Especiales
Fecha de publicación: 2019-07-22

El espacio de las Mujeres desafiantes

En agosto del 2018 pasado se llevó a cabo en Honduras el segundo Foro de Mujeres Desafiantes de Centroamérica.

Por estrategiaynegocios.net

Uno de los mayores cambios en E&N y en la región en los últimos 20 años lo constituye el papel que tienen las mujeres. Dejaron atrás su bajo perfil y su imagen de segundas en la fila, para pasar al primer lugar.La revista también se dio a la tarea de buscarlas y las encontró.

En el 2016 se publicó una nota con cuatro mujeres centroamericanas de gran influencia en el mundo. La costarricense Rebeca Grynspan, Secretaria General Iberoamericana (SEGIB); la costarricense Anabel González, directora senior Práctica Global sobre Comercio y Competitividad del Banco Mundial; la costarricense Christiana Figueres, secretaria ejecutiva de la Convención Marco de la ONU sobre el Cambio Climático (Cmnucc) y la salvadoreña Marisol Argueta, directora del World Economic Forum (WEF) para América Latina.

Tanta y tan fuerte presencia de mujeres llevó a las publicaciones en el 2017 y 2018 de las portadas +50 Mujeres Desafiantes de Centroamérica.

El grupo de las 50 lo conforman ejecutivas, científicas, ingenieras, activistas sociales, políticas, empresarias, financistas, funcionarias contra la corrupción, por la democracia, la defensa de los migrantes y la equidad; así como artistas y emprendedoras. Y de aquí surgieron los eventos de E&N más destacados de esos años.

En agosto del 2018 pasado se llevó a cabo en Honduras el segundo Foro de Mujeres Desafiantes de Centroamérica.

Al menos 10 mujeres de toda la región formaron parte de cuatro páneles: Pioneras y Disruptivas, Mujeres en las Artes, y la Economía Naranja y Empresarias, Ejecutivas y Emprendedoras.

El fin del evento, al que asistieron unas 200 personas, fue reconocer el trabajo de las mujeres centroamericanas, empoderarlas y hacer reflexionar sobre la importancia de la equidad de género.

Un año antes, parte de las 50 Mujeres Desafiantes se reunió por primera vez en El Salvador para discutir sobre la inclusión laboral y financiera, la lucha contra la violencia de género, defender a grupos indígenas, capacitar a jóvenes, diseñar políticas de Estado incluyentes, formar redes y ofrecer mentorías.

RELACIONADAS