Especiales
Fecha de publicación: 2020-09-17

Gabriela Ávila: la gran publicista salvadoreña que conquista Nueva York

La directora de estrategia de la agencia Droga5 afirma que la industria publicitaria global está obligada a evolucionar en esta era post-pandemia.

Por Claudia Contreras

Nadie te va a dar una oportunidad hasta que la pidas. Así piensa Gabriela Ávila es la directora de estrategia de Droga5, la prestigiosa firma de Nueva York que ha sido nombrada como la agencia del año, en múltiples años, por el festival de creatividad internacional Cannes Lions.

Más que vender productos, para Gabriela la publicidad es la oportunidad de inspirar, de retar, de volverse parte de la cultura, de buscar cambiar el mundo. “Es esta combinación perfecta donde hay que tener creatividad, donde hay que tener rigor en cómo se piensa, pero libertad para poder explorar. No tener miedo a empujar los límites”. No hay una fórmula perfecta para lograrlo, pero Gabriela afirma que se llega ahí a través de contar historias, representar personas y pensamientos. Comenzó su carrera como copywriter en Publicidad Comercial Mullen Lowe. Probó distintas posiciones. “Siempre tuve ese sentimiento de querer saber más sobre el consumidor, de querer saber más de la gente, de las marcas”. Luego saltó a Ogilvy El Salvador donde aprendió sobre planeación estratégica. Desde El Salvador, siempre tuvo necesidad de más. Así llegó a Zubi Advertising Services, que es una agencia de publicidad enfocada en el mercado latinoamericano en Estados Unidos.

Irse a vivir a Nueva York lo recuerda con incerteza, pero asegura que es una de las decisiones más gratificantes que ha tomado. Comenzó en Droga5 hace un año. Es su lugar para crear ideas radicales que cambien el mundo, “que las personas tengan interacciones, conversaciones, reacciones”.

Tres momentos clave

La primera lección que cambió su vida fue aprender a decir sí a pesar de los riesgos. “Llegó un momento en mi vida que decidí decir sí a las oportunidades a los riesgos”. El segundo tiene que ver con saber cómo agarrar una opurtunidad. Gabriela describe este momento como que determinar ser promotor de uno mismo. “Es alzar la mano, alzar la voz y decir: yo me merezco tener este puesto, yo soy capaz de hacer esto”. Insiste: “Es importante saber que nadie te va a dar una oportunidad hasta que la pidás. A veces nos da un poquito de pena, pero Mi experiencia personal es decir: yo soy buena en esto, yo hago esto, yo he trabajado hasta acá y me merezco ser reconocida”.

Por último, Ávila recomienda: buscar personas que te inspiren. “Es realmente aprender de ellas, escucharlas, tomar su experiencia, y aplicarla. Cada persona con la que he interactuado me ha dejado una lección, me ha ayudado a encontrar mi voz, a encontrar mi estilo, a darme confianza. Entonces, realmente encontrar a esas personas que reconocer, que elevan nuestro potencial es importante”.

Conozca más sobre las Mujeres Desafiantes y sus ediciones anteriores

Reinvención durante la pandemia

Para Ávila, esta crisis global es una oportunidad personal y profesional. El confinamiento le ha ayudado a internalizar lo importante. “Ha sido una buena oportunidad para crecer, para conocerse, para explorar todo lo que antes no teníamos tiempo de hacer”. Desde lo profesional, afirma que su trabajo cambió. Hoy, la publicidad es fácil de ignorar, dice. “La gente sabe que le están tratando de vender algo. La gente sabe que hay una marca detrás de ello. Hoy más que nunca, la gente es inteligente, tiene criterio, tiene la habilidad de tomar una decisión”. Por eso, Ávila cree que la industria en la que trabaja está obligada a evolucionar. “Ese es un reto para nuestros clientes. Aparecer en el mundo de forma que contribuya, que dé a la gente lo que necesitan, que den productos que juegan un rol en la vida de las personas y no solo lo que les estamos tratando de ofrecer (...) Es empezar a ver cómo los productos contribuyen en la vida de las personas”.

Empoderamiento

Para Gabriela, el reconocimiento es importante: ayudar a más mujeres que escalen, incluso que sean sus jefas el día de mañana. “Es nuestra responsabilidad celebrar los logros de los que trabajan con nosotros. Es importante que la gente sepa quién de mi equipo contribuyó, celebrar los logros. Para mí es darle ese lugar a las personas. Es hacer que la gente sepa cómo contribuye con nombre y apellido, cada mujer del equipo”.

Frase:

"Mi ambición es crear un equipo con personas diferentes, radicales, comprometidas. Es estar rodeada de gente que tiene ganas de cambiar el mundo, que no tenga miedo al cambio. Solo así se crea trabajo que causa impacto, que causa conversación, que tiene criterio. Mi ambición es empujar lo que yo pueda para crear una cultura, un equipo de personas que no estén dispuestas a parar".

Sea parte de nuestro evento Mujeres Desafiantes, esta vez digital: Regístrese

En sus palabras

¿Cuál es su próximo gran reto?
Yo no quiero dejar de aprender. Creo que siempre hay oportunidad de crecimiento sin importar que ha llegado a ser presidente de una compañía. Mi ambición es crear un equipo con personas diferentes, radicales, comprometidas. De verdad es estar rodeada de gente que tiene ganas de cambiar el mundo, que no tenga miedo al cambio. Solo así se crea trabajo que causa impacto, que causa conversación, que tiene criterio. Mi ambición es empujar lo que yo pueda para crear una cultura, un equipo de personas que no estén dispuestas a parar.

