Especiales
Fecha de publicación: 2014-12-18
Parques Infantiles B-Happy.

Bridgestone: empresa alineada con el bienestar de la sociedad

Una de sus prioridades es disminuir el impacto ambiental y coadyuvar en la búsqueda de una sociedad y una economía ambientalmente más amigables.

Por: estrategiaynegocios.net

En Costa Rica, el nombre de Bridgestone es sinónimo de llantas, carreteras y de una fábrica situada en el cantón de Belén. Para muchas comunidades connota, además, parques infantiles decorados con llantas de colores, limpieza en uno de los ríos más contaminados de la región centroamericana y campañas para reciclaje de llantas viejas.

Como una de sus prioridades es disminuir el impacto ambiental y coadyuvar en la búsqueda de una sociedad y una economía ambientalmente más amigable, para ello lidera varios proyectos ambientales y sociales.

Una de las iniciativas más atractivas por el impacto social y visual que genera se denomina ‘Parques Infantiles B-Happy’, enfocada en la construcción de zonas de recreo infantil, así como estructuras decorativas en parques de comunidades y centros educativos. Es un proyecto que se ha replicado en otros países donde la marca Bridgestone está presente, como Panamá, Guatemala y El Salvador. En total se han intervenido 14 áreas infantiles.

Otro de los programas es la limpieza del Río Grande de Tárcoles, en la que la participación voluntaria de sus colaboradores ha sido vital. Con la ayuda de más de 50 personas, en abril de este año se lograron extraer 736 llantas de desecho en dicho río. Las campañas de limpieza se vienen ejecutando desde el 2007 y con la de abril pasado ya suman cuatro ediciones.

Reducir el consumo de energía en los procesos de producción y fabricación de llantas es otra de las metas de la empresa que busca disminuir en un 25% las emisiones de dióxido de carbono para el 2021. Para lograrlo se utiliza ahora una caldera sostenible que utiliza biomasa obtenido de desechos de madera y no búnker, así reducirá el 50% de su huella de carbono, al pasar de emitir 22.000 toneladas de dióxido de carbono anuales a 11.000.

La empresa recibió en mayo del 2014 el reconocimiento Bandera Azul Ecológica, tras implementar criterios sostenibles en planes de gestión de residuos, en la certificación orgánica y red de agricultura sostenible, en certificaciones ISO 14001 y 9001, así como en el cálculo de su huella de carbono.

También es acreedora de la certificación INTE 350101 relacionada al cumplimiento de altos estándares de responsabilidad social como derechos humanos, prácticas laborales, medio-ambiente, prácticas justas de operación, participación activa y desarrollo de la comunidad, así como responsabilidad con los consumidores.

Por estar en la industria de las llantas y relacionada con carreteras, la compañía apostó desde hace más de una década por promover una mejor cultura vial. Fomentar la seguridad vial, en un país cuya incidencia en la tasa de fallecimientos por accidentes de tránsito es cada vez mayor, se vuelve un imperativo.

Bridgestone estableció alianzas público-privadas para lograr incidir en la población estudiantil de primaria y secundaria. A los jóvenes se les han inculcado prácticas seguras de conducción, para lo cual se han realizado charlas de sensibilización y actividades lúdicas como obras de teatro relacionadas con la temática.

Además se realizan campañas de educación para los conductores alertando la importancia de un correcto control de la presión de inflado, la adecuada manera de medir la presión, así como cuidados básicos para un buen mantenimiento de las llantas.