Finanzas
Fecha de publicación: 2019-02-26

Panamá: Casi mil millones menos en activos líquidos del Centro Bancario Internacional en un año

Los activos líquidos del Centro Bancario Internacional pasaron de US$5.604,2 millones en 2016 a US$4.631,8 millones en 2017, reflejando una disminución de US$972,4 millones.

Por La Estrella (Panamá)

En los últimos años, el Centro Bancario Internacional de Panamá viene reportando una fuga de activos líquidos que alcanza cerca de mil millones de dólares.

La tendencia se da al margen de los recientes escándalos que sacudieron al país —Papeles de Panamá, Lista Clinton— y la inclusión del país en listas ‘grises' y ‘negras' de la OCDE y GAFI, aunque el Gobierno insiste en que el sistema bancario se mantiene robusto.

ACTIVOS

Los activos líquidos del Centro Bancario Internacional —conformado por unos 88 bancos, en su mayoría de licencia general (49); de licencia internacional (26) y con licencia de representación (13)— pasaron de US$5.604,2 millones en 2016 a US$4.631,8 millones en 2017, según cifras de la Contraloría General. Al comparar ambas cifras, en 2017 se reflejó una fuga de activos líquidos de US$972,4 millones en la banca internacional.

Mientras, la tendencia con números rojos también se perfila para 2018, toda vez que hasta noviembre se reportó una fuga de activos líquidos por US$784 millones, en comparación con 2017, según las estadísticas de la Superintendencia de Bancos.

Los activos totales de 2017 se ubicaron en US$18.326,9 millones, unos US$1.596,1 millones menos que en 2016, cuando sumaron US$19.923 millones. Dentro de los activos totales, se reportó disminución en los externos, que pasaron de US$5.440 millones en 2016 a US$4.438,6 millones en 2017.

También cayó la cartera crediticia, la cual pasó de US$10.385,1 millones a US$10.134,5 millones; los valores pasaron de US$3.558,5 millones a US$3.229,4 millones respectivamente; y los activos fijos, de US$375,1 millones a US$331,2 millones.

Por el contrario, los activos internos subieron de $163.8 millones en el 2016 pasó a US$192,8 millones en 2017; y los activos efectivos se mantuvieron igual (en US$0,4 millones en ambos años).

En 2017, también cayeron los pasivos (US$17.089,4 millones en 2016 contra US$15.623.9 millones en 2017), los bancarios, internos, externos, particulares, de bancos y obligaciones y los otros pasivos.

Para este 2019, se estima que las perspectivas económicas para Panamá y su sector bancario son ‘positivas', concluyeron especialistas de las calificadoras S&P Global Ratings, Fitch Ratings y Analyst Moody's, durante un panel en el Primer Congreso Bancario Internacional para Reguladores y Banqueros, celebrado la semana pasada en esta capital. Y aunque expresaron que existe confianza en el sistema bancario de Panamá, sus fortalezas, la capitalización, la base de fondeo, la solidez de sus activos y rentabilidad consistente, advirtieron de que las listas grises y negras ‘sí' representan un ‘riesgo' para el sector y podrían afectar sus calificaciones de la región, específicamente en ‘temas reputacionales'.

Recientemente, Panamá fue incluida en una lista negra de la Comisión Europea, a pesar de que el Ejecutivo ya había sancionado el proyecto de ley 591, que tipifica la evasión fiscal como delito, a requerimiento del GAFI.

RELACIONADAS