Mujeres Desafiantes
2021-12-04

Alfa Karina Arrué: Las mujeres debemos escalar y conquistar montañas todos los días

Esta salvadoreña resurge como el ave fénix hace unos 10 años, luego de haber atravesado un divorcio, etapa que la impulsa a dedicarse al alpinismo y la lleva a ser la salvadoreña que más alto ha llegado en el Everest.

Por Gabriela Melara - Revista E&N

"Todos tenemos montañas que escalar a diario, pero como mujeres se nos hace más difícil el día a día por todo lo que se nos impone, se nos dice, desde pequeñas que debemos actuar de cierta manera que al niño sí se le permite, como, por ejemplo, el niño puede subir un árbol, correr y la niña no, porque no debe ensuciarse. Romper con los patrones es difícil, pero hay que hacerlo, tenemos que ser valientes y tener el coraje de seguir cuando todos te dicen que no, todo por cumplir un sueño", es una de las reflexiones que hace Alfa Karina Arrué.

Esta salvadoreña decidió cumplir sus sueños y retarse. En medio de la crisis por COVID-19, Alfa buscó escalar el Everest, el punto más alto del mundo y el mayor reto de la vida de los alpinistas, pese a las restricciones y peligros a los que se exponía.

"Yo me voy en medio de la pandemia, luego de haber dado positiva por coronavirus, lo cual al final fue bueno porque tuve cierta inmunización. A muchos de los que estábamos en estas expediciones les dio COVID-19 estando allá, fue difícil cada día y, además de esto, vivimos una de las peores tormentas de los últimos 12 años en la montaña (incluso fallecieron varios alpinistas por esta causa) que truncó nuestros sueños… Pero, volveré".

Resurgimiento: El divorcio

Alfa resurge como el ave fénix hace unos 10 años, luego de haber atravesado un divorcio, etapa que la impulsa a dedicarse al alpinismo. Sin embargo, reconoce que antes de eso tocó fondo y debió ser su propia terapeuta para poder levantarse y seguir en la vida.

"Uno dice en ese momento: Mi vida se acabó, pero luego te das cuenta que podés levantarte y seguir. Pero, como mujer y mamá también pensás que no podés dar este ejemplo, sobre todo para mis hijas (2) y decidís un buen día continuar. Desde pequeña fui amante de los deportes como natación, pero luego del divorcio borré paradigmas e inicié en el montañismo y aproveché los fines de semana que mis hijos pasaban con su papá para dedicarme a esto. No soy mala madre por eso, al contrario les demuestro el coraje", comenta.

El montañismo es una disciplina deportiva lleno de aprendizajes para la vida y ahora busco empoderar a las mujeres con mi historia, con mis vivencias.

"La montaña siempre te da lecciones de humildad, da lecciones para la vida. Yo no creía que no iba a llegar a la cumbre del Everest, esta es una lección espantosamente grande de vida, porque fue algo que no dependió de mí, sino que también de las condiciones de la montaña", enfatiza.

Pero, mientras estás ahí y vas escalando, "la montaña te muestra que los límites solo son mentales, te das cuenta que sos fuerte y que los problemas del día a día son pequeños. Aprendés a disfrutar las pequeñas cosas y te das cuenta que sos afortunada por tener familia, amor y personas alrededor que creen en vos".

"Como mujeres debemos sacar el sufrimiento, llorar, pasar el luto de las cosas, pero luego de eso tomar la fuerza y salir adelante por más que parezca que no se pueda. Todas debemos tener fe, no importando la religión, que vamos a conquistar nuestra próxima cumbre", reflexiona.

Frase: Las mujeres somos capaces de cumplir nuestros sueños y somos llamadas a seguir soñando y romper paradigmas.

FICHA

Nombre: Alfa Karina Arrué

País: El Salvador

Cargo / Rol: Montañista, deportista y primera salvadoreña en llegar al punto más alto del Everest en la historia.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE