Especiales
Fecha de publicación: 2018-08-20

Mónica Flores: Las mujeres no están participando en el mercado laboral de manera equitativa

La presidenta de Manpower para Latinoamérica considera que aunque el mundo ha avanzado en inclusión femenina, las mujeres no ocupan de forma igualitaria los puestos de decisión.

Por M. Nuñez, V. Jaramillo

Lograr una mayor inclusión de las mujeres en los puestos decisivos de las empresas requiere de un cambio en la forma de hacer las cosas, variar la cultura de las organizaciones, y eso solo se logra si los líderes están comprometidos con el tema. Al lograr este cambio de chip de las compañías hay un beneficio inmediato, pues está comprobado que entre más mujeres hay tomando decisiones, más rentable y productivo se vuelve el negocio.
Así lo confirmó Mónica Flores, presidenta de ManpowerGroup para Latinoamérica, quien fue enfática en que aún las mujeres no están participando en el mercado laboral de manera equitativa, porque no hay suficientes mujeres tomando decisiones en las organizaciones.
Por ejemplo, dijo Flores, en Latinoamérica sólo el 6,4% de los puestos de consejos administrativos de las 100 empresas principales son ocupados por mujeres, donde se incluye a las hijas, mamás o tías de los dueños (es decir, las herederas) y un 47% de las empresas multilatinas no tienen mujeres en los consejos.
Desde su experiencia, sólo el 25% de los puestos de gerencia son ocupados por las mujeres, entonces se avanza en inserción laboral formal, sobre todo en puestos operativos y no directivos.
“Esto se suma a que las mujeres estamos ganando menos, aunque en muchos casos está relacionado con una discriminación salarial, también se da porque seguimos estudiando carreras que no necesariamente son las más demandadas por el mercado de trabajo. Si estudias Psicología, Diseño o Comunicación no hay gran demanda, se requieren ingenieras, técnicas, agrónomas, geólogas, actuarias, matemáticas, todo lo que tenga que ver con habilidades STEM”, detalló.
En su criterio, las mujeres están sobrerrepresentadas en los segmentos que no son tan demandados y que están sujetos a desaparecer por la cuarta revolución industrial, en contraste con la poca participación en las matemáticas, computación, ingenierías, negocios o finanzas.

Es urgente que las mujeres se apunten con mayor frecuencia a formarse en estas carreras de mayor demanda, pues un 45% de los empleadores del mundo dicen que no encuentra a los candidatos ideales y se cuenta con un pool de mujeres preparadas, más que nunca queriendo entrar al mundo del trabajo formal.
Pero además de formarse en las habilidades STEM, se requiere que la cabeza de las compañías asuma el compromiso de desarrollar una cultura de inclusión de género y eso pasa por flexibilizar horarios y dar facilidades al talento femenino para que se integren a la organización.

“Por otro lado debemos romper barreras culturales, con ese compromiso de los líderes para integrar la equidad, no sólo de género, sino de todas las diversidades. Se requiere poner objetivos de integración de mujeres en puestos gerenciales, alcanzables y medibles, no será siempre del 50%, pues en algunas áreas se tratará de ir avanzando, con un seguimiento contante”, explicó Flores.
Pero no solo se trata de las oportunidades que se puedan generar desde las empresas, sino que las sociedades tienen muy arraigados estereotipos; aunque las mujeres trabajen, sigue siendo las responsables de la educación de los hijos, del cuido de adultos mayores y del trabajo doméstico no remunerado.
Ahí es donde se tiene que dar un gran paso hacia la equidad, pues para las mujeres aún es una obligación casarse, tener hijos, no está bien visto que viajen, ni que hagan networking después del horario de oficina. “Son conductas machistas que deben ser eliminadas, pero es más fácil llegar a gerente general, si tomamos conciencia de la importancia de ubicarse en áreas de negocios y no de soporte en una empresa”.

¿Quién es?:
Presidenta de ManpowerGroup para Latinoamérica

En su opinión:

Las mujeres debemos de prepararnos en las áreas de ciencias, tecnologías, ingenierías y matemáticas, pues son las más demandadas y mejor pagadas y para ello, también hay que vencer los estereotipos sociales. Además, es necesario que la cabeza corporativa tenga el compromiso de cambiar la cultura organizacional para lograr unamayor equidad.

RELACIONADAS