Especiales
Fecha de publicación: 2018-08-21
Galeria  Ver Fotogalería

Jacqueline Suriano: Moda y herencia multicultural desde El Salvador

Desde que nace la idea de un bolso hasta que se termina, se involucra una cadena de valor que une al diseño de Jacqueline Suriano, a una comunidad de artesanos salvadoreños marroquinería hasta que llega al cliente final. Su empresa, afirma Suriano, puede ser ese agente de cambio con el que muchos jóvenes puedan sacar adelante a sus familias a través de la moda.

Por eyn.net

Esta emprendedora de 27 años de edad ha logrado destacar como una de las diseñadoras más relevantes en la moda salvadoreña e internacional. Es descendiente china, creció entre El Salvador y Guatemala, estudió su carrera en Parsons The New School for Design, en Nueva York. Ha trabajado para marcas como Tommy Hilfiger, Alice+Olivia y DVF y ahora es fundadora de su propia empresa: Jacqueline Suriano.

Jacqueline decidió regresar a su país para establecer su marca homónima con la misión clara de demostrarle al mundo lo que los salvadoreños son capaces de realizar. "Jacqueline Suriano es una empresa de bolsos conducida de forma ética y socialmente responsable, que tiene diseños originales, colores únicos y detalles de la cultura regional", explicó.

Para Jacqueline, el ambiente violento en el que viven muchos salvadoreños y la falta de oportunidades es lo que le abrió los ojos para que su compañía sea un elemento transformador de la sociedad. Ella está consciente que, brindando empleos, su empresa puede ser ese agente de cambio con el que muchos jóvenes puedan sacar adelante a sus familias.

La producción de bolsos que se elaboran en el taller involucra a la comunidad de artesanos en todo su proceso productivo. Se cuenta con un programa donde se entrena y educa a mujeres y hombres a la marroquinería. Se aprende a cómo construir una cartera desde comienzo a fin, y muchos de ellos son elegidos a quedarse en la compañía y crecer en la misma.

suriano(800x600)

El dejar en el mundo de la moda una huella que tenga consciencia social es uno de sus más grandes retos. Por este compromiso, ganó en el 2016 el premio “The Fashion 4 Development Most Socially Responsible Handbag” otorgado por el Independent Handbag Designer Awards en Nueva York.
También fue seleccionada por el BID (Bienal Iberoamericana de Diseño) para participar en su edición de 2016 y ser presentada en su catálogo mundialmente.

Sus diseños hechos a mano son únicos, de alta calidad, mezclan con elegancia su herencia multicultural: china, salvadoreña y estadounidense. “Los hitos más importantes en mi vida han sido influenciados por mis padres. Desde pequeña, ellos crearon el sentido de responsabilidad y disciplina al involucrarme a mí y a mis hermanos en diferentes deportes (...) Esto me marcó como persona y creó las ganas de superación”, afirmó
También ha creado colecciones para Mercedes Benz Fashion Week San Salvador. Hoy da empleo a 10 personas que le ayudan a elaborar sus diseños y exportarlos. Cuenta con un programa donde se entrena y educa a mujeres y hombres. “Se aprende a cómo construir una cartera desde comienzo a fin, y muchos de ellos son elegidos a quedarse en la compañía y crecer en la misma”, explicó. Para Jacqueline, el ambiente violento en el que viven muchos salvadoreños y la falta de oportunidades es lo que le abrió los ojos para que su compañía sea un elemento transformador de la sociedad.

Para Suriano, El Salvador debe aprovechar el talento de sus mujeres. “Debe crear concientización sobre la igualdad (..) para que la nueva generación crezca pensando que las mujeres pueden tener las mismas oportunidades que los hombres sobrepasando el estereotipo de género”. "En el futuro esto creará cambio desde la raíz el cual facilitarán la aplicación de leyes y reglas en las políticas públicas, las empresas, la sociedad y en las instituciones para crear un Centroamérica más equitativo y poder aprovechar el talento de las mujeres exponencialmente", dijo.

suriano1(800x600)

Su principal desafío: El reto más consistente que he tenido es dar a conocer su marca internacionalmente. Su gran satisfacción viene de cada cartera que envía afuera de El Salvador y así se reconoce el talento salvadoreño a nivel internacional.
Su frase: “Where there’s a will there’s a way”. Siempre hay una solución a un problema; procura mantenerse optimista hacia los obstáculos en su vida personal y vida profesional.


RELACIONADAS