UniqMag
UniqMag

Yummus Food, un emprendimiento con propósito desde sus raíces

Rodrigo López es uno de los dos jóvenes que se unieron en 2015 para iniciar con una idea de negocio, que, además de dar ganancias monetarias también apoya al desarrollo de Guatemala, su gente, el ambiente y proyecta, con cada unidad vendida, impactar en el acceso al agua limpia de miles de familias.

Por Gabriela Melara – estrategiaynegocios.net

“Desde antes de vender una sola unidad, nos propusimos que no queríamos emprender sin un propósito, sin hacer el bien, sin proponer algo bueno”, es la frase con la sentencia el nacimiento de Yummus Food, uno de sus fundadores, Rodrigo López, quien conversó con Pyme-Emprende.

El emprendimiento con propósito es de riguroso cumplimiento que se quedó en su ADN desde mediados de 2015, que formalizaron la empresa.

Puede leer: La mentalidad, aspecto fundamental para emprender

“Desde 2015 hasta el 2016, que fue la primera unidad vendida, nos preparamos y buscamos a las mejores organizaciones para liderar el programa Buy One, Help One (Compra uno, ayudas a uno)”, destaca Rodrigo, quien comenta que estas acciones siguen presentes ahora, casi cinco años después de esa primera venta que marcó el arranque de la empresa.

Yummus Food empezó ayudando a combatir la desnutrición, uno de los problemas sociales que más afecta a Guatemala. Esta realidad la conoció cuando recorrió gran parte del territorio y se fijó ayudar a erradicarla.

Asimismo, la empresa está aportando para conservar el medio ambiente e impulsar que más personas tengan acceso a agua limpia.

Nosotros desde que empezamos somos parte del proyecto Buy One, Help One, donde con cada unidad de producto que vendemos ayudamos a causas sociales como erradicar la desnutrición crónica, aportar para la reforestación y contribuir al acceso a agua limpia”, destaca Rodrigo.

Sin embargo, la labor de ser un emprendimiento social no termina con estos aportes a la sociedad. La materia prima de sus productos, el garbanzo, es uno de los cultivos más amigables con el ambiente y da más proteínas y potasio que cualquier otro grano a quien lo consume.

yummus ig2(800x600)

“Los productos y su cadena de valor son saludables, pero el impacto inicia al principio de todo porque lo bueno que es el garbanzo, es amigable con la tierra, ahorra agua, en comparación con otros productos como la arveja china, que hay que echarle agua todos los días. El garbanzo se riega de cada 12 a 15 días, crece en sequía, resiste solo con la humedad de la noche y produce menos CO2. Es un cultivo de rotación, ya que ayuda a restaurar suelos”, destaca como ventajas del garbanzo.

Yummus es una marca que sigue creciendo en productos, pero su primera apuesta fue el hummus (pasta de garbanzos hecha con zumo de limón, semillas de sésamo y aceite de oliva, generalmente), plato tradicional típico de Oriente Medio y luego se extendieron a chirmol, aderezos para ensaladas, dip y tahini, además de otros que serán lanzados en próximas fechas.

De interés: Emprendedor sin problemas es extraterrestre

En medio de la pandemia y al reconocer que los productos que ofrecen están dentro de la categoría Premium, por ser veganos y altamente amigables con el ambiente, lanzaron Banzitos, una especie de snacks que pueden ser sustitutos de un crutón en una ensalada o el refrigerio ideal entre comidas.

yummus help one(800x600)yummus help one2(800x600)

Combate a la migración

El esfuerzo de estos jóvenes comprometidos con Guatemala no acaba con el apoyo a las causas sociales mencionadas. Rodrigo y Simán Layyous quieren que los talentos guatemaltecos se queden en el país y dejen de emigrar.

Dese hace un par de años ambos vieron que en el país es factible sembrar garbanzo y han iniciado una serie de pruebas para la siembra del mismo.

