Especiales
Fecha de publicación: 2020-09-18

María José Bazo: Líder en grandes desafíos desde Costa Rica

Es la vicepresidenta de Schneider Electric Centroamérica lleva la administración general de la operación comercial de la empresa.

Por Zaida Rojas Cabezas

“Mi carrera en Schneider Electric fue un reto desde el momento en que estaba incursionando en una industria donde la mayoría tiene formación en ingeniería y yo no”, declaró Bazo. Entonces se propuso ampliar sus conocimientos, asumir proyectos y obtener resultados.

Lea el especial completo: Mujeres Desafiantes de Centroamérica 2020

“Al final, tener una formación más comercial no fue un factor que me jugara en contra; por el contrario, sirvió para alinearla a la visión del liderazgo que buscaba la empresa de enfocarse en la parte comercial, por supuesto respaldada por el conocimiento técnico y la trayectoria de la marca en este campo”, agregó. Lleva la administración general de la operación comercial de la empresa en temas de personal, ventas, administración, marketing y finanzas para toda la región, con 170 colaboradores.

¡Gratis! Descargue la edición especial de Mujeres Desafiantes

La empresa se especializa en la gestión de energía, automatización y brindar soluciones integrales para el mercado eléctrico industrial. Bazo se incorporó a la firma porque estima que las buenas oportunidades no se deben desaprovechar y le llamó la atención la visión de la organización en cuanto a la equidad de género y de oportunidades.

“Creo en liderar con el ejemplo y demostrar que las mujeres podemos desempeñar las mismas funciones y lograr los mismos objetivos que los hombres. Al apoyar el desarrollo de mis colegas espero que ellas también puedan crecer y seguir dando oportunidades a más mujeres”. Tiene un rol activo, el cual le exige mucho dinamismo y la capacidad de trasformar situaciones para dar resultados en muy corto plazo. Schneider lanzó Tomorrow Rising Fund para apoyar la reconstrucción de la emergencia relacionada con Covid-19 en los países donde operan.

En sus propias palabras

¿En su día a día ¿Cómo define el rol que ejerce en su ámbito de acción?

Como Vicepresidenta para Centroamérica lidero la operación regional, es decir la administración general incluidas todas las áreas: personal, ventas, administración, marketing y finanzas. En Centroamérica Schneider Electric cuenta con 170 colaboradores y 6 oficinas comerciales (Costa Rica, Panamá, Guatemala, Honduras, Nicaragua y El Salvador). En este contexto, mi rol es muy activo, devenga mucho dinamismo de mi parte y la capacidad de trasformar situaciones para dar resultados en muy corto plazo.

¿Por qué decidió involucrarse en el campo en el que actualmente se desempeña?

Creo que las oportunidades nunca se deben desaprovechar. En mi caso, la visión de la organización en cuanto a la equidad de género y de oportunidades me impulsó a tomar el reto de hacer carrera en una empresa como Schneider Electric, aún sin contar con la formación en ingeniería.

Sea parte de nuestro evento Mujeres Desafiantes, esta vez digital: Regístrese

¿Qué ha sido lo más difícil y lo más gratificante de sus actuales proyectos?
Lo más difícil ha sido abrirme camino en un ámbito liderado por hombres, ingenieros en su mayoría y muy capaces, sin contar con esa formación técnica similar a la de ellos, aunque teniendo toda la experiencia comercial. Lo más gratificante es lograr objetivos, entregar los compromisos y trabajar con equipos interdisciplinarios, multiculturales y diversos.

¿Sus nuevos sueños, los proyectos para el futuro?
Mi sueño es seguir desarrollándome como madre, mujer y profesional; abrir espacios para que más mujeres pueden crecer y desarrollarse como yo lo he hecho. Ser un ejemplo.

¿Cómo se compromete para potenciar el liderazgo y desarrollo de sus pares mujeres?
Constantemente, busco talentos para desarrollar dentro y fuera de la organización. Por ejemplo, tener siempre la misma cantidad de hombres y mujeres entre los candidatos para diversas posiciones es todo un reto, pero es necesario. Creo en liderar con el ejemplo y demostrar que las mujeres podemos desempeñar las mismas funciones y lograr los mismos objetivos que los hombres. Al apoyar el desarrollo de mis colegas espero que ellas también puedan crecer y seguir dando oportunidades a más mujeres.

En Schneider Electric creemos que las grandes personas son las que hacen una gran empresa. Esta creencia impulsa nuestro firme compromiso con la inclusión y la igualdad y nuestro objetivo de convertirnos en una empresa socialmente responsable como referencia mundial. Todos nuestros empleados deben sentir que encajan y que son
especialmente valorados.

El 100% de nuestros presidentes/as de países, en todos los mercados con 10 empleados o más, han apoyado los Principios para el Empoderamiento de las Mujeres de la ONU. Somos la primera compañía multinacional en lograr este compromiso unánime por parte de todos nuestros líderes de país. Bajo estos principios, seguiremos persiguiendo la igualdad de género en el trabajo, a la vez que promovemos su empoderamiento en los mercados en los que operamos.

