Especiales
Fecha de publicación: 2015-08-17
Cuatro o cinco de cada diez empresas logran, en un corto período y con herramientas adecuadas, incorporar estrategias de sustentabilidad en sus operaciones.

Pymes: también sostenibles

Las pymes disponen de menos recursos para poner en práctica estrategias de sostenibilidad, de ahí la necesidad de apoyos.

Por: estrategiaynegocios.net

World Environment Center (WEC) es una organización global que se dedica a promover el desarrollo sostenible a través de las operaciones y prácticas de negocios de sus empresas miembros, en asociación con gobiernos, organismos multilaterales, organizaciones no gubernamentales, universidades y otras partes interesadas. En Centroamérica, ha apoyado durante la última década la competitividad de la pyme regional, mediante estrategias prácticas que faciliten a las firmas llevar a cabo mejoras en sus procesos, aumentando así su competitividad y desempeño ambiental, informó Ernesto Samayoa, director de operaciones para Latinoamérica de WEC.

Las pymes, por tener una organización más pequeña y con menos capital para invertir en áreas que no están directamente relacionadas con la producción y generación de ingresos en sus operaciones, disponen de menos recursos para poner en práctica estrategias de sostenibilidad. De ahí que desde el 2012 WEC ha estado desarrollando el programa “Caminos a la producción más limpia en las Américas”, bajo un esquema teórico-práctico, promoviendo la educación ambiental en facultades de ingeniería de universidades en toda Centroamérica, República Dominicana y Perú, en trabajo conjunto con empresas privadas locales, con resultados satisfactorios.

“La mayoría de las empresas centroamericanas son pymes cuya principal razón de ser es mantenerse en el mercado, producir y vender. Para este sector existe un alto potencial de ejecución de programas viables, donde pueden llevar a cabo proyectos claros de mejora en sus operaciones, que inciden positivamente en su desempeño ambiental, económico y social”, sostuvo Samayoa.

De acuerdo con datos de WEC, cuatro o cinco de cada diez empresas logran, en un corto período y con herramientas adecuadas, incorporar estrategias de sustentabilidad en sus operaciones, con resultados como la reducción de entre un 5 y 30% en el consumo de agua, así como entre un 5 y 15% en el consumo energético. “Además, a través de la implementación de estos programas, las empresas fortalecen sus cadenas de valor, generando nuevos productos más amigables con el medioambiente o aplicando una reingeniería de su portafolio de bienes”, destacó Samayoa.

“Este es un proceso a largo plazo, donde lo importante es establecer objetivos concretos priorizando las áreas que puedan en un inicio agregar valor económico a la cadena para capitalizar la empresa, y priorizando en áreas que son un reto dentro de la estructura de costos de la empresa como la energética.

Las pymes tienen mucho potencial, grandes retos y el principal en el caso de Centroamérica es la innovación, es claro que si las empresas no innovan se quedarán atrás en los mercado actuales”, concluyó Samayoa.

RELACIONADAS