Especiales
Fecha de publicación: 2021-11-18
Galeria  Ver Fotogalería

Walmart de México y Centroamérica: Emprendedoras de Éxito

A través de su programa Una Mano para Crecer, la compañía ha apoyado muchos emprendimientos en Honduras, especialmente de mujeres que han sabido aprovechar las oportunidades de negocio.

Por E&N para Walmart de México y Centroamérica

Walmart de México y Centroamérica apoya actualmente a 64 pequeñas y medianas empresas hondureñas a través del programa Una Mano Para Crecer (UMPC) que brinda asistencia técnica y financiera, así como acompañamiento en sus planes de negocio y mercados seguros para sus productos.

Lynda Marín, subgerente de Asuntos Corporativos de Walmart, dijo: “en una relación de ganar-ganar con las Pymes y como parte de nuestra estrategia de Valor Compartido, queremos que sus productos de calidad estén mejor posicionados y cuenten con todas las herramientas para impulsar sus empresas”.

El apoyo de Una Mano Para Crecer se enfoca en brindar asistencia técnica, tarifas preferenciales en distribución centralizada, pronto pago, capacitaciones empresariales y seguimiento del desempeño Walmart México y Centroamérica es una empresa regenerativa que impulsa iniciativas para recuperar y fortalecer el tejido social y económico de las comunidades.

Descargue la edición mensual (Gratis)

Es en ese afán que, pese al drástico confinamiento para contener el COVID-19, no se dejó de atender a las clientas con los productos de primera necesidad, garantizando así un mercado seguro para sus proveedores y seguridad laboral para sus colaboradores.

La gerente de Asuntos Corporativos de Walmart de México y Centroamérica, Mey Hung, señaló: “Nuestro objetivo es apoyar siempre a nuestros proveedores, ayudarles a crecer y crear esa relación entre las partes para un desarrollo mutuo, en aras de llevar a nuestros clientes productos de primera calidad y de manos laboriosas”.

Tres emprendedoras que inspiran

En esta ocasión, destacamos las historias de crecimiento de tres emprendedoras que son proveedoras de Walmart México y Centroamérica.

WALMART-2(800x600)

I.Marlene Duarte: Reina de los mariscos más frescos y exquisitos

Proveniente de Nicaragua, Marlene Duarte llegó a Honduras en el año 1978 con un solo pensamiento: Triunfar en un país cinco estrellas. Llena de sueños e ilusiones.

Allí se vio en la necesidad de luchar para sacar adelante a sus tres hijos Víctor Manuel, Danilo José y Rodrigo Javier.

Compraba pequeñas cantidades de camarones que revendía a sus amigos de la iglesia; un emprendimiento que poco a poco fue creciendo hasta construir y consolidar la Distribuidora Mariscos y Más (Delimar).

Su emprendimiento formal empezó en el 2006 y ya para 2007 se había convertido en proveedora de mariscos de calidad para Walmart, una alianza de negocios que, en sus propias palabras, fue la “luz al final del túnel”.

“Comencé entregando en seis tiendas en San Pedro Sula y en supermercados Paiz. Mis hijos eran mis empleados, entre ellos, Rodrigo Javier, que todavía andaba con el pepe en la mano, me ayudaban a empacar, cargar y descargar, muchas veces hasta de madrugada o a medianoche”, recordó sentada en una silla mecedora.

Marlene rememora que en los primeros años como proveedora de Walmart entregaba un promedio de 2.000 libras semanales, principalmente camarón a granel proveniente de la zona sur y de la Costa Atlántica.

“Ahorita estoy entregando un promedio de 60.000 libras mensuales, entre camarón, pescado, caracol, línea de filetes y la mariscada”, relató con mucha alegría.

Fue precisamente como proveedora de Walmart que se diversificó y logró tener su propia empacadora, con su marca Delimar.

“Walmart es la punta de la flecha que me permitió ver que de ahí podía mantener a mi familia y darles estabilidad a mis 50 empleados directos y 25 indirectos, para mí es el principal y mejor cliente, me ha ayudado a crecer”, agregó.

