Great Place to Work®, construyendo un mundo mejor

Great Place to Work® Institute contribuye con las organizaciones a construirmejores lugares de trabajo para todos, lo que también hace de este mundo un lugar mejor.

Por Lesslie Pérez de Davidovich, Gerente General regional de Great Place to Work® Institute Centroamérica & Caribe

En Great Place to Work® nos dedicamos a construir un mundo mejor, y la manera como logramos este objetivo es contribuyendo con las organizaciones a crear mejores lugares de trabajo para todos. Al fortalecer el ambiente para los colaboradores, facilitamos que crezcan y sean mejores personas, que dan lo mejor de sí a su comunidad y a su trabajo; lo que tiene como resultado que las organizaciones sean excelentes negocios. El impacto de esto es un mundo mejor para todos.
También identificamos las fortalezas y áreas de oportunidad no sólo en el clima si no también en la cultura. Con respecto al clima, el modelo mide cinco valores universales: credibilidad, respeto, imparcialidad, orgullo y compañerismo.

En el valor credibilidad evaluamos cómo el colaborador percibe a los líderes de la organización, Great Place to Work®, construyendo un mundo mejor Great Place to Work® Institute contribuye con las organizaciones a construirmejores lugares de trabajo para todos, lo que también hace de este mundo un lugar mejor.

La manera en la que comunican, asignan recursos, tareas y equipo y el grado de congruencia que existe entre lo que dicen versus lo que hacen. En Caribe, los colaboradores perciben una gran fortaleza en la competencia que tenemos como líderes para conducir el negocio (el 89% de los más de 13.000 colaboradores perciben este punto fuerte), pero necesitamos invertir más, desde el liderazgo, en la congruencia entre lo que decimos y nuestras acciones.
Lo anterior especialmente referido a lo que respecta al cumplimiento de promesas. Este indicador es una de las principales áreas de oportunidad para Caribe (el 79% de los colaboradores encuestados así lo expresa).
Cumplir las promesas nos impacta no solamente en temas laborales, sino también en el ámbito familiar y personal,

¿Cuántas veces hemos prometido a nuestros seres queridos estar en lugares cuando no podemos o hacer cosas que sabemos que no vamos a lograr? ¿Cómo nos sentimos cuando vemos a los ojos a ese ser querido y notamos la decepción de una promesa sin cumplir? Ya en el espacio de trabajo, nuestros colaboradores creen en lo que decimos como líderes, y si estas promesas no se cumplen la consecuencia natural será perder por completo la credibilidad. Es crucial que la comunicación sea clara y oportuna, indicando hasta donde está dentro de nuestras posibilidades el cumplimiento de lo solicitado, a fin de no prometer lo que no se puede cumplir y aportar explicaciones razonables a las razones por las cuales se pueden o cumplir demandas de los colaboradores o promesas de la organización.
Cómo el colaborador percibe que es valorado con respecto a su persona y aporte dentro de la organización, se evalúa bajo la competencia respeto. Aquí se toma en cuenta el valor que el liderazgo le da a sus sugerencias e ideas, su aporte en recursos y equipos y su huella personal que como ser humano le imprime a todo el equipo. En este sentido en Caribe se ha fortalecido el tema de instalaciones, ya que el 92% de colaboradores consideran que las instalaciones contribuyen a un buen ambiente de trabajo. Por otro lado, el 67% de los colaboradores encuestados percibe el involucramiento en las decisiones que impactan su entorno laboral. Este resultado es un reto, ya que las organizaciones encuentran beneficios al invertir en el microclima cuando toman en cuenta a los colaboradores.

Lesslie GPTW(800x600)

Años atrás los departamentos de Capital Humano o Recursos Humanos se preparaban para cuando llegaran las nuevas generaciones y que sucedería cuando Baby Boomers, Generación X, Generación Y, y la Generación Z fueran parte de la fuerza laboral. ¡Ese momento llegó! Es un tema que impacta. Las nuevas generaciones desean estar involucradas, ser escuchadas y que en sus organizaciones se genere un ambiente donde las nuevas ideas y las propuestas sean tomadas en cuenta, para desarrollar un ambiente de trabajo único, abierto a la innovación.

En 2017, lo anterior representó un reto enorme y por esto hemos incluido en esta edición especial algunos casos de éxito, que son una muestra de cómo las organizaciones están desarrollado ventajas competitivas, a la hora de fomentar la cooperación por medio de sugerencias e ideas internas, y han logrado impactar de manera positiva en sus negocios y sobre todo generar un mayor sentido de pertenencia en las nuevas generaciones, lo que ha conllevado a reducir la rotación de estas.

Robert Levering, nuestro fundador, decía: “Hombres y mujeres estamos dispuestos a hacer un buen trabajo, a dar nuestro mejor esfuerzo y si contamos con el entorno necesario lo haremos”. Este pensamiento también puede aplicarse en la vida personal. Cuando tomamos una decisión en familia o en pareja, la colaboración fortalece las relaciones
¿Cuántas veces nuestros hijos regresan del colegio con ganas de compartir, de ser escuchados, que sus ideas sean tomadas en cuenta? Buena parte del desarrollo que podemos lograr en las organizaciones corresponde al fortalecimiento de la capacidad de reconocer que esas ideas pueden tener un alto impacto.

