativo.

La empresa vende mucho menos autos que GM, Ford o Fiat-Chrysler, pero los inversores se interesan en los avances tecnológicos de los modelos de la firma californiana y el crecimiento del porcentaje de vehículos eléctricos en el mercado.

Amenazas

Las medidas de confinamiento para combatir el coronavirus y la generalización del teletrabajo también beneficiaron a varios nombres de la tecnología en estos últimos meses, entre ellos el servicio de videoconferencias Zoom, la plataforma de streaming Netflix y el desarrollador y editor de videojuegos Activision Blizzard.

Se instaló "la idea de que estas empresas son importantes hoy y lo seguirán siendo luego de la pandemia", indica Quincy Krosby, responsable de estrategia de mercados de Prudential.

Pero "cada vez que la economía dio señales de reactivación, vimos tomas de beneficios" por parte de los inversores "sobre los grandes nombres de la tecnología y una reinversión de ese dinero hacia (empresas de) finanzas o bienes y servicios", destaca Krosby.

Las amenazas políticas y judiciales que pesan sobre los gigantes de internet son otra fuente de preocupación para los inversores, aunque sin provocar pánico.

Los dirigentes de Google, Apple, Facebook y Amazon serán interrogados el 27 de julio por parlamentarios en el Congreso de Estados Unidos en el marco de una de las investigaciones sobre eventuales prácticas contrarias a la competencia.

Ese día podrá evaluarse si se trata de escaramuzas políticas "o si es el inicio de algo más amplio", observa Daniel Ives, para quien una eventual victoria del opositor demócrata Joe Biden en las presidenciales de noviembre podría volver a los inversores más intranquilos en relación a estos gigantes de la tecnología.

RELACIONADAS