¿Cuánto le cambió la vida en estos tiempos de Covid-19?
Creo que esta situación a todos nos ha cambiado y nos ha enseñado a apreciar muchas cosas que antes dábamos por garantizadas, desde el abrazo a un ser querido hasta la visita a un restaurante. En este sentido, la pandemia nos recuerda aquella máxima de vivir cada día como si fuera el último y apreciar los detalles. Sin embargo, lo más importante es que hay muchas personas que están pasando un mal momento y quienes estamos en una posición de privilegio debemos ayudar.

Desde Schneider Electric se lanzó Tomorrow Rising Fund para apoyar a largo plazo la reconstrucción de emergencia relacionada con Covid-19 en todos los países donde operamos. La Fundación Schneider Electric hizo un llamado a sus líderes y colaboradores para que se involucraran y todas sus donaciones fueron igualadas por la compañía. Otras partes interesadas externas y socios también contribuyeron. La campaña de recaudación de fondos movilizó a empleados, clientes y socios en más de 60 países para poder apoyar 65 proyectos que benefician a más de 800.000 personas.

¿Como está sorteando los obstáculos de la pandemia? ¿Se ha tenido que reinventar?
Es imposible vivir en el pasado, todos los días nos encontramos con nuevos retos y así debemos enfrentar la situación que hoy el mundo está viviendo. Debemos ver nuevos mercados, nuevos estilos de clientes, nuevas filosofías y tener la capacidad de tomar decisiones muy ágiles y precisas.

-¿Cómo ha vivido y enfrentado los nuevos retos que impuso la pandemia a las empresas y sus colaboradores? ¿Cuál ha procurado que sea su aporte en tiempos de cuarentena y ahora rumbo a la nueva normalidad?
Lo primero es saber confiar en los equipos de trabajo, entender que no importa dónde se encuentren ubicados, siempre pueden desarrollar su trabajo. Brindar a los colaboradores horarios flexibles, modalidad Work From Home y espacios de esparcimiento dentro de su rol nos ha permitido sumar a la satisfacción de los colaboradores, que han continuado muy comprometidos con sus funciones. Adicional hemos tenido que ser muy disruptivos, buscar nuevas formas de mantenernos en contacto con nuestros clientes y seguir en constante comunicación con el mercado. En Schneider Electric Centroamérica, por ejemplo, hemos acelerado nuestro proyecto de e-commerce ampliando canales de venta junto a nuestros socios comerciales para atender mejor el mercado. Si bien nosotros no vendemos al público, entendemos que la pandemia vino a cerrar aún más la brecha entre el fabricante y el consumidor final y trabajamos con ese enfoque junto a nuestros distribuidores.

La nueva normalidad se debe entender como una nueva forma de hacer negocios y no como una realidad para dejarnos vencer. Tomando las medidas, todos los negocios pueden funcionar con éxito. Lo más relevante es cómo se lidera frente a los desafíos que siempre se presentan, hoy es una pandemia, mañana será otro obstáculo. Sin importar el momento, lo que debemos resolver siempre es el “cómo”.

Desde su experiencia ¿Cuánto ganan las empresas convirtiéndose en una compañía incluyente? ¿Por qué es buen negocio potenciar la incorporación de mujeres en altos cargos gerenciales e involucrarlas en la toma de decisiones?
Las empresas ganan equipos más integrados; las mujeres aportamos diversidad tanto en el análisis como en el abordaje de los temas empresariales por lo cual se enriquecen los diálogos, las lluvias de ideas, la toma de decisiones. Las mujeres también contribuimos a los equipos con perseverancia, constancia, intuición y creatividad. Somos capaces de criar a nuestros hijos, organizar un hogar y sacar adelante una empresa. En la mayoría de los casos, incorporar a mujeres en posiciones de liderazgo trae a las empresas mayor productividad, mejoras en clima laboral y desarrollo de equipos de alto desempeño. Según un estudio publicado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en 2019, en el que encuestaron a más de 13 mil empresas en 70 países, el 57% indicó que sus iniciativas a favor de la diversidad de género contribuyeron a mejorar su rendimiento empresarial y en tres cuartas partes de las empresas que promovieron la diversidad de género en cargos directivos se registró un aumento de su beneficio de entre el 5 y el 20%. Las cifras son contundentes y en Schneider Electric realmente trabajamos en este sentido, a partir de un firme compromiso con la inclusión y la igualdad. En nuestra compañía hace 15 años las mujeres sólo representaban el 3% entre 1000 directivos. Nuestro negocio en particular, en el cruce entre la energía y la automatización, históricamente no ha atraído a muchas mujeres. Como organización mundial nos hemos fijado la meta de alcanzar, como mínimo, el 30% de mujeres en puestos directivos para 2020. Al cierre de 2019, México y Centroamérica (como región) tenían un 29% de mujeres en puestos directivos, es decir, estamos muy cerca de alcanzar la meta.

RELACIONADAS