Especiales
Fecha de publicación: 2021-04-28

Enel Green Power: el valor de un enfoque sustentable para los negocios

En 2020 la compañía fue artífice de un hito en el mundo de los negocios, emitió US$1500 millones en un Bono Vinculado SDG, en una apuesta por alcanzar su máxima capacidad renovable para finales de 2021.

Por María José Núñez Chacón-estrategiaynegocios.net

La sustentabilidad es el objetivo que dirige cada acción que emprende la corporación Enel Green Power como generadora, distribuidora y comercializadora de electricidad se ha destacado por transformar sus operaciones para alcanzar los máximos niveles de capacidad renovable.

Así lo confirmó Margherita Moscatelli, gerente de Sostenibilidad Centroamérica de Enel Green Power en el marco del encuentro virtual de RSE: Construir Esperanza desde los Negocios, organizado por la revista centroamericana Estrategia & Negocios (E&N).

Precisamente Enel fue presentado como un caso de éxito de compañías que asumen con alta eficiencia su rol de sustentabilidad en la Transición Justa frente a los desafíos del cambio climático.

En medio de un mundo que vive una pandemia generalizada por COVID-19, la recuperación verde de las economías es un tema que asume un puesto predominante, un nuevo modelo enfocado en tecnologías sostenibles y energía a partir de fuentes renovables.

“Enel ha sido una empresa visionaria; por ejemplo, el año pasado emitimos un Bono Vinculado SDG -relacionado con los resultados en materia de sostenibilidad - en el mercado estadounidense por US$1.500 millones. Es decir, en lugar de vincular nuestras inversiones a un proyecto específico, invertimos en alcanzar la máxima capacidad renovable al 31 de diciembre de 2021 y la respuesta de los inversionistas sobrepasó las expectativas”, contó Moscatelli.

Este es un claro ejemplo de como una compañía puede cambiar su enfoque y establecer metas de sustentabilidad que generen valor, no sólo financiero, sino de disminución de riesgos y beneficios para las comunidades.

En este sentido, explicó la gerente de Sostenibilidad de Enel, un claro ejemplo de la distribución del riesgo se puede observar claramente cuando se instala una planta renovable, versus una de gas o carbono.

El riesgo de la planta renovable es mucho más baja, porque el fallo de una planta eólica no impacta la generación; tiene mayor probabilidad de ser aceptada por la comunidad en la que se opere; generará menores barreras y movimientos adversos. Un negocio sustentable tiene valor en todas sus dimensiones, financiera, social, ambiental y de eficiencia operativa.

“Muchas empresas, como Enel, ya están redirigiendo el enfoque de sustentabilidad en sus objetivos de largo plazo, pues este es un factor muy apreciado por los mercados y los inversionistas; se sienten parte de la sociedad y buscan la forma de incidir positivamente y entre más inversionistas interesados, menor será el costo”, agregó.

Para Enel ser parte de la transición energética no se trata solo de ser parte del cambio, sino que están decididos a liderarlo y seguir prosperando como facilitadores green para sus socios, y a su vez, ayudar con los procesos fundamentales de la economía circular, impactando en sus proveedores, comunidades y empleados. Este precisamente, es el verdadero significado de una Transición Justa, donde nadie se quede atrás.

Por ello, la corporación se ha propuesto metas muy claras para los próximos años en cuanto a su reducción de kilovatios hora, para bajar en el 2030 un 80% y en 2050 conseguir la descarbonización total.

“Vamos a acelerar nuestro proceso de desmantelamiento de la central térmica y aumentaremos la construcción de nuevas plantas renovables; pues estamos convencidos de que esta transición no afecta solo el campo de la energía, sino a toda la sociedad y economía”.

RELACIONADAS