En temas de imparcialidad, cuando hablamos de equidad (ausencia de discriminación) y trato justo, en Caribe se ha avanzado significativamente en estas competencias, especialmente en el tema trato se han alcanzado indicadores de excelencia con un 94% en el que la gente expresa que es tratada justamente sin importar sexo, ni preferencia sexual.
Nuestra principal área de oportunidad es el favoritismo, el 68% de los colaboradores perciben que los líderes evitan tener colaboradores favoritos.
Está demostrado que la cultura impacta en la forma como nos percibimos, desde niños nos damos cuenta que nuestros hermanos pueden ser los favoritos de papá o mamá, en los equipos de trabajo este tema se relaciona con la comunicación. Como líderes podemos estar “mostrando” que alguien de nuestro equipo es nuestro “favorito” cuando la verdadera razón es que esta persona cuenta con las competencias necesarias para lograr el resultado deseado, pero la realidad se distorsiona por temas de comunicación que a la larga generan rumores de pasillo y malestar con los demás miembros del equipo.

Caribe, al igual que Latinoamérica, muestra su principal fortaleza en el valor orgullo. En las organizaciones de la región estamos muy orgullosos de la imagen de las mismas y su impacto en la sociedad.
Ahora bien, cuando hacemos un análisis de los datos, el 94% de los colaboradores se siente orgulloso de los logros del equipo, pero no perciben que todos aportan de igual manera para ese logro. Dentro de las áreas de oportunidad es notorio que no todos los miembros del equipo estamos dispuestos a realizar un esfuerzo extra para llegar a ese objetivo. Llegamos al logro y celebramos, pero ¿Cuánto representa nuestro aporte como colaboradores? ¿Realmente contribuimos al logro de ese objetivo? El 87% de colaboradores en Caribe realmente lo percibe.
El valor compañerismo esta relacionado con el sentido de familia o equipo, la cercanía entre áreas y el grado de hospitalidad. Las organizaciones han sido exitosas en dar la bienvenida, es una de las principales fortaleza en Caribe puesto que el 93% así lo percibe. Ese es el primer paso. ¿Pero cuanta de esa gente se queda? El compromiso se construye desde el ingreso, y debemos fortalecerlo con acciones.
Es similar a cuando conocemos a esa persona con la que queremos pasar el resto de nuestras vidas. ¿Realmente logramos “enamorarnos” de la empresa en esa primera impresión? ¿O nos decepcionamos después de un año o dos? ¿Qué factores impactan en esa retención? El nivel de seguimiento y el involucramiento por parte de los líderes es una clave importante.
La principal área de oportunidad para generar un ambiente de compañerismo es reconocer si las personas se preocupan de manera sincera por los demás. El 86% de colaboradores lo perciben así, ¿Será que nuestro entorno ha perdido esa parte? ¿Será que el “ser” y el “hacer” llegaron a un punto donde no podemos separar? Debemos fortalecer ver al colaborador como persona, como compañero de trabajo y separar a la persona del proceso.

En áreas de cultura (procesos, políticas y prácticas) Caribe ha generado una gran fortaleza en el desarrollo de los colaboradores, en la manera en cómo ellos descubren y desarrollan su talento interno, su crecimiento individual y en paralelo se habilitan mecanismos de retroalimentación o cómo la organización maneja los desempeños inadecuados y las desvinculaciones, y por otro lado también se identifican con las acciones de las organizaciones que brindan apoyo a estudiantes y becarios y establecen alianzas con las universidades a fin de buscar crecimiento dentro de la organización. Esta es su principal fortaleza.

La mejora en procesos, políticas y prácticas vendrá si se invierte en desarrollar mecanismos, políticas y procedimientos que permitan a los colaboradores realizar denuncias o apelaciones por acciones o decisiones de líderes o colaboradores, y generar mecanismos donde el colaborador pueda ser escuchado y recibir un trato justo.

Lo que está llevando a las organizaciones al siguiente nivel, en el tema del talento humano y el liderazgo, son las culturas de innovación, especialmente cuando el colaborador puede ser protagonista a través de sugerencias o puede involucrarse en temas que afectan su entorno. En este enfoque, el clima se mejora de forma exponencial. La conformación de equipos de alto rendimiento incentiva las buenas ideas, el reconocimiento y permite dar un seguimiento oportuno.
Por todas estas razones, se ha seleccionado a la innovación como el enfoque de la presente edición. No queremos perder la carrera hacia el futuro, ese futuro tan lleno de tendencias. En ese nuevo escenario nuestros colaboradores son nuestros principales socios. La innovación genera ventajas competitivas para sacar lo mejor de los equipos directivos y del talento humano. Al final en las metas de la organización, llegan victoriosos el liderazgo y el equipo. No pueden alcanzar el éxito los unos sin los otros. Great Place to Work® está ahí para acompañarlos al siguiente nivel.

RELACIONADAS