Mujeres Desafiantes
2021-12-19

Carmen Aída de Meardi: Identificando a las protagonistas del futuro

La salvadoreña ve potencial en que las mujeres participen más en los gremios.

Por Claudia Contreras, E&N

Es una autoridad en temas logísticos y de comercio exterior. Es la primera vicepresidente de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), también dirige la Comisión Intergremial para la Facilitación del Comercio (CIFACIL) en El Salvador.

Carmen Aída de Meardi ganó una beca en la Organización Mundial del Comercio (OMC), donde profundizó sobre el sistema multilateral de comercio. "Desde entonces todo la temática relacionada al comercio exterior ha sido mi especialización y ha marcado la trayectoria de mis competencias gerenciales en las diferentes posiciones que desarrollé en SigmaQ".

Uno de los desafíos que más ocupan la agenda semanal de De Meardi es facilitar el comercio ante las diferentes instituciones nacionales, regionales e internacionales. "Buscamos mejorar la calidad y eficiencia de los procesos del comercio exterior, eliminando los obstáculos que frenan la competitividad de las empresas y por ende del país".

Desde el sector industrial, impulsa el reconocimiento a las Mujeres Líderes salvadoreñas. Con este último, quiere "generar un espacio de diálogo enriquecedor con Mujeres de elevado potencial de diferentes edades y con diferentes cargos de liderazgo. Escuchamos y aprendemos de enormes experiencias entre mujeres". Cree en identificar el talento de la próxima generación de mujeres en las organizaciones salvadoreñas. Desde la gremial industrial, sueña con "diseñar programas de capacitación permanentes (para mujeres) para detonar esa energía que poseemos, aprovechar esa capacidad, esa inteligencia y poder combinar nuestros múltiples roles. También queremos desarrollar una plataforma con los perfiles profesionales de mujeres para contratarnos entre nosotras y apoyarnos permanentemente".

Carmen Aída subrayó que en El Salvador, en el 2020 el 42,8% de los colaboradores en la industria fueron mujeres. "Son 701.322 hogares al frente de mujeres, el subsector textil y confección es el mayor empleador de mujeres, seguido de alimentos, farmacéuticos, papel y cartón, metalmecánica, plástico, calzado etc".

Para lograr un agenda pro equidad, De Meardi aconseja: "la adopción en sus políticas corporativas de los 7 principios para el empoderamiento de las mujeres (WEPs) de ONU Mujeres". "Constituyen un marco normativo para diseñar sobre esa base los principios de las políticas y recomiendo asignar dentro del presupuesto de las empresas los diferentes programas enfocados en las Mujeres para que sean sostenibles en el tiempo a través de una inversión permanente".

Cargo: Primera Vicepresidenta de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI) y Asesora de Asuntos Corporativos de Sigma.

País: El Salvador

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE