Especiales
Fecha de publicación: 2015-08-06

Telefónica: las personas, la sociedad y el planeta

En Telefónica la sostenibilidad es transversal en la organización.

“La entendemos como un proceso continuo, en el que todas las áreas de la empresa participan desde su gestión. A través de la sostenibilidad, promovemos la incorporación de los principios y valores de la compañía en los procesos del negocio”, afirmó Vicky Riaño, directora regional de responsabilidad corporativa.

Su cartera de programas sostenibles es amplia. En el ámbito de personas, desarrolló un proyecto para mejorar la seguridad de los niños y jóvenes en Internet. En la dimensión sociedad, creó un programa robusto de voluntariado que se gestiona con los colaboradores, quienes aportan tiempo y recursos económicos a proyectos de Fundación Telefónica con jóvenes, personas con discapacidad y planes relacionados con medio ambiente, entre otros.

“Además, tenemos proyectos enfocados a la educación e innovación gestionados a través de Fundación Telefónica. Nuestro programa de Aulas Fundación Telefónica dota no solo de computadoras y estructuras técnicas a 183 centros educativos en Centroamérica sino que ha formado a docentes, niños y jóvenes en el uso de las tecnologías a través de nuestra plataforma virtual y capacitaciones online”, puntualizó la también directora de Fundación Telefónica. Algunas de las iniciativas en desarrollo de Telefónica, en el ámbito social, están centradas en la sostenibilidad en la cadena de suministro (proveedores), los derechos humanos (erradicación del trabajo infantil en su cadena de suministro) y la gestión de oportunidades vinculadas al impacto positivo de sus servicios en la sociedad (tarifas bajas y promociones especiales para personas con bajos ingresos).

La empresa, que en el 2014 realizó una inversión de US$7.057 millones en la región, desarrolló un programa de formación en las tecnologías de la comunicación e información (Aulas Fundación Telefónica), mediante el cual ha atendido a más de 9.000 docentes y aproximadamente a 99.100 niños y jóvenes en Centroamérica.