Especiales
Fecha de publicación: 2018-08-20

Gloria Elena Polanco: La pionera agroexportadora de Guatemala

Pionera del sector agroexportador de Guatemala, en 1983 fundó Frutas Tropicales de Guatemala, S. A., (FRUTESA), empresa exportadora de frutas y vegetales frescos que está enfocada principalmente en comercializar en el mercado europeo de arveja china, arveja dulce, aguacates, rambután, moras y otras frutas y verduras frescas.

Por Velia Jaramillo, eyn.net

Cuando hace más de 30 años decidió incursionar en las exportaciones de productos agrícolas a Europa, Gloria Elena no tuvo grandes escollos, más allá de los normales de cualquier empresa al inicio. “Nunca he tenido la idea de que las mujeres estamos en desventaja en el mundo ante los hombres”, asegura. De ahí que cuando creó su empresa “Si acaso hubo un sesgo en aquel momento favorable entre los principales proveedores y los clientes, por el hecho de que no había ninguna mujer en el sector de las exportaciones agrícolas no tradicionales, en general el sector estaba apenas iniciándose, por eso a la gente que contactaba les parecía novedosa mi idea de exportar mangos a Europa”.

“No tenía ninguna experiencia en el sector agrícola. Estuve viviendo en España a finales de la década de los 70 y no había mangos ni de casualidad, fui de viaje a Londres y ahí vi mangos, me llamó la atención que hubiera mangos en el mercado en un país cuyo clima no permite su producción, y supe que los importaban de la India. De vuelta en Guatemala buscando la posibilidad de tener un negocio propio pensé en la posibilidad de exportar mangos de Guatemala al Reino Unido. Tenía experiencia en mercadeo, publicidad, y comencé con una pequeña investigación de mercado. Una agencia gubernamental que promovía exportaciones de Guatemala, Guatexpro, me compartió un estudio del mercado de frutas y vegetales, con información de lo que se importaba a Europa hecho por el Centro de Comercio Internacional de Ginebra. Empecé exportando mango y nunca nadie había exportado mango de Guatemala al mercado de Reino Unido ni a ninguna parte”.

Hoy, más del 60% de las exportaciones de Frutesa -empresa en la cual Polanco funge como presidenta y gerente general- son productos pre-empacados listos para ser vendidos en supermercados europeos y más del 50% de sus exportaciones llevan la marca Frutesa, siendo la única marca Guatemalteca de vegetales frescos conocida en al menos 8 países de la Unión Europea.

Al poco tiempo de iniciar Frutesa, los precios internacionales de mango en Europa bajaron bastante por sobreoferta de países africanos. Polanco comenzó a exportar arveja china, pero ahí sus proveedores cambiaron. En lugar de grandes productores con plantaciones grandes, debió tratar con pequeños agricultores indígenas de altiplano.

SU TRABAJO CON LAS COMUNIDADES

Más allá de la conquista de mercados internacionales y de la diversificación, Gloria Elena encontró las más grandes satisfacciones en su trato con los productores indígenas. “Yo los trataba con mucho respeto porque si no era con ellos no tendría ningún negocio, les cumplía todo lo que les ofrecía en cuanto a pagos y no sentí ningún obstáculo por ser mujer. Pero un día llego a mi oficina un señor y me dijo “vengo en representación de un grupo de la aldea, tuvimos una reunión de un grupo de productores que me pidieron viniera a hablar, queremos hacer un contrato contigo aunque seas mujer. Ahí me di cuenta de que había estado rompiendo esquemas en el altiplano", y de que había superado el obstáculo cuando ni siquiera me había dado cuenta de que los había.

Gloria Elena promovió contratos de siembra con grupos de productores, lo que impulsó la organización en el campo. Actualmente trabaja con unos 1.200 productores agrupados en distintas organizaciones y de diferentes comunidades. “Desde 1987 fuimos pioneros en el cultivo bajo contrato con grupos de pequeños agricultores del altiplano guatemalteco. Bajo esta modalidad nos hemos encadenado con cientos de agricultores que cultivan pequeñas parcelas bajo las especificaciones que requieren los mercados internacionales. Les damos financiamiento y asistencia técnica y hemos logrado así la incorporación a la economía global de familias que antes cultivaban solamente lo que necesitaban para subsistir”.

“Cuando empezamos en 1983 la pobreza en el altiplano era tremenda, los productores llevaban su cosecha diaria a las espaldas de la aldea al pueblo con mucha dificultad, porque los caminos eran malísimos y no entraba un camión. Los ayudamos a formar cooperativas, asociaciones, a obtener personería”.Pero con todo y avances aún hay mucha pobreza en el altiplano. Gloria Elena encabeza actualmente una Fundación del Comité de exportadores de alberja china que busca mejorar las condiciones sociales de las comunidades productoras. “Les han cambiado mucho la situación, ya tienen camionetas para mover sus cosechas pero siguen cocinando a fuego abierto, las mujeres y niñas siguen colectando leña para cocinar fuego abierto en cocinas donde hay mucho humo y donde el ambiente no es muy sano”.

En cuanto a los hábitos de nutrición, “esas comunidades cultivan alimentos sanos que nos piden de todo el mundo por sus propiedades benéficas para la salud, pero sus hijos están desnutridos. Queremos cambiar eso, la desnutrición no es por falta de alimentos. Los niños se enferman de diarreas, de enfermedades respiratorias. La Fundación Nacional por la Alberja está tratando de fomentar la educación en 3 ejes principales: la higiene en el hogar, nutrición y saneamiento ambiental, tratando de que cada hogar tenga un filtro donde se purifica el agua y apoyando para el uso de estufas ecológicas que consumen menos del 10% de la leña y se reduce el humo.

¿Quién es?:

Presidenta y gerente general de Frutas Tropicales de Guatemala, S.A., (FRUTESA), empresa exportadora de frutas y vegetales frescos que está enfocada principalmente en comercializar en el mercado europeo arveja china, arveja dulce, aguacates, rambután, moras y otras frutas y verduras frescas.

Su principal desafío:
Gloria Elena encabeza actualmente la Fundación Nacional por la Arveja que buscamejorar las condiciones sociales de las comunidades productoras.

Su frase:
“Nunca he tenido la idea de que las mujeres estamos en desventaja en el mundo ante los hombres”.

RELACIONADAS