Especiales
Fecha de publicación: 2020-09-18

Jacqueline Flefil: El Arte de mantener la excelencia

El paso por desafíos y pruebas difíciles en la vida le ha dado a Jacqueline Flefil la fuerza y la sabiduría necesarias para desempeñarse en uno de los sectores que hoy están en el punto de la atención mundial: los hospitales.

Por Zaida Rojas Cabezas

Algo que pudo haberse convertido en una limitante, resultó ser uno de los mayores retos. Flefil proviene de una familia árabe en la cual, por tradición cultural, se espera que haya al menos un hijo varón y ojalá el mayor, según ella misma contó. En su caso, son cinco hermanas, pero sus padres rompieron esquemas y se preocuparon porque todas estudiaran y lograran ser independientes.

Lea el especial completo: Mujeres Desafiantes de Centroamérica 2020

“Mis padres fueron bien modernos, todas estudiamos, conservamos nuestros valores morales y profesionales y todas cambiamos llantas”, expresó Flefil. La siguiente prueba en su vida fue resultar ilesa de un accidente aéreo ocurrido en el aeropuerto de Tegucigalpa, Honduras, en mayo del 2008. “Volví a nacer, ahora tengo dos cumpleaños, haberlo vivido y sentido me enfrentó a uno de mis mayores miedos, pero no me podía tirar a morir, me enfoqué en mi hija, en mi familia y en mi trabajo para salir adelante”, confesó. Flefil es la gerente general de la Fundación Amigos del Hospital María, un hospital de especialidades pediátricas en Honduras que ha tenido que cambiar su perfil a propósito de la pandemia, sin dejar de atender los casos de alta complejidad de la niñez.

“No estamos diseñados para atender una pandemia, ni siquiera tenemos un servicio para emergencias pediátricas, esto significó para nosotros no solo habilitar una sala para la atención de niños que podían ser sospechosos de tener el Covid-19, sino que por primera vez tuvimos que habilitar un espacio físico para la atención de adultos”, explicó la ejecutiva. Esta situación sacó por completo de la rutina al Hospital María y a todo su personal. Lo que más resiente y duele a Flefil son los fallecimientos. “La mayor cantidad de fallecimientos que antes tuvimos fueron 30 o 40 cuando el año era muy malo, y en estos meses ya llevamos 125 -agregó Flefil- para nosotros es terrible, esta es una enfermedad traicionera, grosera, una piensa que los pacientes ya van saliendo y luego no lo logran, es decepcionante, frustrante”, dijo Flefil.

¡Gratis! Descargue la edición especial de Mujeres Desafiantes

La frase:
"Al principio de la pandemia todo fue un caos, pero se ha logrado manejar de una mejor manera, avanzamos”

En sus propias palabras:

¿En su día a día ¿Cómo define el rol que ejerce en su ámbito de acción?
Como un agente facilitador para que el equipo a mi cargo logre sus objetivos. Me encanta trabajar en equipo y verlos crecer. El aprendizaje es constante, y busco el contacto a todo nivel en la organización para conocer de primera mano sus necesidades.

¿Por qué decidió involucrarse en el campo en el que actualmente se desempeña?
Cuando me llamaron para asumir la gerencia general de un hospital público, pediátrico, mi primera impresión fue, que con seguridad se equivocaron. No sabía nada de hospitales y menos públicos. Y cuando me citaron en el mismo hospital, y me presentaron el proyecto, me entusiasmó ser parte de él y darle un nuevo sentido a mi vida profesional.

Es un orgullo trabajar con notables miembros de la sociedad que, de forma voluntaria a través de una junta directiva y/o asamblea, contribuyen con nuestra misión en el hospital, y por supuesto con su fundadora, una de las personas más nobles que he conocido, la Señora Mary Flake de Flores. Ello me motivó a asumir éste nuevo desafío, a conocer una nueva industria, y en la que puedo poner al servicio de los demás mis competencias personales y profesionales. Siendo que se traduce en cambiar la vida de niños, la decisión fue muy fácil.

¿Qué ha sido lo más difícil y lo más gratificante de sus actuales proyectos?
Lo más difícil es cuando uno de nuestros pacientes fallece, cuando su condición le vence y se lo lleva antes de tiempo.
Lo más gratificante es ser parte de un envidiable equipo de talento humano, equipo asistencial y no asistencial, que diariamente evidencia su compromiso con la salud de los niños. Gracias a ello, contamos con 11 sub-especialidades pediátricas de alta complejidad, y hemos atendido a más de 36.000 niños con el más alto grado de calidad y empatía.

¿Cómo se compromete para potenciar el liderazgo y desarrollo de sus pares mujeres?
Compartiendo todas mis experiencias y conocimientos abiertamente, en cada oportunidad que se me presenta, en cualquier contacto, diariamente. Nada es más satisfactorio que ver a alguien más desarrollarse y crecer, y allanarle su camino.

¿Cuánto le cambió la vida en estos tiempos de Covid-19? ¿Como está sorteando los obstáculos de la pandemia? ¿Se ha tenido que reinventar?
En varios aspectos; apreciar hasta las cosas más sencillas de la vida, que dábamos por sentado, la conversación casual en un pasillo, compartir con la familia, con los amigos, el saludo cariñoso y hasta los abrazos, y las sonrisas, que detrás de una mascarilla, solo se puede imaginar por la expresión en nuestros ojos.

Sea parte de nuestro evento Mujeres Desafiantes, esta vez digital: Regístrese

Asumir el desafío tal cual es, aprender a manejar tantos inciertos al mismo tiempo, que aún sin darnos espacio para prepararnos, lo hacemos con la mejor actitud posible y con resiliencia. Me enfoco en el mañana, que con seguridad será mejor, y encuentro vastos motivos para dar gracias a Dios por las bendiciones con que contamos; siempre encuentro motivos para sonreír y mantener una actitud positiva – cada desafío, una oportunidad.

RELACIONADAS