Finanzas
Fecha de publicación: 2018-06-30
Galeria  Ver Fotogalería

El mayor banco de México se prepara para un gane de AMLO

Citibanamex tiene la mayor cartera de clientes que crece cada año en México. Con una cartera de 21 millones de clientes, que tienen de dos a tres productos con ellos, el mayor banco de México se prepara para el gane de Andres Manuel López Obrador (AMLO) a la presidencia de México este 1 de julio.

Por Claudia Contreras, estrategiaynegocios.net

Este domingo 1 de julio son las elecciones presidenciales mexicanas y el mensaje de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el candidato de izquierda que ha dominado la campaña electoral, ha tenido eco en sectores muy diversos del electorado del país. Muchos votantes de estados industriales como Aguascalientes, con altos niveles de desarrollo económico y bajos índices de violencia, aseguran que lo respaldarán. Con la esperanza de que AMLO traerá más valor a la gente, oportunidades para mejores salarios o prestaciones, es el favorito para ganar la presidencia.

El gran mercado de Citibank en la banca de personas después de Estados Unidos es México. El peso de la plaza de Citi en México es tal que maneja un 25% de todas las transacciones en ese país.

En los dos últimos años, se ha enfocado en la eficiencia del negocio. “El sector financiero en México está viviendo un punto de inflexión. Estamos muy bien posicionados para capitalizar las oportunidades ahí”, aseguró Jane Frasser, la CEO de Citi para América Latina, desde el piso 39 de 388 Greenwich Street, en New York, a mediados de junio frente a una veintena de periodistas latinoamericanos.

Las cifras demográficas de México están a favor del crecimiento del banco: hay una gran población de jóvenes que están emergiendo rápidamente como clase media. “Sorprendentemente, para un mercado como México la sofisticación de la banca aún está por debajo. Si (el cliente) quiere crédito, depósitos, seguros, administración de cuentas, es de los más bajos en la región con respecto a su PIB”, apuntó Fraser, quien dirige la rama de Citi para Latinoamérica desde 2015. La banquera está muy entusiasta en inclusión financiera en ese país donde el 50% de la población aún no está bancariza. La estrategia fue invertir US$1.000 millones en hacer una banca pensada en mejorar la experiencia del cliente: más simple, más digital, moderna… con un feeling similar a una Apple Store.

seguros-citibanamex(800x600)

A excepción de México, el foco del banco para el resto de América Latina fue desprenderse de su negocio retail en más de 30 países y apostarle a concentrarse donde es más fuerte y tiene la escala para ser eficiente: el mundo institucional y corporativo (servicios a multinacionales, el gran capital y sector público). Desde su base en Miami, Fraser cubre 23 países y lidera un equipo de 54.000 personas.

AMLO y el ruido electoral

"Incluso con la incerteza política que tenemos, somos muy optimistas con el futuro de Citibanamex. Es un banco de escala significativo: tenemos la mayor cartera de clientes que crece cada año en el país. Tenemos 21 millones de clientes, que tienen de dos a tres productos: pensiones, fondos mutuales, seguros. La posición es muy buena si hacemos lo correcto", agregó la alta ejecutiva nacida en Reino Unido.

Fraser mencionó el posible ruido electoral en el segundo semestre en la región latinoamericana con elecciones presidenciales en Colombia, México y Brasil. "Ya pasamos por ciclos más duros. Estamos desde hace 100 años en la región. Reconocemos un creciente sentimiento anti establishment pero tenemos experiencia manejando estos riesgos", comentó Fraser, ante periodistas reunidos por primera vez para entender cómo cambió el negocio del Citibank tras la reestructuración que supuso vender la banca de consumo en más de 30 países
Fraser subrayó: "El contexto económico es retador, tenemos más de 100 años de experiencia en manejar estos riesgos e identificar oportunidades, y permitir el progreso. Esto no va a cambiar. Vamos a poner toda nuestra energía en innovar, en dar la mejor propuesta de valor para nuestros clientes y ayudarles a navegar los retos de 2018".

Perspectiva económica de un gane de AMLO

amlo.9(800x600)

Hay dos grandes incertidumbres en torno a la economía mexicana: las elecciones y el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que aún está en medio de árduas negociaciones. Un triunfo de Andrés Manuel López Obrador serviría para reducir la incertidumbre “porque se despejaría una de las incógnitas”, dice Ernesto Revilla, economista en jefe de Citibanamex para América Latina

Para Revilla, México se está sofisticando en lidiar con Estados Unidos y está abriéndose a importar y comprar bienes de mercados suraméricanos, como Brasil y Argentina. Algo que expresó que es positivo para esta gran economía.

“Aclaro que cuando digo que se reduce la incertidumbre, esto sólo es válido para el corto plazo (...) para lo que sucederá en el mediano plazo, es muy importante conocer qué pasará con las finanzas públicas, con la estabilidad macroeconómica, con la autonomía del Banco de México y quiénes ocuparán las posiciones clave en el gobierno”.

El economista de Citi espera que el mensaje de AMLO sea de respeto a la autonomía del Banco de México y de compromiso con la disciplina fiscal. También dijo que está pendiente definir la forma en la que se manejará lo del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México y los contratos privados de petróleo. “Hay necesidad de tener información detallada de cómo se tratará la inversión privada (...) Saber qué parte del mensaje de campaña se convertirá en programa de gobierno”.

¿Preocupa el gane de la izquierda de AMLO? Revilla explicó: "Hay preocupación de lo que AMLO quiere hacer con la presidencia Ha hecho mucha sombrilla con las coaliciones". Ha hablado de una reforma energética, de una reforma de educación.

"No preocupa el diagnóstico que tiene del país, que es correcto porque hay un gran enojo con los temas de Estado de derecho, violencia, corrupción, que ha enarbolado en campaña. Tiene razón que los ingresos han estado estancados por décadas. La preocupación es qué tipo de políticas quiere hacer para atacarlas porque muchas políticas que ha propuesto en campaña y hemos visto en Latinoamérica que no funcionan, que generan desequilibrios fiscales, que la sociedad en conjunto lo acaba pagando. Aunque no está claro qué es exactamente lo quiere hacer AMLO, preocupa porque regresa a un México cerrado, donde la productividad no crece", estimó Revilla.

Este 1 de julio también se definirá en México cómo quedará el Congreso, nuevos gobernadores, y serán claves los discursos de los candidatos que resulten ganadores.

¿México será la próxima Venezuela?, preguntamos los periodistas latinoamericanos invitados por Citi. "Es la incertidumbre", contestó Revilla. "Hay grados de populismo y lo que la izquierda ha hecho en Latinoamérica. México ha estado aislado de esos péndulos siguiendo una ortodoxia macroeconómica desde la crisis del Tequila. La duda es si será un izquierda del estilo de (Michelle) Bachelet, de Cristina Kirchner, de (Nicolás) Maduro, de (Rafael) Correa. Habrá muchas cosas que lo van a definir: instituciones y mercado, pero hay dudas de qué tanto él quiera hacer", concluyó.

RELACIONADAS