Mujeres Desafiantes
2021-12-29

Lía Bueso: Una luchadora contra el cáncer y por las mujeres de escasos recursos

Es la primera mastóloga de Honduras, creadora y directora de la Fundación Hondureña contra el Cáncer de Mama.

Por Gabriela Origlia, E&N

Lía Bueso se define como una "persona común, un poco inquieta en querer hacer más y más".

Sus proyectos siguen concentrados en el interés que la llevó a crear Funhocam: "Poder diagnosticar y ayudar a cada persona cuando llega a mi consultorio y siempre dar esperanza. Y continuar creciendo, innovando. Mi gran sueño es tener una clínica móvil, con mamógrafo incluido, para movernos en brigadas y atender en diferentes lugares. Dios nos permita verlo pronto". A ese crecimiento lo avizora diariamente como una combinación de ideas y tecnología. "No se descansa de pensar en nuevas rutas en favor de las mujeres", enfatiza.

Bueso nació en Ocotepeque. El apellido familiar ya era de médicos reconocidos en el país y. tempranamente -después de soñar con ser arquitecta-, descubrió que quería ayudar a mujeres a través de la medicina. Vivió y trabajó un tiempo en la Argentina, en la clínica Mater Dei, a cuyas religiosas les anticipó que pondría uno en Honduras.

En la pandemia surgieron muchos héroes, en especial los jóvenes médicos que fueron reconocidos por el protocolo de tratamiento Catracho a nivel mundial.

"Cuántas vidas se rescataron con este esquema", reflexiona. El Catracho, ideado por el hondureño Miguel Sierra-Hoffmann, es la unión de los nombres (en inglés) de los principales fármacos que lo conforman: colchicina, antiinflamatorios, tocilizumab, ivermectina, anticoagulantes y la hidroxicloroquina.

Bueso también enfatiza que en todo este tiempo el cáncer "no paró" y su incidencia continúa en aumento.

"Seguimos en nuestra labor con cirugías y asistencia clínicas. Respetamos las medidas de vía seguridad dadas en el hospital y a Dios gracias sin contagios. Ayudamos a muchos pacientes con Covid", repasa.

No olvida un momento que fue crucial para la dedicación a su especialidad. Eran los años en que estudiaba cirugía general; encontró a una joven paciente rodeada de sus pequeños hijos, madre soltera, con un cáncer de mama muy agresivo.

"No encontré un protocolo para ella -describe-. Esto me hizo buscar una especialidad para esta patología. Busqué y busqué a dónde se encontraba esta especialidad y la encontré en Argentina. Me trasladé con mi familia y allí tuve excelentes experiencias formativas para mi futuro y para salvar vidas".

Al retornar a Honduras lo hizo con la idea de fundar un hospital integral de la mujer y lo hizo, es Mater Dei donde hoy colaboran también sus tres hijos. Tiempo después -durante un fin de semana con un grupo de sobrevivientes de cáncer de mama de la clínica- nació Funhocam. "Continuamos apoyando de lleno a esta noble fundación, que nació en Mater Dei. Hoy es una ONG muy importante, que apoya a mujeres de escasos recursos en forma gratuita", apunta. Allí ya han atendido a 41.000 mujeres. Bueso entiende a la solidaridad como una de las vías de crecimiento personal. Está convencida de que una sociedad más equitativa, en Honduras, ayudaría a "combatir la desigualdad, egoísmos, injusticias, marginación. Con la solidaridad encontramos justicia y así devolver a cada persona igual oportunidad".

Desafío

Para la médica fue difícil identificar una mujer que la inspirara para una Honduras democrática: "Tenemos que buscarla todavía. A nivel global necesitamos muchas; admiro a Angela Merkel".

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE