Finanzas
Fecha de publicación: 2020-01-14

EE.UU.: El banco Wells Fargo gana un 13% menos y anuncia recortes de costes

Los ingresos del banco en los doce meses se contrajeron un 2%, hasta US$85.063 millones. En concreto, los ingresos netos por intereses descendieron un 6%, hasta US$47.231 millones.

Por Europa Press

El banco estadounidense Wells Fargo contabilizó un beneficio neto atribuido de US$17.938 millones en el conjunto de 2019, lo que supone una caída del 13% en comparación con respecto al año anterior, según los resultados publicados este martes por la entidad.

El presidente y consejero delegado de la firma, Charles Scharf, que lleva apenas tres meses en el cargo, ha adelantado que la empresa llevará a cabo un programa de recorte de gastos para mejorar la rentabilidad.

"A pesar de mi corto periodo de tiempo en la compañía, está claro que hay oportunidades para mejorar nuestro rendimiento", ha explicado el primer ejecutivo de Wells Fargo.

"Nuestra estructura de costes es muy elevada, y creo que hay muchas áreas que serán capaces de incrementar nuestra ratio de crecimiento", ha agregado.

Los ingresos del banco en los doce meses se contrajeron un 2%, hasta US$85.063 millones. En concreto, los ingresos netos por intereses descendieron un 6%, hasta US$47.231 millones. Esa caída no pudo ser compensada por la facturación procedente de las comisiones y la intermediación, que avanzaron un 4%, hasta US$37.832 millones.

Por segmentos de negocio, la división de banca minorista contabilizó una cifra de negocio de US$45.316 millones, un 3,4% menos, al tiempo que el segmento de banca corporativa y de inversión generó de US$27.677 millones, un 3,6% menos. El área de gestión de patrimonio registró un crecimiento del 5,9%, hasta US$17.341 millones.

Frente a la caída de la facturación de la entidad, los gastos crecieron un 4%, hasta US$58.178 millones. La masa salarial de Wells Fargo se situó en US$18.382 millones, un 3% más, mientras que las retribuciones por comisiones e incentivos registraron un alza del 5%, hasta US$10.828 millones.

El resto de beneficios para empleados repuntó un 19%, hasta US$5.874 millones, al tiempo que los costes no desglosados crecieron hasta US$16.752 millones, un 7% más.

"Aunque estamos gastando lo que es necesario para mejorar nuestra gestión de riesgos, los demás gastos fueron muy elevados y volvernos más eficientes sigue siendo una prioridad", ha apostillado el director financiero de la compañía, John Shrewsberry.

En el cuarto trimestre del año pasado, el beneficio neto atribuido del banco se desplomó un 55%, hasta US$2.546 millones, como consecuencia de una caída del 5% de los ingresos, hasta US$19.860 millones, y un aumento de los costes del 17%, hasta US$15.614 millones.

RELACIONADAS