Finanzas
Fecha de publicación: 2019-01-23

El Dow Jones cayó 302 puntos ante el débil panorama económico

Las acciones cayeron este martes en Wall Street después de que una serie de informes económicos confirmaran lo que los inversores temían: el largo repunte de la economía global podría estar llegando a su fin.

Por CNN

Las ventas de viviendas existentes en Estados Unidos tuvieron su peor mes en más de tres años. La economía de China creció a su ritmo más bajo en casi tres décadas. Y el Fondo Monetario Internacional advirtió que las disputas comerciales amenazan con ralentizar aún más el crecimiento económico global.

El Dow cerró con caída de 302 puntos. En un punto, llegó a caer 462 puntos. El S&P 500 bajó un 1,4% y el Nasdaq un 1,9%. El petróleo crudo estadounidense, que se había recuperado en las últimas semanas, cayó un 2,2% el martes. La Casa Blanca desinvitó a dos representantes comerciales chinos, según el Financial Times. Estaban programados visitar Estados Unidos esta semana para prepararse para las conversaciones comerciales que se llevarán a cabo entre el viceprimer ministro de China y el representante de Comercio de los Estados Unidos, Robert Lighthizer, la próxima semana. La administración de Trump dijo que la falta de progreso en algunos temas clave es la razón de la cancelación de la reunión de esta semana.

El Dow, que ya había bajado 300 puntos, cayó otros 100 puntos en el informe.

Cerrado el lunes por el Día de Martin Luther King, los mercados tuvieron su primera oportunidad este martes de reaccionar ante el informe de PIB de China de 2018 y el panorama económico del FMI presentado en el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza. Ambos informes fueron publicados el lunes.

El FMI redujo en 0,2% las estimaciones de crecimiento en su Perspectiva de la Economía Mundial 2019, a 3,5%, su segunda revisión a la baja. El debilitamiento de las economías en Alemania y Turquía serían el motivo de la rebaja de la calificación. La economía alemana tuvo su peor año desde 2013, aunque pudo haber evitado una recesión.

Pero el informe dejó claro que un Brexit sin acuerdo y la guerra comercial no resuelta entre Estados Unidos y China siguen siendo los mayores peligros conocidos para el crecimiento.

También el lunes, China informó que su economía creció 6,6% en 2018. Ese es el desempeño anual más débil desde 1990.

El crecimiento chino ha perdido impulso tras los esfuerzos del gobierno para tratar de controlar los altos niveles de deuda. También ha comenzado a sentir los efectos de la guerra comercial con Estados Unidos, que ha dado lugar a nuevos aranceles a más de 250 mil millones de dólares en exportaciones chinas.

El martes, la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios informó que las ventas de viviendas existentes en Estados Unidos cayeron un 6,4% el mes pasado. Es el peor número desde noviembre de 2015. Las ventas de casas habían bajado durante buena parte de 2018, pero nada como el declive de diciembre. Las ventas de viviendas existentes cayeron un 10,3% en el año.

La Reserva Federal ha seguido de cerca el deterioro del mercado de la vivienda, para decidir su siguiente movimiento. Podría seguir aumentando las tasas para luchar contra la inflación o desacelerar su campaña de aumento de las tasas de interés para evitar el estancamiento de un período de crecimiento económico que aparentemente está tocando fondo.

A medida que entramos en la temporada en la que se anuncian las ganancias de las empresas, los inversores se fijarán en las ventas corporativas y en el crecimiento de las ganancias en busca de signos de una desaceleración de la economía.

Componentes del Dow como Johnson & Johnson y Travelers reportaron ganancias el martes que superaron las expectativas de Wall Street, pero sus acciones cayeron, arrastradas por el mercado en general.

Stanley Black y Decker informó que sus ganancias para el año 2019 no alcanzarían las previsiones de los analistas, argumentando “múltiples corrientes externas en contra”. Las acciones cayeron un 13%.

Pero las acciones de eBay subieron un 7% después de que el fondo de inversión Elliott Management anunciara que compró una participación en la compañía y que quiere dividirla, separando la empresa revendedora de entradas StubHub.

RELACIONADAS