UniqMag
UniqMag

¿Qué tomar en cuenta si deseo emprender?

Los salvadoreños que son parte de ‘Hecho en Casa’ compartieron en sus redes sociales unos tips sobre cómo emprender y tomar la decisión.

Por Gabriela Melara – estrategiaynegocios.net

Emprender es una decisión que muchos han pensado en más de una vez, pero, ¿Qué debo tomar en cuenta?

Un grupo de salvadoreños emprendedores que son parte de ‘Hecho en Casa’ compartieron en sus redes sociales unos tips sobre cómo emprender y tomar la decisión.

Estos fueron puestos en marcha y algunos siguen siendo el mensaje de día a día de ellos mismos.

“Son algunas ideas que han salido cuando nos juntamos varios emprendedores y nos pareció súper chivo compartirlas con vos por si estás pensando en emprender tu propio sueño”, indican al presentarlo en su perfil de Instagram.

‘Hecho en casa’ es un conglomerado de jóvenes emprendedores que cuentan con un punto de venta colectivo en la ciudad de San Salvador. Impulsan el consumo local y el desarrollo de nuevas ideas.

Raquel Arana, una de nuestras Mujeres Desafiantes 2018, es fundadora de este movimiento. La salvadoreña se ha diversificado a lo largo de los años y ahora confecciona carteras, cojines, cuadros y otros productos, en los cuales “cuenta una historia”, de acuerdo con sus propias palabras.

Los tips

Los del conglomerado indican que emprender requiere, además de agallas, mucha entrega y compromiso, que puede quitarte horas de sueño.

“No es fácil y no hay nadie diciéndote cómo hacer las cosas, sos vos luchando y sacando delante de tu propio sueño… Emprender se vuelve emocionante, te sonríe el alma, brincás de la emoción, te abrazás de la alegría y te auto aplaudís por no haber tenido miedo de intentarlo”, indica la publicación.

1.Descubrí tus habilidades

¿Qué te encanta hacer? ¿Qué te apasiona? ¿Qué podés pasar horas haciendo? ¿Le podés sacar una ventaja competitiva a esa habilidad? ¿Le podés sacar una ventaja competitiva a esa habilidad? ¿Se puede convertir en un negocio rentable? Hacer un plan hace que uno deje de hablar y comience a hacer tangible la idea.

2.Conceptualizá tu idea

Si ya identificaste un producto o servicio que puede satisfacer una necesidad y convertirse en un negocio rentable ahora es momento de analizar qué te hará único, qué te va a diferenciar del resto de las personas que ya hacen eso. En Google y Pinterest hay muchas ideas y muchas personas caen en el error de copiar tal cual.

Piensa: ¿Qué te hará único?

3.Prototipá y lánzate el agua

Aunque una idea no esté al 100% finalizada lo importante es lanzarla.

La prueba y error deben ser rápidos y continuos. El mercado te irá diciendo si lo que creaste funciona o no y si siempre estamos buscando tener nuestra idea 100% lista nunca vamos a lanzar.

El miedo y la inseguridad entran en juego en esta parte porque somos los mejores en auto criticarnos.

4.Paciencia

Tener un negocio propio es como haber sembrado una plantita, la semilla no va a crecer de la noche a la mañana, la flor no va a salir al día siguiente. Posiblemente al principio no vas a tener una gran ganancia y no te vas a ir de viaje, posiblemente vas a tener que reinvertir todo para volver a producir, cada una de los problemas que resolvás a lo largo de la vida de tu emprendimiento es el mejor auto aprendizaje de todos, es donde verdaderamente nos pulimos en el ámbito de emprender, es lo que le da solidez a nuestro sueño.

5.No somos sabelotodo

No tenemos por qué ser pro en todos los temas que va a involucrar nuestro emprendimiento, para eso es que buscamos aliados o personas de nuestra confianza que nos saquen de dudas, que nos enseñen cosas, por eso es que nos metemos a capacitaciones, cursos, diplomados y cualquier cosa que nos vaya a enseñar a llegar a manejar de la mejor forma nuestras ideas. Gracias a la tecnología tenemos un alcance miles de cursos y capacitaciones a nivel mundial solo hay que investigar el que mejor nos funcione.

6. (Tip extra) Objetivos/metas realizables

Habemos muchos emprendedores que no somos tan organizados y como no tenemos jefe, al principio eso se siente extraño y queremos hacer 20 cosas en el día. Al no lograr hacer las 20 cosas en el día nos sentimos mal y con ansiedad.

Todo se resume en tener objetivos/metas realizables, semanales, mensuales y anuales y diluirlos en una manera de dividir esos objetivos en el día a día.

Realizables es la palabra clave.

Envía tu comentario