“Si somos exitosos vamos a ayudar a contribuir a dar oportunidad y que el talento se quede y se reduzca la migración de los guatemaltecos hacia Estados Unidos u otros puntos”, remarca Rodrigo.

Al inicio de Yummus el garbanzo tuvo que ser importado y aún sigue siéndolo, ya que en Guatemala “no hay garbanzo limpio, sin contaminación, buscamos en los mercados y no encontramos buen garbanzo… Cabe destacar que Guatemala no es un país productor de garbanzo”.

En medio de todo esto y de estar en el negocio y tratando más al garbanzo “nos dimos cuenta que podemos traer desarrollo y empleos para el país. Aún estamos en prueba, con metidas de pata en varias ocasiones. Pero, lo positivo es que 60 agricultores del corredor seco ya están en la etapa más grande de nuestra prueba y viendo qué resultados nos da”, indica Rodrigo.

En diciembre de 2017 empezaron con esta fase y comprobaron que sí se puede sembrar en tierras guatemaltecas.

De acuerdo con los estudios realizados desde Yummus, la siembra del garbanzo puede dejarles hasta tres veces más ingreso que la siembra del maíz a los agricultores. “Entonces, estamos haciendo todo lo posible para que esto se dé con los resultados esperados”.

yummus believe(800x600)

Una chiripa de la vida

Como todo en la vida, nace de chiripa”, dice con mucha gracia Rodrigo al recordar cómo fue inició esta aventura de emprender junto con su amigo Simán.

Ambos fueron vecinos y se separaron por cuestiones de la vida. Sin embargo, un tiempo después, Simán invitó a Rodrigo, que para ese entonces trabajaba en una multinacional viendo el tema de tendencias de consumo, a su nueva casa.

El día que se reencontraron en casa de Simán había para almorzar el famoso hummus de la abuela, el cual ya conocía Rodrigo y era un negocio ocasional del anfitrión de la casa desde que iban a la escuela.

“Yo recuerdo que ese día le digo a Simán, ‘nunca había comido un hummus tan delicioso, los otros no se comparan. Impresionante el sabor’. Entonces es donde empezamos a hablar que él tenía el deseo de comercializar y yo tenía el conocimiento del consumo. Ahí empezamos a darle rienda al proyecto, primero como el hummus y luego con los otros productos que ahora tenemos”, recuerda como anécdota Rodrigo en nuestra conversación.

Los sueños

Yummus Food busca expandirse a la región, México y Estados Unidos, para ello, los jóvenes trabajan con Walmart, quien por medio de su programa “Una Mano para Crecer” los apoya y brinda sus productos Yummus en Guatemala y Banzitos en El Salvador y próximamente en Honduras.

De acuerdo con Rodrigo, en dos años esperan conquistar toda Centroamérica y República Dominicana.

“Ahora, en México ya abrimos Yummus México, vamos apostando por Estados Unidos, esperando que nuestra oferta de valor diferenciada sea lo que el mercado está buscando. Esperamos que en dos o tres años logremos capitalizar este sueño”, sentencia.

Yummus ya genera siete empleos directos, que son los que están en el día viendo la marca, su marketing, puntos de venta, pero genera 250 empleos indirectos, done incluyen a sus distribuidores, colocadores de producto, maquiladores y agricultores, por mencionar algunos.

Convencimiento

Rodrigo dice que todo aquel que haya decidido empezar un negocio propio, decisión que, reconoce, deja lecciones y aprendizajes, pero es difícil, debe estar convencido de querer hacerlo.

No emprendan si no están convencidos, tienen que tener corazón y visión puesta en el objetivo real. Cambian los caminos, pero la meta debe ser la misma…Tienes que estar convencido porque tienes que ser duro para emprender y enfrentar los problemas”, deja como reflexión final para emprendedores o futuros.

Curiosidad

Yummus, el nombre de la empresa es de la unión de las palabras Yummy, que significa delicioso y hummus, su primer producto en el mercado.

Envía tu comentario