Finanzas
Fecha de publicación: 2020-03-17

Salvados en 2008, bancos de EE.UU. buscan mejorar su imagen

Los ocho principales bancos de Estados Unidos suspendieron su programa de recompra de acciones -una forma indirecta de beneficiar a sus accionistas-, para dedicar ese dinero a líneas de crédito a los particulares y empresas afectadas por el nuevo coronavirus.

Por AFP

La pandemia de coronavirus que tiene al planeta bajo amenaza de recesión es una oportunidad para que los poderosos bancos de Estados Unidos, salvados de la quiebra con fondos públicos en 2008, recuperen reputación ayudando a comercios, empresas y familias en problemas.

"Los bancos intentarán presentar su mejor cara. Fueron culpados en 2008 por la crisis de subprime (hipotecas basura)", reflexionó Gregori Volokhine de Meeschaert Financial Services.

Ahora que no tienen responsabilidad en la crisis causada por la pandemia de coronavirus, pueden por ejemplo suspender pagos de hipotecas así como pagos por plazos breves.

En Seattle, metrópolis del noroeste del país que parece una ciudad fantasma, el banco regional WaFd implementó un programa de ayudas de US$16.400 millones para pequeños comerciantes.

Puede leer: Coronavirus crea nueva tensiones entre China y EE.UU.

Ofrece créditos que pueden alcanzar hasta US$200.000, sin interés, y bajó los requerimientos para préstamos de menos de US$30.000. Los pequeños comercios deben probar que operan desde hace dos años y que su volumen de negocios cayó al menos 10% por causa del coronavirus.

"Queremos ofrecer a los propietarios de pequeños comercios un salvavidas para ayudarlos a atravesar esta crisis", explicó Brent Beardall, presidente de WaFd.

Los ocho principales bancos de Estados Unidos suspendieron su programa de recompra de acciones -una forma indirecta de beneficiar a sus accionistas-, para dedicar ese dinero a líneas de crédito a los particulares y empresas afectadas por el nuevo coronavirus.

Papel fundamental

"La pandemia de Covid-19 es una desafío sin precedentes para el mundo y la economía mundial y los grandes bancos estadounidenses tienen una capacidad innegable y un compromiso para apoyar a clientes, familias y a nuestra nación", expresó la principal organización de lobby que los nuclea, el Financial Services Forum (FSF) el domingo.

Según el FSF, los bancos JPMorgan Chase, Bank of America Merrill Lynch, Citigroup, Wells Fargo, Goldman Sachs, Morgan Stanley, Bank of New York Mellon y State Street ganaron más de US$914.000 millones en la última década.

Planean utilizar ese dinero "para apoyar al máximo a particulares, pequeñas empresas y a la economía en su conjunto".

De interés: EE.UU. no teme recesión económica

El banco central de Estados Unidos, la Reserva Federal (Fed), recortó el domingo en una medida de emergencia sus tasas de interés de referencia para el sistema financiero y las dejó casi en cero.

Contexto incierto

El cierre de escuelas y comercios en Estados Unidos se reflejará en numerosos puestos de trabajo perdidos. También en la imposibilidad para muchos de pagar sus cuentas.

El futuro de muchas empresas está directamente amenazado.

Estas promesas de créditos son la única red de seguridad para muchos comercios e industrias en este contexto, según expertos.

"Los bancos estadounidenses tienen mucha liquidez para responder a las demandas de las empresas", señala Jesse Rosenthal, experto de CreditSights.

JPMorgan Chase, con capacidad de respaldo de US$108.000 millones según CreditSights, asegura que no dejará a sus clientes sin ayuda "incluso si las circunstancias empeoran".

Además los bancos bajaron algunos costos y comisiones, extendieron plazos, y se dicen dispuestos a ir más lejos si las autoridades regulatorias flexibilizan sus reglas en materia de fondos propios y créditos de alto riesgo.

Los grandes bancos en Estados Unidos están financieramente más sólidos y con más capital propio que después de la recesión de 2009, según los últimos tests de resistencia de junio.

Esto no significa, señalan los expertos, que los bancos salvarán a las empresas: "Es el gobierno federal que tendrá que tomar las medidas para impedir que la gente quede en la calle porque no puede pagar su alquiler", advierte Volokhine.

RELACIONADAS