Especiales
Fecha de publicación: 2020-09-17

Andrea Vargas: La hija del viento que vuela sobre el Tartán

Una joven tica corta el viento saltando vallas sobre las pistas de todo el mundo. La pandemia cortó, momentánemente, su sueño olímpico

Por Daniel Zueras

Andrea Vargas corre como nadie en la prueba de los 100 metros vallas, como lo muestra la medalla de oro que trajo a Costa Rica desde los Juegos Panamericanos de Lima 2019.

La historia de Vargas es de SUPERACIÓN, con mayúsculas. Con apenas 10 años tuvo su primera experiencia internacional en El Salvador, cosechando cuatro medallas de oro. Pero no tuvo guía, su entrenador no pudo viajar y ella lloró por no poder superar las marcas que obtuvo. Ese hecho definió su futuro, pues su madre, Dixiana Mena, decidió que eso no iba a volver a suceder, por lo que decidió formarse como entrenadora, para guiar los pasos de sus
hijas en el mundo del atletismo. La sociedad materno filial está dando grandes (inmensos) resultados.

Lea el especial completo: Mujeres Desafiantes de Centroamérica 2020

¿Se imaginan que podría hacer esta mujer con unas instalaciones en condiciones en Santiago de Puriscal? Hasta el año pasado entrenaba en una pista de cemento, con vallas ‘hechizas’ de PVC que le preparaba su padre. Y así compite y gana al más alto nivel. A finales de 2019 se fue a vivir a Estados Unidos, ahora cuenta con instalaciones para la práctica del atletismo que le permiten entrenar en mejores condiciones de cara al sueño de
los postergados Juegos Olímpicos de Tokio, que se darían de cara al próximo año.

¡Gratis! Descargue la edición especial de Mujeres Desafiantes

Sueños que para Andrea no se quedan en el atletismo. Tiene una pequeña niña (Abril, nacida en 2015) que acude en ocasiones a los entrenamientos, cuando su esposo no puede atender a la niña. Y además se sacó la carrera de Derecho en 2017, pero no ejerce la abogacía profesionalmente, pues tuvo que elegir por el atletismo.

Sea parte de nuestro evento Mujeres Desafiantes, esta vez digital: Regístrese

Su frase:
Mi familia son el sponsor que he tenido toda la vida, de apoyarme, de darme todo lo necesario”

RELACIONADAS