Especiales
Fecha de publicación: 2019-09-05

Ruth de Solórzano: Una apasionada del tema previsional desde El Salvador

Es la CEO de AFP CRECER, que administra cuentas individuales para pensiones por US$5.373 millones. Desde su posición impulsa el liderazgo de la mujer.

Por Gabriela Melara - estrategiaynegocios.net

Hablar de pensiones es hablar del futuro y de mejor calidad de vida, y esto es algo que apasiona a Ruth de Solórzano, una economista salvadoreña que lleva casi 30 años trabajando el tema.

La especialista sostiene que esto es un gran reto porque sabe que de ese dinero depende el futuro de los trabajadores.

De Solórzano, es la CEO de la Administradora de Fondos de Pensiones (AFP) Crecer, una subsidiaria de SURA Asset Management, desde donde sigue sumando esfuerzos para ayudar a los empleados a gozar de una pensión digna. Sostiene que el sistema previsional debe aportar recursos mediante jubilaciones o pensiones, para que el trabajador, llegado su momento, pueda recibir una pensión que le permita cubrir sus necesidades básicas.

Uno de los mayores hitos de su carrera profesional fue ser parte del equipo multidisciplinario e interinstitucional que realizó los estudios técnicos y la propuesta de leyes para la reforma estructural al Sistema de Pensiones de El Salvador, en 1992, una reforma que dio paso a las Administradoras de Fondos Previsionales.

La economista, como parte del Banco Central de Reserva de El Salvador, conformó el grupo que dio vida a las leyes del Sistema de Ahorro para Pensiones (SAP) – que establecen las condiciones para invertir los Fondos de Pensiones de los Trabajadores -, así como a la Ley Orgánica de la Superintendencia de Pensiones en diciembre de 1996. Este logro profesional le abrió otras puertas y le permitió seguir escalando en el ámbito.

“Por este conocimiento, conté con la confianza de los líderes de este gran proyecto de Nación para participar posteriormente en la conformación de la Superintendencia desde la Intendencia del SAP, investigar y proponer la normativa técnica para el funcionamiento del SAP y evaluar los proyectos de constitución y operación de las primeras cinco AFP del País”, dijo en entrevista con Estrategia&Negocios.

“Fuimos un equipo de personas que vivíamos con pasión y mucho compromiso social lo que significaba este cambio radical promoviendo el ahorro personal para la construcción de una pensión sostenible y que, con el tiempo, el Estado pueda dedicar recursos a pensiones asistenciales focalizadas en los más pobres y vulnerables, mientras que los que gozamos de un trabajo y un ingreso formal somos responsables con nuestro propio futuro y la cobertura de nuestra propia familia”, recuerda al hablar de los hitos profesionales que ha enfrentado.

Asegura que las pensiones son su pasión porque le permite servir a otros aun sin conocerlos “y contribuir a una mejor calidad de vida”.

El camino recorrido por Ruth no ha sido sencillo porque el tema previsional es complejo, pero con su formación, la cual no ha detenido desde que se graduó como economista, ha sabido aportar al sistema de pensiones salvadoreño. Es fiel creyente en que se deben abrir nuevas oportunidades a las niñas en educación e igualdad de crecimiento profesional.

Desde su posición, Ruth empodera a las mujeres y busca igualdad de condiciones en el trato laboral. “Me comprometo día con día, buscando el balance en los equipos de trabajo, buscando el respeto de unos con otros en Crecer, verificando la equidad en las oportunidades y creyendo en cada uno de los miembros de Crecer. También desde SURA Asset Management hay un interés genuino y concreto en desarrollar los liderazgos de las mujeres mediante sesiones especiales de coaching y formación con empresas de primer nivel”.

Su madre es una de las mujeres que más la han inspirado a salir adelante y gracias a ella sabe que tiene que seguir creyendo en el gran potencial que tienen las mujeres, a siempre estar con un espíritu joven, a no cansarse de aprender y a “andar siempre unas energías bárbaras”.

En su labor, en AFP Crecer, potencia el liderazgo femenino en cada una de las reuniones, porque cree que en El Salvador y en “Centroamérica las mujeres estamos progresando mediante la educación. Notamos en los procesos de selección en Crecer cómo cada vez hay más profesionales mujeres que van logrando culminar sus carreras. Por supuesto que hace falta, debemos luchar por lograr que más niñas completen sus estudios básicos y que luego tengan posibilidades de continuar sus estudios superiores”, agrega.

Sostiene que se deben dar nuevas oportunidades a las generaciones futuras, para que las sociedades tengan “mujeres profesionales con igualdad de oportunidades y mujeres que puedan llevar con balance su vida familiar y sus responsabilidades laborales, con hombres que delegan y confían sin distinción en otros hombres y en mujeres por sus capacidades y competencias más que por su género u origen”.

Su mayor logro: Mi familia
Sueña con: El cielo
Su frase: Con Dios todo es posible

RELACIONADAS