UniqMag
UniqMag

Aceleradores de nuevos negocios en el Istmo

El comercio electrónico y contar con presencia de marca en las redes sociales son dos prioridades que los emprendedores y líderes de pequeñas y medianas empresas deben tomar en cuenta en la era post-covid para llegar a más clientes y generar más ventas.

Gabriela Melara – gabriela.melara@estrategiaynegocios.net

La pandemia por covid-19 fue el propulsor, de acuerdo con los expertos, del comercio electrónico, ya que aceleró la adopción de compras en línea, pagos sin contacto y la búsqueda de productos por medio de redes sociales.

Las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) de Centroamérica ven estas tendencias como una palanca de crecimiento futuro.

De acuerdo con un estudio realizado por el Centro Regional de Promoción de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (CENPROMYPE), estos sectores consideran que el crecimiento de su negocio de comercio electrónico es “muy importante” o “extremadamente importante”.

GRAFICAPYME(800x600)

Estiman que la inversión para digitalizar sus negocios ronde entre US$1.000 y US$10.000 en sus empresas de comercio electrónico.

El estudio contempló a 2.000 empresas y a 1.025 consumidores en Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Panamá. El objetivo era mejorar el conocimiento en la región sobre cómo las MIPYMES y los consumidores usan el comercio electrónico desde antes de la pandemia.

Facebook e Instagram son las vitrinas que las Mipymes de Centroamérica están usando para ganar visibilidad y vender sus productos. El 21% de las mismas venden sus bienes y servicios a través de dichas redes sociales.

PYMEGRAFICA13(800x600)

Digitalizar: Prioridad en agenda

Debido a la crisis, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Organización de Estados Americanos (OEA) han urgido a los gobiernos y a las organizaciones que financian proyectos de Mipymes y emprendedores que se impulsen las implementaciones de estrategias citadas para apoyar la digitalización del grupo y para reactivar la economía del istmo.

Según el último informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) las economías de América Latina y el Caribe sufrieron una contracción promedio de 7,7% en 2020, la mayor en 120 años y sector de la pequeña y mediana empresa fue uno de los más golpeados debido a los confinamientos.

“La nueva agenda regional de competitividad debe incluir recomendaciones prácticas enfocadas en la recuperación económica, anclada en buenas prácticas de solidaridad y cooperación regional. Las alianzas público-privadas, la transformación digital y el apoyo a los emprendedores forman parte de la nueva agenda que necesitamos impulsar para reactivar la economía en el período post-COVID”, indicaba Luis Almagro, secretario general de la OEA, durante el XI Foro anual de Competitividad de la Américas (FCA), celebrado a inicios de 2021 en Ecuador.

En el evento participaron representantes de países de Latinoamérica para discutir propuestas de desarrollo económico y la innovación en la región.

Reforzando las 3 R

Según un estudio de ManpowerGroup, “Reinicio de la revolución de habilidades: las 3Rs – renovar, reaprender, reorganizar”, la pandemia ha llevado a las empresas a acelerar rápidamente los planes de digitalización.

Lo anterior se evidencia en que el 38% de las organizaciones consultadas por la firma están acelerando su digitalización como resultado de la crisis sanitaria, mientras que solo el 17% ha suspendido este tipo de procesos.

“Es más probable que las empresas más pequeñas se digitalicen para transformar funciones de soporte: administración y apoyo de oficina, atención al cliente de primera línea y finanzas”, de acuerdo con Javier Echeverri, presidente de ManpowerGroup Colombia.

El coronavirus fue el fósforo que encendió una fogata

En este campo, las nuevas empresas y emprendedores tienen un punto ganado, ya que nacieron en una era en la que la revolución 4.0 ya había empezado. Pero, esto no significa que el camino será fácil.

Para alcanzar la cima necesitan conexiones de calidad y dispositivos tecnológicos (computadoras y servidores) de al menos media gama para conectarse a todo lo que el entorno les exige.

Urgen de soluciones digitales, incluyendo sistemas informáticos para ventas, marketing y gestión de clientes adaptados a sus necesidades específicas, soluciones reforzadas de ciberseguridad y herramientas para potenciar sus oportunidades de negocio, como las plataformas de pago digital.

De acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la adopción de tecnologías de plataformas digitales y servicios móviles y de computación en la nube es acompañada por perspectivas de fuerte crecimiento de tecnologías centradas en inteligencia artificial, big data, ciberseguridad, simulación de entornos virtuales y robotización.

Alexis Canahuí, CEO de Win.gt, dijo en un evento de Microsoft en Guatemala que “la disrupción de las empresas reside en su habilidad de utilizar las tecnologías que tenemos disponibles para crear valor y generar nuevas ideas que los ayuden a alcanzar sus objetivos. La innovación es el ingrediente que está ayudando a las empresas a superar los retos actuales”.

“Muchos de nuestros clientes (en Guatemala) lograron subsistir al impacto económico que dejó la pandemia, simple y sencillamente, usando las herramientas tecnológicas. Ahora tenemos que hacer que mucha más gente las utilice”, recalca María Zaghi, Comercializadora de Tecnología del Campus Tecnológico.

“A raíz de la pandemia, de lo que pasó en 2020, momentos difíciles para muchas pequeñas y medianas empresas, se vio, en Guatemala, una explosión de uso de tecnología digital, principalmente en las pymes y emprendedores. Volcarse a ello fue sinónimo de adaptarse y sobrevivir”, indica Roberto Marroquín, gerente de Microsoft para Guatemala, al momento de lanzar un producto enfocado en las nuevas empresas digitales en ese país.

CENPROMYPE ESTUDIO

Envía tu comentario