Especiales
Fecha de publicación: 2015-08-06

Grupo Terra, sostenible desde el ADN

El grupo hondureño cuenta con proyectos que llevan intrínseca la visión de sostenibilidad.

En el caso de Terra Energía, la generación de energías renovables aporta al desarrollo de una matriz sostenible para la región. Un ejemplo: los proyectos eólicos Blue Power en Rivas Nicaragua, y San Marcos, en San Marcos de Colón, Honduras.

“En Terra Petróleo, nuestras estaciones de servicio cuentan con una visión amigable con el medio ambiente, lo que permite demostrar que también es posible mejorar la ecoeficiencia en este rubro de negocio. Hemos ahorrado hasta un 35% de energía con la utilización de luces led y el autoconsumo mediante paneles solares”, informó Nidia Rodríguez, gerente de comunicación.

El accionar social de la corporación hondureña se inició hace más de 17 años a través de la Fundación Terra, mediante programas que respondieron a los principales desafíos de la región centroamericana: educación, tecnología y calidad de vida. Actualmente, las prácticas responsables de Grupo Terra se enfocan en seis materias: gobernanza, prácticas justas de operación, público interno, comunidad, mercadeo responsable y medio ambiente. En cada una se desarrollan programas para eliminar, mitigar, remediar y compensar sus impactos.

Actualmente, Grupo Terra trabaja en el desarrollo de su estrategia de sostenibilidad. Creó el área de Responsabilidad Corporativa, con el objetivo de orientar y alinear a las distintas unidades de negocio bajo un mismo concepto de sostenibilidad. Su aporte de valor para la región queda claro cuando se revisan sus resultados en 2014: US$1.284.341 destinados a inversión social en toda Centroamérica, 3.006 empleos directos en Centroamérica, Colombia y Perú, 5.908 proveedores activos en 2014, de los cuales 77% son locales, y US$770.000 destinados a inversión ambiental en la región. La empresa otorgó 3.629 becas dentro del programa Becas Tutoría en Centroamérica, opera dos centros prebásicos y contribuyó al equipamiento de 12 aulas tecnológicas en Honduras, Guatemala y Nicaragua.