Especiales
Fecha de publicación: 2020-09-14

Mujeres Desafiantes de Centroamérica 2020

Heroínas que están luchando contra la pandemia en los seis países de la región, sacrificando familia, vida personal y su propia salud.

Por Velia Jaramillo, editora general

Por cuarto año consecutivo, Revista Estrategia & Negocios presenta su edición especial MUJERES DESAFIANTES DE CENTROAMÉRICA 2020. Este año, reconocemos al liderazgo femenino de Centroamérica en seis categorías: las Heroínas que luchan contra la pandemia, las Centroamericanas sin Límites, las Empresarias y Ejecutivas, las Emprendedoras e Innovadoras, las Influenciadoras, líderes digitales y a las Guardianas de la cultura.

Desde el nacimiento de MUJERES DESAFIANTES en 2017, nos propusimos presentar cada año 50 nuevos perfiles. Así, este año acumulamos más de 200 historias, 200 testimonios, 200 ejemplos de vida para inspirar a nuestras audiencias. La riqueza de las mujeres centroamericanas es una veta inagotable, lo constatamos cada año.

Otro reto que asumimos con nuestros especiales anuales es ir a cada una de ellas. MUJERES DESAFIANTES DE CENTROAMÉRICA no es un listado, sino un compendio de historias que nos cuentan en primera persona, cada año, sus protagonistas, desde Panamá hasta Guatemala. Buscarlas, encontrarlas, entrevistar a cada una es un trabajo retador, pero con el cual el equipo editorial de Estrategia & Negocios está profundamente comprometido.

Lea el especial completo: Mujeres Desafiantes de Centroamérica 2020

En 2020, nos propusimos llegar a las heroínas de la pandemia. Gran parte de la lucha contra el Covid-19 la han asumido miles de médicas, enfermeras, científicas, innovadoras y otras mujeres que en nuestra región están colaborando en distintas áreas y haciendo frente a la emergencia.

Las honramos con los testimonios de ocho centroamericanas que nos cuentan cómo les cambió la vida en los últimos seis meses, nos abren su día a día y nos comparten sus lecciones de vida y como profesionales, su mirada del futuro. Llegar a ellas no fue fácil, todas viven en una vorágine de jornadas extenuantes, algunas se contagiaron y apenas convalecientes volvieron al frente de batalla, más comprometidas que antes. Heroínas totales.

Como cada año, elegimos a las Mujeres sin Límites, desafiantes extraordinarias que nos cuentan como lograron derrumbar todas las barreras y escalar hasta donde pocas llegan. Entre las Empresarias-Innovadoras encontrará fantásticas historias de centroamericanas que no se dejan vencer y que aún en tiempos de pandemia han encontrado nuevos caminos para seguir emprendiendo, creando redes. Las Empresarias-Ejecutivas también enfrentaron un año retador, con negocios que debieron reinventarse aceleradamente mientras acataban los protocolos de prevención. ¿Cómo lo lograron? ellas no los cuentan.

Esta edición no solo busca inspirar. También poner en la agenda cada año lo que la región ha logrado en materia de equidad, de desarrollo paritario, y lo que nos falta. Y aquí no hay buenas noticias. Durante la pandemia, y en el mundo post-pandemia, los medios de vida de muchas mujeres, así como sus redes de apoyo van a verse debilitados, advierte María Noel Valeza, de ONU Mujeres.

Presentamos a las Mujeres Desafiantes de Centroamérica 2020

Las nuevas protagonistas de las Mujeres Desafiantes 2020 son las Heroínas de la Pandemia. Médicas, infectólogas, científicas, enfermeras, líderes del sector salud que en los seis países de Centroamérica están dedicando su vida con jornadas extenuantes, aisladas de su familia, algunas enfrentando al monstruo en carne propia, al tratamiento de pacientes Covid, así como a investigar y educar sobre la pandemia.

Están conscientes de que se enfrentan al mayor reto profesional de su vida, a una crisis sanitaria sin precedentes, y dispuestas a darlo todo para combatir la pandemia.

“Cuando uno estudia en la universidad las grandes epidemias, nunca piensa que esa historia la va a vivir”, nos dijo la doctora Nadja Porcell Iglesias, Directora General de Salud en Panamá.

¡Gratis! Descargue la edición especial de Mujeres Desafiantes

¿Lecciones? Muchas

En Panamá “El gobierno ha hecho todo lo que ha estado en nuestras manos. Hemos sido criticados muchas veces, pocas veces se les ha reconocido a las personas él trabajo que hacen.

Pero gestionar una pandemia no es fácil. Nadie está preparado para una situación como esta. Si hay algo que se debe mejorar es el sistema de salud en general, que debe ser único, fortalecido. Dar mayores espacios a la investigación”, reflexionó la doctora Porcell Iglesias.

En Nicaragua, en donde el gobierno nunca ordenó el confinamiento general, médicos y expertos del Comité Científico Multidisciplinario Nicaragüense lograron prevenir a la población que decidió ponerse en auto-cuarentena. Una de las impulsoras de esta campaña fue María Mercedes Somarriba, pediatra infectóloga.

En Panamá, la doctora Mairim Alexandra Solís, investigadora apasionada de células madre, se volcó en una investigación para saber si SARS-CoV-2, logra cruzar la barrera placentaria e infectar al bebé. Y como esas, hay otras historias de valentía.

Empresarias, Ejecutivas

Entre las Desafiantes Ejecutivas, brilla este año Ileana Rojas, la primera mujer CEO del gigante tecnológico Intel en Costa Rica, con más de 2.000 empleados a sus órdenes.

Sea parte de nuestro evento Mujeres Desafiantes, esta vez digital: Regístrese

Para la líder, en el mundo corporativo falta “muchísimo” por hacer en el tema de la equidad, porque no es un tema de igualdad de representación, sino de sentirse incluido. “Es necesario lograr una transformación cultural en los negocios, en donde mi género, mi raza, mi condición, mis preferencias, no vengan a ser una máscara que yo tenga que ponerme, tenga que traer al trabajo y desperdiciar mi talento viendo cómo lo oculto, para poder sentir que pertenezco”. Sabe de lo que habla.

Lo refrenda Lorena Maduro, gerente de Inversiones la Paz. “Las mujeres en Centroamérica somos la espina dorsal de la sociedad.

Conozca más sobre las Mujeres Desafiantes y sus ediciones anteriores

Lo hemos sido en la familia por mucho tiempo y silenciosamente en otros ámbitos también. Ahora falta que más mujeres dejemos de estar tras bambalinas, mostremos nuestra cara y hagamos escuchar nuestra voz. A medida que abrimos espacios para mujeres en el ámbito profesional, debemos exigir las estructuras necesarias de apoyo para poder sostener también nuestras familias y nuestro rol de madres. Allí nos falta muchísimo”. Con todo, avanzamos. No podría describirlo mejor Isabella Springmühl, talentosa diseñadora guatemalteca con Síndrome de Down: “Sé que estamos haciendo la diferencia, que se escucha más nuestra voz y se reconocen más nuestros logros”.

RELACIONADAS