WALMART-3(800x600)

II. Nohemí López: De ejecutiva a exitosa emprendedora

La emoción la inunda al recordar los días en que preparaba tajaditas de plátano para alimentar a su familia. Para ella representaba la mejor forma de aprovechar la fruta que su esposo cosechaba en una pequeña finca en el campo, sin imaginar que con sus manos laboriosas le daba forma a lo que sería una exitosa empresa.

Nohemí López Álvarez, de 61 años, se desempeñó por muchos años en un importante puesto ejecutivo de una agencia de publicidad, no obstante, la empresa cerró y al quedar desempleada se dedicó a al hogar y la crianza de sus hijos.

“Mi esposo laboraba en el departamento contable de una empresa de comunicaciones y yo le preparaba sus almuerzos que casi siempre acompañaba con tajaditas y resulta que a sus compañeros les encantaban, así surgió la idea”.

En una ocasión, recordó, no pudieron vender unos 300 plátanos de la finca, por lo que elaboró tajaditas que vendieron a los compañeros de trabajo y vecinos. Desde entonces, no han parado. “Las tajaditas se convirtieron en nuestro negocio familiar”, relató.

Detrás de las crujientes tajaditas caseras que cada día tenían mayor demanda, había una historia de sacrificio. Cada semana, Nohemí viajaba 150 kilómetros, para freír plátano de forma artesanal durante 19 horas, y regresar a la capital con 40 cajas de producto.

Luego de dos años lograron establecer una pequeña fábrica y contrataron a sus primeras dos empleadas.

Se constituyeron con el nombre de Corporación Varsovia y la marca se denominó Pa´Chicos.

“Al entrenar a nuestras colaboradoras en la elaboración de las tajaditas, yo pude dedicarme al mercadeo. Mi sueño era distribuir a nivel nacional, y en el año 2007 me acerqué a Walmart”, apuntó.

A través del programa Una Mano Para Crecer diversificó su producto y hoy el 80% de la producción está destinada a Walmart.

WALMART-4(800x600)

III.Tesla Irías: No hay limitaciones cuando la mente se abre al éxito

Tesla Irías es una emprendedora de 47 años que elabora productos a base de maíz. Su empresa, Productos Derivados del Maíz (PRODEMA), la constituyó en La Ceiba hace una década.

En Honduras, todos los productos conocidos como LA K-TRACHA, son elaborados y distribuidos por Tesla y una decena de empleados.

“Hemos crecido juntos, inclusive tenemos nuestra propia red logística de transporte”. La idea de emprender nació por la necesidad económica, ya que el sueldo no nos alcanzaba para los gastos familiares”, dijo Irías, madre de dos hijos y economista de profesión.

Antes de emprender se dedicaba a hacer estudios de mercado para una empresa, y eso le ayudó a incursionar en el negocio de la tortilla de maíz.

“Iniciamos vendiendo tortillas de maíz, la demanda era cada vez más y eso nos dio la idea de hacer un estudio de mercado en La Ceiba, para saber qué más podíamos hacer”, explicó.

Así surgió la idea de suministrar tortillas de maíz, nachos y tostadas para chilaquiles, sopa, nachos con frijoles, enchiladas y catrachas; y PRODEMA comenzó su relación comercial con Walmart desde el año 2015, siendo hoy el destino del 30% de sus productos.

Sentada frente a su computadora, Tesla recordó lo duro que era su vida antes de haber decidido emprender su propio negocio. Con nostalgia, pero a la vez con alegría, tomó una bolsa de nachos, la mostró y afirmó: “Walmart fue la punta de lanza para crecer, tanto comercialmente como en la diversificación de nuestros productos”.

Tesla reconoció que el programa Una Mano Para Crecer (UMPC) de Walmart les ha dado la oportunidad no solo de diversificarse, sino de encontrar nuevos mercados por las capacitaciones que les proporcionan.

Actualmente entrega entre 70 y 75 cajas al mes a Walmart, más de 2.000 unidades.