Mujeres Desafiantes
2018-08-20

Marisol Argueta, la salvadoreña de diplomacia con conciencia

Su ingreso al World Economic Forum (WEF), como directora para América Latina, le ha permitido profundizar el conocimiento y compromiso con la región para buscar soluciones a los grandes desafíos latinoamericanos, desde una perspectiva incluyente y responsable.

Por estrategiaynegocios.net

Marisol Argueta vivió su juventud durante el conflicto armado en El Salvador y eso la llevó a amar la paz y dedicarse a la diplomacia internacional.

Su ingreso al World Economic Forum (WEF), como directora para América Latina, le ha permitido profundizar el conocimiento y compromiso con la región para buscar soluciones a los grandes desafíos latinoamericanos, desde una perspectiva incluyente y responsable, tomando en cuenta la visión de líderes empresariales, de gobierno, de sociedad civil y de los jóvenes.

"Las mujeres manejamos muchas responsabilidades simultáneas y nos fijamos metas ambiciosas con altos niveles de autoexigencia. La distribución apropiada del tiempo para poder cumplir con las misiones profesionales y personales es clave para lograr una vida integralmente balanceada y gratificante", afirmó Argueta.

La salvadoreña considera que se debe asegurar la participación productiva de las mujeres mediante la educación, las oportunidades económicas y el empleo, así como abrirle un lugar en la política.

HITOS

Haber vivido mi juventud durante el conflicto armado en El Salvador me hizo valorar la paz y querer dedicarme profesionalmente a la diplomacia internacional.

Mi empatía con las dificultades de los migrantes salvadoreños y con la problemática de las mujeres también ha marcado mi vida.

Mi ingreso al Foro Económico Mundial como Directora Principal para América Latina me ha permitido profundizar el conocimiento y mi compromiso con la región para buscar soluciones a los grandes desafios latinoamericanos desde una perspectiva incluyente y responsable, tomando en cuenta la visión de líderes empresariales, de gobierno, de sociedad civil y de los jóvenes.

RETOS

Uno de los principales retos ha sido abrirme camino dentro de algunas sociedades polarizadas y muchas veces intolerantes para hallar puntos de encuentro y promover una agenda sostenible que conlleve a la prosperidad en el largo plazo.

Otro reto profesional importante es comprender la complejidad y la rápida evolución de los desafíos que se nos presentan y poder desarrollar una agilidad interna para mantenerme actualizada en muchas materias y estar siempre dispuesta a adaptarme al cambio.

Las mujeres manejamos muchas responsabilidades simultáneas y nos fijamos metas ambiciosas con altos niveles de auto-exigencia. La distribución apropiada del tiempo para poder cumplir con las distintas misiones profesionales y personales es clave para lograr una vida integralmente balanceada y gratificante.

SATISFACCIONES

En un plano profesional, la mayor satisfacción es, sin duda, poder palpar el impacto directo de mi trabajo en las vidas de muchas personas. En un plano personal es poder abrir brecha a muchas mujeres de las generaciones que nos siguen y ser ejemplo e inspiración para mis tres hijas.

OPORTUNIDADES EQUITATIVAS

Las mujeres centroamericanas somos el pilar de la sociedad, la columna vertebral de la familia y en muchos casos, su único sostén económico, por lo que necesitamos acelerar políticas integrales para ofrecerles la oportunidad de desarrollar plenamente sus capacidades, integrarlas a la sociedad sin discriminaciones y temores, y percibir sus aportes.

Para asegurar la participación productiva y plena de las mujeres deber procurarse: 1. educación (acceso y calidad) 2. salud 3. oportunidades económicas y empleo y 4. participación en la política. Además, es clave erradicar la violencia contra la mujer. Para asegurarles seguridad y protección, debe abordarse la problemática integralmente desde la educación, la promoción de cambios en patrones culturales para velar por el respeto a la mujer y continuar tratando como agravante los casos de violencia contra la mujer.

Es necesario afinar las estadísticas, mejorar los indicadores, revisar las políticas públicas, leyes y regulaciones para asegurar un trato equitativo a la mujer en los espacios productivos e innovar en las prácticas laborales procurando más flexibilizad para que el trabajo de la mujer no riña con sus responsabilidades familiares, fomentar cambios sociales y económicos para compartir responsabilidades e integrar a las mujeres plenamente en la actividad económica del país.

Para lograr un avance cualitativo en la participación de la mujer no bastan política públicas y la acción del Estado, sino que requiere también de un compromiso de los empresarios y empleadores. Entre varios esfuerzos, nuestro trabajo en favor de la mujer desde el WEF, en alianza con el BID, promueve que las empresas realicen un auto-diagnóstico para evaluar sus políticas y prácticas internas a fin de asegurarles acceso, protección, equidad salarial y ascensos según capacidades.

FILOSOFíA DE VIDA

Me inspira mucho el poema "No te rindas" de Mario Benedetti pero en tres palabras, mi filosofía de vida se basa en "Fe, Auto-Confianza y Esfuerzo".

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE