Finanzas
Fecha de publicación: 2019-10-08

La Bolsa de Hong Kong renuncia a comprar la Bolsa de Londres

El pasado 11 de septiembre, el consejo de la Bolsa de Londres rechazó la oferta de compra por 29.600 millones de libras realizada por el operador de la Bolsa de Hong Kong, que valoraba cada acción de la británica en 83,61 libras (93,69 euros).

Por Europa Press

Hong Kong Exchanges Clearing (HKEX), el operador de la Bolsa de Hong Kong, ha renunciado a presentar una nueva oferta de compra por su homólogo London Stock Exchange Group (LSEG), la compañía que gestiona la Bolsa de Londres, después de que esta rechazase el pasado mes de septiembre un primer ofrecimiento que valoraba la firma en 29.600 millones de libras esterlinas (33.119 millones de euros).

"HKEX confirma que no planea hacer una oferta por LSEG", ha anunciado la Bolsa de Hong Kong un día antes de que expirase el plazo fijado por la normativa británica de fusiones y adquisiciones, que había establecido el 9 de octubre como fecha límite para que la compañía china presentara una oferta formal de compra o renunciara a la adquisición de su competidor durante al menos seis meses.

A pesar de esta retirada, el consejo de administración de HKEX ha reiterado que continua creyendo que la fusión de LSEG y HKEX es estratégicamente convincente y permitiría crear un líder mundial en el sector de infraestructuras de mercado.

"El consejo está decepcionado por no haber logrado llegar a un compromiso con la cúpula directiva de LSEG sobre la realización de esta visión y, como consecuencia, ha decidido que seguir adelante con la propuesta no va en el mejor interés de los accionistas de HKEX", recoge el comunicado.

El pasado 11 de septiembre, el consejo de la Bolsa de Londres rechazó la oferta de compra por 29.600 millones de libras realizada por el operador de la Bolsa de Hong Kong, que valoraba cada acción de la británica en 83,61 libras (93,69 euros), comprendiendo un pago en efectivo de 20,45 libras (22,91 euros) y la entrega de 2,495 títulos en HKEX.

No obstante, a pesar de suponer entonces una prima del 23%, la propuesta implicaba que LSEG tendría que cancelar la compra de Refinitiv, empresa responsable de terminales de información financiera propiedad de Thomson Reuters y Blackstone, por 27.000 millones de dólares (24.487 millones de euros).

RELACIONADAS