Especiales
Fecha de publicación: 2020-09-17
Galeria  Ver Fotogalería

Isabellla Springmühl: Desde Guatemala, su diseño rompe todos los paradigmas

Es una persona que ha roto con todos los paradigmas, que demuestra una creatividad sin fin y una seguridad como pocas.

Por Zaida Rojas

En su carta de presentación Isabellla Springmühl dice que es guatemalteca, tiene 23 años, es diseñadora de modas y tiene síndrome de Down. Al seguir con sus notas queda muy claro que es una persona que ha roto con todos los paradigmas, que demuestra una creatividad sin fin y una seguridad como pocos.

Muy pequeña empezó a jugar con telas y sus muñecas, cortaba y las pegaba en sus cuerpitos, veía las revistas de moda de su madre y dibujaba los vestidos de las fotografías. Así fue como todo empezó. Cuando terminó la secundaria quiso estudiar diseño de modas, pero fue rechazada en las universidades de su país.

“Esa negativa por mi condición -tiene síndrome de Down- me confirmó, para mi tristeza, que la discriminación era una realidad”.

Conozca más sobre las Mujeres Desafiantes y sus ediciones anteriores

Lo más difícil es lidiar con las personas que no la conocen y que creen que por su condición no es capaz de ser diseñadora, de tener su propia empresa y de poder expresarse y valerse por ella misma.

“A pesar de que ahora hay más información sobre el síndrome de Down, todavía hay personas que nos siguen viendo diferente, que temen darnos oportunidades”. Su madre le contó que su abuela había sido diseñadora de modas, había tenido un atelier muy famoso en Ciudad de Guatemala llamado Xjabelle y de ahí se inspiró para bautizar su marca
Down to Xjabelle.

Isabella 6-image00006(800x600)

“Mi felicidad y mi satisfacción más grande ha sido que la gente ha cambiado su mirada y su manera de pensar cuando ha visto de lo que es capaz una joven con síndrome de Down, también poder inspirar a otros jóvenes a luchar por sus sueños, a inspirar a padres de familia a que apoyen a sus hijos”, agregó.

Ahora que tiene su empresa, también le satisface ayudar a mujeres indígenas mediante la compra de sus huipiles, con tejidos y bordados guatemaltecos. Como si esto fuera poco, Springmühl ama el canto y es mezzo soprano, tiene nueve años de recibir clases. ¡Vendrán sorpresas!

FRASE DESTACADA:
“Aunque tengamos frente a nosotros obstáculos, no nos detengamos nunca”. Isabellla Springmühl

En sus palabras

¿Cómo se inició en el diseño de modas?
Desde pequeña me gustó cortar las telas y pegarlas en mis muñecas, tomaba las revistas de moda de mi mamá y me gustaba mucho trazar los vestidos de las fotografías. Mi mamá notó mi gusto e interés por la moda y me contó que mi abuela hacía muchos años había sido diseñadora de modas, había tenido un atelier en Ciudad de Guatemala muy famoso llamado “xjabelle” (es de allí de donde viene el nombre de mi marca DOWN por mi condición y XJABELLE en honor al atelier de mi abuela. Luego, para mi graduación del colegio en mi proyecto de vida escribí que quería ir a la universidad y ser diseñadora de modas.

¿Qué ha sido lo más difícil y lo más gratificante?
Lo mas difícil al principio es que las personas que no me conocen. Creen que por mi condición no soy capaz de ser diseñadora, de tener mi propia empresa y de poder expresarme y valerme por mí misma.