Ejemplos propios de campañas que le han marcado como profesional:
Hay un montón, pero todos tienen en común que dejan la razón por la que hago lo que hago. Hay diferencia entre publicidad que vende y publicidad que se vuelve parte de la cultura. Esa es la publicidad que debemos aspirar a crear, que nos cuestione.
Las campañas que redefinen el rol de la mujer… obviamente me pegan personalmente. Vengo de un país muy tradicional, con estándares tradicionales. O si veo marcas que tienen un punto de vista que no le parecen a todo el mundo. Eso. Esa es la publicidad que debemos aspirar a crear, que nos cuestione, que nos haga sentir incómodos, que nos haga cuestionar la forma de ver el mundo.

La publicidad es una herramienta de observación, de conversación y de comportamiento cultural. Las campañas que admiro son las que hacen eso. Son las que me hacen cuestionarme.

En muchos países arrancó una nueva normalidad. ¿Cuáles son esos retos personales y profesionales que impone esta nueva vida?
Creo que el mayor reto va a ser regresar a un mundo donde nos sentimos cómodos con la conexión. Ahorita le tenemos miedo a la cercanía a abrirnos con alguien nuevo. La gente y los desconocidos se han convertido en una amenaza. Para mí ese será el mayor reto porque el mundo necesita cercanía, necesita conexión, que estemos más cerca y no más lejos.

¿Cuál fue el detonante que la impulsó a romper todos los límites y volar?
Crecer como hija de mamá soltera - me enseñó la importancia de ser fuerte e independiente. De crear mi propio camino aunque no sea fácil de ver. Yo la vi crear su propia historia y supe que no podía conformarme con nada menos que eso.

Hitos y retos de su carrera profesional
Ser Salvadoreña y trabajando un mercado americano ha sido un reto pero a la vez a lo que me ha ayudado a mantener un punto de vista y perspectiva diferente y única. Las diferencias culturales que al principio veíamos como una barrera se ha convertido en lo que hace mi trabajo especial.

¿Cuál ha procurado que sea su aporte en tiempos de cuarentena y ahora rumbo a la nueva normalidad?
Todos estamos viviendo esto por primera vez. Es nuevo. Diferente. Pero todo momento de incertidumbre trae oportunidades. Qué podemos hacer ahora que no podíamos antes. Como usamos nuestra industria para ayudar y no solo vender. No pensar qué necesitan las marcas pero que necesitan las personas de ellas.

En la post-pandemia, la nueva fase que iniciamos ¿Cuáles cree, desde su experiencia, serán sus mayores retos?
Creo que el mayor reto al principio va a ser regresar a un mundo donde nos sentimos cómodos con la conexión. Con la cercanía. Sin miedo a abrirnos a la posibilidad de alguien o algo nuevo. Dejar de a un desconocido como una amenaza. El mundo necesita que estemos más cerca que nunca. No más lejos.

¿Cómo es su día a día? ¿Qué significa para usted trabajar en una de las agencias más importantes del mundo?
Es un privilegio trabajar con las mentes creativas más brillantes del mundo. Todos los días estas personas me retan y me inspiran. Me recuerdan la importancia de no parar hasta crear algo revolucionario.

¿Por qué decidió involucrarse en el campo en el que actualmente se desempeña?
• Publicidad para mí es la combinación perfecta de negocio y creatividad. De rigor y libertad. De eficiencia e inspiración. Es un campo que no para de evolucionar y que me reta continuamente.

¿Qué ha sido lo más difícil y lo más gratificante de sus actuales proyectos?
• La publicidad se ha vuelto más fácil que nunca de ignorar y olvidar. Lo más difícil y a la vez lo más gratificante es llegar a ideas y trabajo imposible de ignorar. Ese momento es pura magia. No hay nada más increíble que saber que lo que ayudaste a crear inspiró conversación.

¿Sus nuevos sueños, los proyectos para el futuro?
• Nunca quiero dejar de aprender y crecer. Pero mi meta es crear un equipo de personas diferentes, radicales, comprometidas. Con ganas de cambiar el mundo. Sin miedo a alborotar las cosas un poco.

¿Cómo se compromete para potenciar el liderazgo y desarrollo de sus pares mujeres?
• Una marea alta levanta todos los barcos. Es nuestra responsabilidad elevar a las mujeres que trabajan con nosotros. Celebrar sus logros. Compartir los créditos. Reconocer su trabajo continuamente. Hacer que la gente sepa lo que contribuyen. Con nombre y apellido.

¿Cuánto le cambió la vida en estos tiempos de Covid-19? ¿Cómo está sorteando los obstáculos de la pandemia? ¿Se ha tenido que reinventar?
• Mucho de nuestro trabajo depende de la conexión humana. De la conversación y la observación. La pandemia nos quitó eso y nos ha forzado a encontrar otras formas de mantenernos conectados. De estar al tanto de las personas y de lo que pasa en el mundo. Nos hemos tenido que poner creativos con los lugares donde encontramos esa conexión e inspiración.


RELACIONADAS