Mujeres Desafiantes
2021-12-29

Gabriela Asturias: La científica que salva vidas con sistemas de información sobre covid y vacunas

Presidenta y Cofundadora de FUNDEGUA, con la que creó ALMA y Enciéndete (premios nacionales de innovación 2021 del Senacyt).

Por Ingrid Roldán, E&N

Más de dos millones de consultas ha generado la herramienta de información ALMA (Asistente de Logística Médica Automatizada), creada por FUNDEGUA (Fundación Desarrolla Guatemala para la Educación y la Salud).

El chatbot tiene como función solucionar las dudas de las y los guatemaltecos con respecto a la pandemia de COVID-19. La población puede informarse en tiempo real, de forma gratuita, sobre la situación de la pandemia, así como los centros de vacunación y el tipo de vacunas disponibles.

Al frente de esta ONG está Gabriela Asturias Ruiz, una joven con licenciatura en Neurociencia. Junto a ella, un equipo de especialistas en distintas ramas trabaja en ALMA y en otro proyecto dirigido a niños y niñas, enfocado también en COVID-19.

De este último "lideré la producción del programa de televisión infantil Enciéndete, una producción 100% guatemalteca y única en su tipo, cuyo objetivo era crear un espacio conducido por niños y para niños que permita resolver dudas relacionadas a COVID-19. El casting y dirección de los episodios estuvieron a cargo del cineasta guatemalteco Jayro Bustamante y la Casa de Producción; los episodios contaron con los personajes de Sésamo y la diseminación se hizo en colaboración con Fundación Guatemorfosis". La formación que recibió de sus padres fue fundamental. Su padre la enseñó a explorar, conocer y querer a Guatemala.

"Su actividad favorita era subir volcanes y fue ahí que aprendí de la perseverancia y resiliencia. Crecí acompañando a mi papá en sus aventuras haciendo rappel, montando caballo en la Sierra de Los Cuchumatanes, rafting en el río Cahabón o subiendo nuestro volcán preferido, el Acatenango".

La influencia de su mamá se encaminó al mundo de las letras. "Pasaba horas leyendo libros sobre otros mundos, realidades y tiempos. A través de los libros pude conocer los pensamientos íntimos de los personajes, sus miedos y motivaciones, logrando entender más las relaciones humanas". Agrega: "crecí con el sueño de que existen infinitas posibilidades en el mundo y, para poder lograrlo, tenía que prepararme. Por esa razón siempre he priorizado la educación y mis estudios. Aprendí cómo perseverar en mis emprendimientos, desde que cofundé en Guatemala, a los 19 años, FUNDEGUA y cuando conformé mi primera empresa en EE UU, a los 21 años, MiResource. He continuado con ambas iniciativas desde entonces, viéndolas pasar por momentos difíciles y también emocionantes. Ambas me enseñaron sobre el trabajo en equipo, cómo lograr colaboraciones efectivas que resaltan lo positivo de cada integrante. Me enseñaron cómo aterrizar los sueños en planes realistas que generan confianza en terceros".

"Como mujeres, sabemos lo difícil que es incursionar en los campos de ciencia porque la competencia es muy alta e históricamente no hemos ocupado puestos relevantes en la mayoría de los sucesos de la historia. El entrar a espacios como Stanford y Duke, formar parte de emprendimientos como FUNDEGUA y MiResource y redes como OWSD, han sido una gran motivación en mi carrera para conocer personas que me han guiado en mi proceso y para sentir que formo parte de algo más grande que yo y que los cambios se generan rodeados de personas que comparten la misma visión", concluye.

Innovadora MIT menor de 35

La presidenta de Fundegua fue electa en 2020 como visionaria dentro de los 35 Innovadores Menores de 35 en Lati- noamérica por MIT Technology Review.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE