¿Cómo construir un Great Place to Work® for ALL?

La forma de hacer negocio cambia constantemente. La confianza, el orgullo y el compañerismo son aspectos que hemos venido trabajando a lo largo de estos años … pero a partir de este año queremos introducir más componentes que mejorarán la cultura de sus organizaciones.



Por Gabriela Monterrosa – Líder de Investigación de Prácticas. Great Place to Work® Institute Centroamérica & Caribe

¿Qué es un Great Place to Work® for All? Es bien sabido que para ser parte de Los Mejores Lugares para Trabajar® es necesario que exista confianza en las organizaciones donde: se confía en las personas con las que se trabaja, se siente orgullo por lo que se hace y se disfruta con las personas que se trabaja. El componente for All es importante ahora mucho más a partir del desenvolvimiento del mercado organizacional actual.

¿Por qué es necesario agregar el componente For All? Simple: son diferentes generaciones convergiendo en un solo momento, tenemos aún baby boomers al mando de las organizaciones junto con generación X, millenials y la introducción de la generación Z. Un mundo lleno de diferentes actitudes y aptitudes, donde la tolerancia se vuelve esencial y sobre todo la valorización de potencial humano, dejando edades, raza, sexo, preferencia sexual, política o religiosa de lado para aprovechar el potencial que cada persona tiene para mejorar las condiciones de la cultura organizacional.

Por ello maximizar el potencial humano se vuelve un requerimiento para el desempeño de las organizaciones. ¿Qué significa esto? Buscamos que estas creen experiencias positivas para todos los integrantes sin importar quiénes son o qué hacen para la organización.
Las organizaciones inclusivas son las que están sentado un precedente para las demás. Michael C. Bush, CEO de Great Place to Work® Institute afirma que según los datos recolectados en los últimos estudios solamente aquellos que son inclusivos aumentan sus ingresos tres veces más rápido que los rivales menos inclusivos. Es decir que la confianza si impulsa el negocio, pero hacerlo For All lo acelera.

¿CÓMO MAXIMIZAMOS EL POTENCIAL HUMANO?

Es un paso sumamente importante y viene desde los líderes que serán los encargados de abrir los espacios para que cada colaborador sea parte de las decisiones y pueda expresar sus opiniones para mejorar la organización sin importar ninguna condición. Los líderes serán los primeros en dar el paso de vivir los valores de la organización y de inspirar a dar la milla extra a cada colaborador para que sea compatible con la misión, objetivos y valores ya establecidos.

Además resulta básico el agradecimiento. Lorena Martínez, Consultora de Great Place to Work® Institute, afirma que para cada colaborador sentirse apreciado es lo más importante para que éstos se involucren más con la organización a pesar de los salarios, beneficios, tiempo libre, capacitación o celebraciones. Crear un Great Place to Work® for All no solo demanda que la organización cuente con prácticas inclusivas, sino que el liderazgo viva su misión, visión y valores, que incentive e inspire a todos a formar parte de una sola familia.
Si estamos convencidos que tenemos un Great Place to Work® for All, sugerimos que las organizaciones consideren que hay ciertas prácticas que van en contra del mundo actual y que afectan el liderazgo efectivo:

• Socializar solamente con un grupo de miembros de la organización. Esto crea desconfianza y desanima a los colaboradores a vivir el propósito de la organización.

• Valorar las cosas antes de hablar con las personas. Dedique tiempo a fomentar las conexiones personales necesarias para que los colaboradores se sientan empoderados y comprometidos, no solo se preocupe de ver que se alcance la meta y el KPI.

• Ignorar la vida personal de los colaboradores. Los líderes de hoy deben superar las conversaciones cordiales, abrirse y ser auténticos.

• Alcanzar las metas es solo responsabilidad del líder. Debe eliminar cualquier ego unido a ser un líder, confiar más en el equipo para producir un gran trabajo.

• Exhibición de competencia técnica sobre las habilidades blandas. No puede ser un gran líder sin las habilidades para comunicarse bien con el equipo. La competencia técnica es excelente, pero como gerente, su función también es liderar e inspirar.

RELACIONADAS