UniqMag
UniqMag

Gran reto de las pymes: Fortalecer su presencia en el mercado a través de la propiedad intelectual

Utilizar los derechos de la propiedad intelectual genera que las empresas sean más sólidas, competitivas y resistentes.

Por estrategiaynegocios.net

Las pymes han tenido gran aceptación en la sociedad y han sido fuertes generadoras de empleo, incluso en tiempos de dificultad económica, a causa de la pandemia. Sin embargo, se evidencia que tienen un gran reto: fortalecer su presencia en el mercado a través de la propiedad intelectual.

Según la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, esta conmemoración arroja luz sobre el papel fundamental de las pymes en la economía, y el modo en que estas pueden utilizar sus derechos de PI para crear empresas más sólidas, competitivas y resistentes.

Las pymes surgen de una idea que posteriormente van tomando forma y generan una empresa. Sin embargo, los co-creadores deben cumplir una serie de normas para evitar que otras compañías reproduzcan la misma propuesta.

Puede leer: ¿Tengo cualidades para emprender?

Guillermo Rodríguez, experto en derecho en Propiedad Intelectual de Nassar Abogados, explicó que la propiedad intelectual se divide en dos: Derechos de Autor que hace referencia a obras artísticas o literarias por ejemplo libros y pinturas, pero que en la práctica también incluye software, diseños y artes de productos; y la Propiedad Industrial que corresponde a marcas, patentes y diseños industriales.

“La propiedad intelectual no concede un derecho de usar, sino que otorga un derecho de defensa, para evitar que terceros copien la idea. Por esta razón, es un reto importante que deben tener en cuenta las pymes, y tomar acciones al respecto”, indicó Rodríguez.

En el caso de derechos de autor es sumamente útil contar con un documento oficial que demuestre y pruebe que la obra es propiedad de su autor. Sin esto, se vuelve muy complejo demostrar la titularidad.

El experto en PI de Nassar Abogados añadió que sucede lo mismo en la propiedad industrial, si no se registra la marca el diseño industrial o la patente no obtiene el derecho a defenderla y cualquier otra persona podría usarla. Ante esta situación, la defensa de la marca se vuelve más difícil, onerosa y lenta, e incluso, revertir una situación como esta puede tardar hasta cuatro años o más.

De interés: Las habilidades blandas que deben tener las emprendedoras

Otra ventaja de aplicar este derecho, es que se puede utilizar como una herramienta de negocios, a través de la cual, al tener dos marcas registradas, una principal y otra secundaria, podría dar una licencia a esta última para que otra persona la explote. De esta forma, podría generarle un ingreso adicional solo por el uso por parte de un tercero.

Daños que presentan con más frecuencia las pymes

Existen diversos daños que pueden sufrir las pymes al no registrar sus negocios en PI, tales como: robo o copia de sus productos o marcas (inclusive de los mismos clientes), demandas judiciales por infracciones de derechos de terceros y la necesidad de generar rebrandings.

Envía tu comentario