Finanzas
Fecha de publicación: 2019-03-04

¿El euro más barato que el dólar? Esta es la propuesta de la UE para promover su divisa

El Consejo de la Unión Europea -formado por los ministros de los países miembros- acordó hoy abaratar el pago en euros en países fuera de la eurozona y fomentar el uso de la moneda única para transacciones transfronterizas.

Por EFE

La nueva regulación adoptada hoy “iguala el coste de pagos transfronterizos en euros entre países con moneda única y países sin divisa comunitaria y aumenta la transparencia de los cargos relacionados con servicios de conversión de moneda en la UE”, anunció el Consejo en un comunicado.

Aunque ya desde el año 2002, con la puesta en marcha efectiva del euro, se cobraban las mismas tasas a los pagos en un mismo país o entre países del euro, los pagos en euros desde países fuera de la eurozona estaban sujetos a altas tasas.

Con la reforma aprobada hoy, los cargos por pagos transfronterizos en euros por servicios como transferencias de créditos, pagos con tarjeta o retiradas de efectivo serán los mismos si se hacen en euros que en la moneda local (si estás fuera de la eurozona).

Se calcula que se verán beneficiados 2.500 transacciones potenciales cada año.

También se aumentará la transparencia en los cargos de servicios de conversión de moneda y cuando los consumidores paguen en el extranjero podrán elegir entre hacerlo en moneda local o en euros y serán informados de los costes de ambas.

La mayoría de los puntos de la nueva regulación, informa el Consejo, se prevé que entren en vigor el 15 de diciembre de 2019.

La política no favorece al euro

A medida que la perspectiva económica de Europa se vuelve más sombría, más fondos se están apostando contra el euro.

Manulife Asset Management, que supervisa US$364.000 millones a nivel mundial, está recortando la moneda en uno de sus fondos debido al empeoramiento de los datos económicos, al aumento de las fallas políticas y al Banco Central Europeo que parece cada vez más propenso a participar en una mayor flexibilización. El riesgo en la posesión de activos europeos significa que el gestor de cartera de M&G Investments, Wolfgang Bauer, está recortando el euro como cobertura.

“Estamos recortando el euro frente al dólar en nuestro fondo”, dijo Grant Peterkin, director general del fondo de tasas de retorno absoluto de Manulife. “Esto se debe simplemente a que creemos que los datos, especialmente en Europa central, se han deteriorado muy rápidamente. Esto, junto con un banco central que es ahora de tono más suave ante los pronósticos de que los datos podrían seguir empeorando en los próximos tres a seis meses”.

Peterkin se ha unido a sus pares en Janus Henderson Group Plc y Allianz Global Investors para posicionar la debilidad del euro. El BCE, que hasta hace poco se esperaba que comenzara a elevar las tasas de interés desde niveles récord, ahora está discutiendo la necesidad de nuevos préstamos a largo plazo para los bancos. Los datos publicados el viernes mostraron que, en febrero, las fábricas de la zona euro sufrieron su mayor caída en pedidos en casi seis años.

La moneda común ha caído 0,9% en lo que va del año, llegando aproximadamente a US$ 1.14. Si bien el pronóstico promedio de estrategas en una encuesta Bloomberg muestra una recuperación a US$ 1.20 para finales de año, es el consenso más bajo desde agosto de 2017. ABN Amro ha recortado su predicción del segundo trimestre a US$ 1.10 desde US$ 1.19, mientras que Rabobank, podría reducir su pronóstico de 12 meses de US$ 1.15.

La desaceleración del crecimiento en ambos lados del Atlántico está frenando la volatilidad en el par, mientras que los operadores de opciones se han vuelto más bajistas respecto al euro. Las reversiones de riesgo, un indicador de confianza y posicionamiento, han disminuido este año. Los contratos a un mes rondan los 30 puntos básicos a favor de las colocaciones en euros, desde un punto casi neutral a finales del 2018 y en enero.

Los precios de mercado también reflejan las crecientes dudas sobre la normalización de las políticas por parte del BCE. Los contratos basados en el índice Euro Overnight Average muestran el primer aumento de la tasa del BCE en abril del 2020, en comparación con diciembre del 2019 a fines de junio.

“El año pasado fue la fortaleza del dólar, este año se trata de la debilidad del euro”, dijo Jane Foley, jefe de estrategia monetaria en Rabobank. Hablar de más flexibilización del BCE “es muy diferente a las expectativas que había a finales del año pasado”.

RELACIONADAS