Especiales
Fecha de publicación: 2019-09-06

Egly Larreynaga: Abre el telón a la realidad social de El Salvador

Su proyecto social “La Cachada” está integrado por vendedoras informales que montan obras de teatro.

Por Claudia Contreras - estrategiaynegocios.net

En El Salvador, La Cachada es la frase que se grita en todas las calles del mercado negro en San Salvador. Algunas veces la cachada es un producto de contrabando que puede encontrarse a menor precio que en negocios formales. Egly Larreynaga es la directora del teatro La Cachada y del Teatro del Azoro. La primera es una compañía de teatro conformada por mujeres vendedoras informales.

La Cachada comenzó con cuatro mujeres como un taller experimental en la colonia Montreal, en Mejicanos, un municipio de San Salvador caracterizado por la fuerte presencia de las pandillas. Hoy suman 16 integrantes que capacitan en ejercicios teatrales a otras mujeres para entender y romper ciclos de violencia. Ellas cuentan cómo el teatro les ayudó a empoderarse, a sanar. El taller buscaba transformar las vidas de las vendedoras. “Cuando las conocí de manera profunda me impresionó cómo a través del teatro ellas iban contando sus historias, creando red”, recordó Larreynaga.

La historia de La Cachada fue expresada en el documental homónimo dirigido por Marlén Viñayo. Este año, la película fue parte del prestigioso festival de cine South by Southwest (SXSW) en Austin, Texas. Ahí, la película ganó como favorita en la categoría Global. Ahora compite para ser parte de los Oscar en 2020.

Egly vivió en varios países de Centroamérica, Cuba y terminó en España. Ahí trabajó teatro con mujeres migrantes. Sus dos compañías de teatro denuncian de forma documental temas de la realidad salvadoreña.

Asegura que no es una tarea fácil, pero que le apasiona saber que puede llevar al público lo que pasa en El Salvador.

¿Quién es?
Directora de teatro.

Su mayor logro:
“Poder vivir de lo que más me apasiona, el teatro”

Sueña con:
“No perderme en mi trabajo, como ser humano y en lo que quiero hacer”.

Su sueño:
Crear un centro de investigación teatral centroamericano en San Salvador.

RELACIONADAS