Sea parte de nuestro evento Mujeres Desafiantes, esta vez digital: Regístrese

A pesar que actualmente hay mas información sobre el síndrome de down y otras condiciones, todavía hay personas que nos siguen viendo diferente, que temen darnos oportunidades como a cualquier otra persona. La universidad por ejemplo, ese sin duda ha sido el momento mas difícil de mi carrera, que apenas empezaba. Hoy veo para atrás, y sin duda alguna fue lo mejor que me pudo haber pasado, fui capaz de desarrollar mi propio proceso creativo y de poder desarrollarme como diseñadora y viajar por el mundo presentando mis diseños.
Mi felicidad y mi satisfacción más grande ha sido que la gente ha cambiado su mirada y su manera de pensar cuando ha visto de lo que es capaz una joven con Sindrome Down, me siento muy feliz que la gente me conozca y reconozca. Poder inspirar a otros jóvenes, no solo con una condición como yo, sino que a todos los jóvenes a luchar por sus sueños, a inspirar a padres de familia a que apoyen a sus hijos a perseguir sus sueños y ahora que tengo mi empresa, tengo la satisfacción que también puedo, a través de la compra de huipiles y tejidos guatemaltecos y el trabajo de bordado, ayudar a que mujeres indígenas puedan obtener ingresos para su familia.

¿Cuáles son sus sueños?
Actualmente vendo mis piezas y tengo distribuidores en Guatemala, Mexico y Suiza. También he enviado piezas hermosas a Costa Rica, Colombia, Peru y Chile….. pero me gustaría tener más presencia de mi marca en Europa y Asia, que conozcan y aprecien la belleza de los tejidos guatemaltecos transformados en diseños únicos hechos con mucho amor.
Amo el canto ya que debido a que nosotras con Síndrome de Down nuestra mayor dificultad es hablar. Nacemos con Hipotomia que quiere decir que todos nuestros músculos del cuerpo son mas flácidos por eso nos cuesta hablar y caminar por esta razón yo recibi desde muy pequeña clases de intervención temprana y de terapia de habla eso me ayudo a desarrollar mi caja torácica con el paso de los años me di cuenta que la música es una de mis pasiones empecé recibir clases de canto y resulta con mi buena suerte que soy mezzo soprano Spirito y tengo desde 9 años recibiendo clases de canto quisiera realmente presentarme ante el mundo como una cantante operática soñaría con poder cantar acompañada con grandes maestros de la música. En Guatemala tenemos un maravilloso cantante Ricardo Arjona me encantaría poder algún día cantar con el o con mi ídolo que es Andrea Bocceli.

En su opinión, ¿Cómo nos cambió la vida la cuarentena?
La cuarentena nos cambió la vida radicalmente por este virus, porque no podemos hacer todo lo que nosotros quisiéramos hacer, ha afectado nuestro trabajo. Nuestros proyectos, nuestra salud, nuestros sentimientos y nuestra economía. Y esto nos ocasiona tristeza, euforia, desesperación, enojo, y pensamientos como si Dios nos hubiera abandonado, pero debemos buscar otras soluciones para nuestras vidas, como por ejemplo a mí me ha ayudado mucho a tener un horario para mis actividades, en casa en primer lugar hay que cuidar nuestra imagen personal, arreglarnos, comer lo que nos guste, buscar otra manera para realizar nuestro trabajo, comunicación con tus amigos, y mucho más con lo que amamos.

Isabella-2-image00002(800x600)

A mí me gusta estar con mis perritos, bailo, canto cocino y diseñar con mis bocetos, doy conferencias en línea, recibo clases en línea y todo esto me ha ayudado a cambiar lo negativo en positivo, no te desanimes a todo lo que está pasando. Piensa positivo de las cosas de tu vida, debemos agradecer que estamos bien , y tan bien con nuestras familias, y de ver las cosas positivas, porque al ver esta tragedia mundial hemos tenido mucha suerte por lo que tenemos. Todo depende como lo ves, si yo veo las cosas con agradecimiento voy a ser una persona positiva y alegre, agradecida con lo que venga, ayuda a que el mundo cambie un No por un Si.

Mi taller se encuentra cerrado para que personas puedan venir a ver y comprar mis piezas, mi sastre si está trabajando y también mis bordadoras, gracias a Dios las ventas a través de mi cuenta de Instagram han funcionado muy bien. También esta cuarentena me esta dando la oportunidad de hacer algo completamente nuevo, que fue preparar una colección y pasarela digital para el Fashion Week de Costa Rica que se estará presentando en octubre próximo y un pequeño video sobre mi marca para el Latin Fashion Week de Colorado que se presentará en las próximas semanas.

RELACIONADAS